La inclusión social en carnavales

417

El  Carnaval de Barranquilla es una fiesta para todos, pues son palpables los ejemplos de inclusión social en sus múltiples modalidades.

Por: Roque Herrera Michel

El carnaval de Carolina Segebre

En realidad en este jolgorio carnestoléndico participan sin ninguna discriminación los grupos que han sido social e históricamente excluidos por sus condiciones de desigualdad o vulnerabilidad, independientemente de su origen, condición social o actividad.

Entre ellos los afrodescendientes, los indígenas, las personas con diferente orientación sexual, los discapacitados físicos o sociales.

Para todos ellos resulta importante el ser aceptados e incluidos por la sociedad sin que se les haga sentir como “hermanos inferiores” o de “segunda categoría”.

Los talentos especiales, maestros de la alegría y la superación

Germán Ramos con Yuri Buenaventura

En los últimos años una de las poblaciones que mayor integración están teniendo en la máxima fiesta barranquillera es la de los discapacitados en sus diferentes modalidades: motoras, sensoriales, visuales, auditivas, intelectuales, psíquicas o sociales.

Hay que ser conscientes que en estos carnavales existe una legión de personas afectadas por discapacidades  que nos vienen a dar alegría, fuerzas motivacionales y de superación  a aquellos que poseen intactas su integridad  física y mental y que muchas veces están mentalmente en crisis. Ellos nos enseñan cómo vencer por medio del arte los miedos, los obstáculos, las inseguridades, las angustias y las limitaciones, en especial las de tipo mental lo cual se hace indispensable para alcanzar sus sueños.

No hay que olvidar que algunas de las manifestaciones más recordadas del arte humano surgieron de mentes sacudidas por la soledad, el dolor, la desesperación o la angustia.

Es conveniente antes saber que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 15% de la población mundial está conformada por personas con discapacidad y se estima que dicha proporción está en aumento. En los seres que presentan algún tipo de discapacidad se está aplicando la revolucionaria  teoría de las Inteligencias Múltiples (Howard Gardner), según la cual  los seres humanos no tienen, como se creía antes, un solo tipo de inteligencia si no diversas: Verbal-lingüística, Lógico-matemática, Viso-espacial, Corporal/quinestésica, Rítmico/musical, Intrapersonal, social y Naturalista. Una persona puede ser limitada en un tipo de inteligencia pero tener talento para otra. En las personas “normales” y en los discapacitados lo importante es tratar de identificar desde niño en cual área es talentoso para desarrollarle en ese campo.

Llama la atención que en nuestro medio dos de las inteligencias que más suelen desarrollar las personas con las diferentes formas de “capacidad diferente” (como prefiere llamarlo el músico Franco Hernandez)  son la quinestésica (danza) y la musical, las cuales pueden ser  aprovechadas al máximo en estas festividades curramberas.

Ejemplos de inclusión carnavalera de discapacitados 

Samuel Martínez Alcázar.

Un primer ejemplo que podemos citar es el del rey del Carnaval de los Niños 2018, Samuel Martínez Alcázar, un joven admirable diagnosticado medicamente con el síndrome de Peters, una afección que le hace tener baja visión, pero que por compensación le hizo desarrollar notablemente su oído musical.

Samuel es capaz de reproducir una melodía en un instrumento musical sin necesidad de leerla en una partitura, solo memorizándola una vez. En el 2015 presidió las fiestas del barrio Las Nieves y grabó la canción “El Vacile”, del Carnaval de los Niños.

Es de resaltar al talentoso cantante Germán Ramos, el ‘Canario de Ciudad Modesto’, quien en los últimos años ha deslumbrado a quienes lo escuchan en los carnavales por su gran voz y su energía en el escenario. Este año se presentó por segundo año consecutivo en el Carnaval de las Artes con la Banda Internacional (de Franco Hernández y Jorge Guerrero) que siempre lo acompaña y con la que grabó el Disco “El Caminante” gracias a ser  ganadores del Portafolio de Estímulos del Desarrollo Artístico de la Alcaldía de Barranquilla. Germán, quien presenta  una discapacidad motora a raíz de un Polio en su infancia, ha promovido con su grupo un  ritmo al que han bautizado “electrochalupa verbenero”. A la vez es un gran estudioso y admirador de la obra de Pacho Galán.

Óscar Osorio, hombre orquesta

Otro conocido caso de “capacidad diferente” es el del personaje Óscar Osorio, «la voz», quien deslumbra por ser un hombre orquesta y animar los carnavales en Baranoa y sus alrededores. No obstante las limitaciones físicas que le quedaron como secuela del polio que lo afectó en su niñez, Óscar dirige un programa musical en una emisora comunitaria y ha sido beneficiado por la Gobernación del Atlántico con el desarrollo de  un proyecto de emprendimiento.

Un excepcional aporte  carnavalero es el que en este año han hecho niños con Síndrome de Down de la Fundación Fundown Caribe al elaborar  el afiche oficial que sirvió al Carnaval de las Artes como imagen central de ¡Fantástico! 2019. En igual sentido  resulta loable la labor de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo de la Educación Especial, FIDES, por integrar a la sociedad a esta población. En este 2019  se llevó a cabo la edición IX del Carnaval de Barranquilla Fides, Música y Color, en donde se programó un evento folclórico en el Gran Malecón del Río, una toma del Carnaval en Santo Tomás y Malambo así como una Tertulia y el Carnaval de las Artes Especiales.

Por último vale la pena mencionar que en este año la reina del Carnaval del Atlántico, Carolina Suárez, lideró la celebración en el Cari Mental, en donde escogieron como reyes de los pacientes a dos de sus internos: Edelsy Rolong y Nicanor Donado.

Todos estos casos nos llevan a concluir que las personas con discapacidad son muy capaces y tienen potencialidades, sin embargo es necesario que se les brinde la oportunidad, se les motive para superar obstáculos y se les acepte socialmente sin ser considerados como seres inferiores. En esto resulta vital el apoyo de la familia y la búsqueda de ayuda de especialistas que refuercen la recuperación y el desarrollo de las potencialidades y áreas sanas del discapacitado. Y en lo social es importante la contribución que hacen los Carnavales en su positiva integración, condiciones de vida y respeto a sus derechos.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados