Junior: segundo paso en falso

341

Javier Castell

Una torpeza conceptual de Fuentes, al creer que en una jugada a 80 m de su propio arco, en la que el balón estaba próximo a salir por la línea lateral, era el momento para hacerle sentir al jugador rival su presencia física y carácter competitivo.

Equivocada interpretación que degeneró en una expulsión (a más de una hora del final del partido), y con ella las lógicas consecuencias nominales, tácticas, físicas y sicológicas para el equipo.

Nominales, la sustitución de Matías Fernández (acertada porque de los 10 que quedaron en la cancha es el que menos aptitudes tiene para el obligado incremento de las ayudas defensivas al quedar en inferioridad numérica) ; tácticas, porque Murillo, el reemplazo de Fuentes no tiene la salida de este por el sector izquierdo y, además,  ante la nueva condición de inferioridad, Junior se repliega más para achicar espacios, buena fórmula para disimular el jugador ausente, pero duplica el esfuerzo en el desdoble; físicas, por razones obvias.

Y sicológicas porque es inevitable que por la cabeza del jugador aparezcan dudas y temores sobre cómo librar la batalla con uno menos durante tanto tiempo. Antes de este desajuste post roja, Junior fue ordenado en defensa y tibio en ataque. Con una postura conservadora, pero sin sobresaltos defensivos. Sin ese punto de osadía y de protagonismo con la pelota que suele tener, pero aplicado para evitar visitas cercanas a Viera.

Cuando empezaba a querer mandar en el trámite llegó la expulsión. El ingreso de Hinestroza por Ruiz, en el segundo tiempo, revitalizó las aspiraciones ofensivas. Al frente tuvo a San Lorenzo, preso de la inseguridad que da una mediocre temporada y que atrofia la capacidad creativa. Solo un par de veces estuvo cerca del gol. En una de ellas, anotó el del triunfo cuando Junior vivía su mejor momento y minutos antes había errado una muy clara en los pies de Hinestroza, con la aparición del volante Martínez en el espacio entre el zaguero y el lateral izquierdo, aprovechando el equivocado posicionamiento de Murillo, que estaba muy abierto con respecto al poseedor del balón, el defensa central izquierdo de San Lorenzo, antes de lanzar el pase (debía estar más cerrado, más cerca del lado fuerte del campo).

Y luego, en la desesperación por evitar el remate, Murillo se expuso al engaño del anotador. Al final, Junior se mostró más orgulloso que organizado, razón por la cual Viera y el palo evitaron otro gol. Fin del breve análisis futbolero.

Realidad numérica: Junior está a 4 puntos de San Lorenzo y a 6 de Palmeiras con 12 en juego. Se le redujo mucho el margen de error. Le toca nadar contra la corriente. Misión que pondrá a prueba su talento y su talante.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados