Día de la mujer ¿una fecha para celebrar o conmemorar?

309

Soñadora, valiente, entregada, creativa, luchadora e intuitiva así eres tú, mujer. 

Por: Andrés R. Barros – @andgregory1992 

Cada 8 marzo, se recuerda el Día internacional de la mujer ¿y eso por qué? ¿una fecha para celebrar o conmemorar?, empecemos por definir estos términos, conmemorar puede usarse para hacer referencia a cualquier hecho, triste o alegre, festivo o luctuoso, mientras que celebrar únicamente se debe emplear para aludir a actos solemnes o acontecimientos festivos o fechas importantes, no a hechos vinculados a la muerte o a alguna circunstancia dolorosa”.  Fuente: Artículo ¿Celebrar o conmemorar?, autora: María del Rosario – Ramallo, Profesora y licenciada en Letras y Especialista en Docencia Universitaria.

La historia nos remonta al 8 marzo de 1857 cuando en New York mueren por un incendio 146 personas que marcaron la lucha por los derechos de las mujeres. Un siglo después, en 1975 la ONU declara el 8 marzo, como el día internacional de la mujer. Y justamente no es una fecha para celebrar, sino conmemorar las víctimas que entregaron su vida en pro de los derechos de las mujeres, y así ser una sociedad igualitaria en cuanto a derechos de género se refiere.  

No quiero dejar pasa la fecha para resaltar el papel de miles de mujeres que han aportado a la historia del mundo, la Iglesia, Colombia, Malambo y claro está, en mi familia y vida personal.

Por ejemplo, en el campo de la literatura y “obligadas a escribir bajo seudónimo, ninguneadas o reconocidas siglos más tarde, las mujeres no han tenido fácil destacar en el campo de las letras”, destaca el portal Europa Press a Diez escritoras más influyentes de la historia, entre las cuales resaltan: Sor Juana Inés De La Cruz, Jane Austen, Rosalía De Castro, Virginia Woolf, Gabriela Mistral, Elena Garro, Doris Lessing, Alejandra Pizarnik, Isabel Allende y Svetlana Aleksiévich. O por ejemplo, la revista Dinero, en su edición web destaca de igual manera a las 10 mujeres más influyentes del mundo en el 2018 resaltando en esta lista empresarias, políticas, activistas sociales, entre otras. Por su parte, la Iglesia Católica, y en especial el portal web Aciprensa, titula 9 mujeres que supieron “hacer lío” en la Iglesia y el mundo, desde la virgen María hasta la madre Teresa de Calcuta. Por su parte, la revista Semana tiene una lista de Las 50 mujeres más importantes de Colombia que han llegado a ocupar posiciones tan altas y en campos tan diversos de Colombia: Periodistas, políticas, empresarias, lideres, entre otras.

Ahora bien, aterrizando a mi patria chica, Malambo, hay mujeres sin igual, que desde la cultura, la historia, tradiciones y múltiples enfoques más, destacan dejando el nombre del municipio en alto: Isolina Majul, Rita Valega, Melissa Acuña, Lauren Martínez, Carmen Maria de Moya, Grimilda Florián González, Rita de Moya de Valera, Esther Maria Alandete “La Mona Esther”, Ana Maria Grau, Erenia Donado Marín, María Hernández Marin, Maria Sandoval Marchena, Roselbia Camargo Florian, Reiumunda Zambrano, Olivia Villa, Fiorella Norwood, Valentina Ruiz y muchas más que quizá se me escapan pero son Orgullo malambero.

Abuela Magola y Mami Triny (madre e hija)

Por su parte, mi vida ha estado rodeado de mujeres: mamá, abuela, tías, primas, amigas, compañeras, conocidas. Sin lugar a duda, la primera de ellas, mi madre Trinidad Barros, la que me enseñó a luchar en la vida, la que no desfalleció cuando yo, siendo un bebé, le dijeron que no me daban mucha esperanza de vida por mis múltiples problemas de salud, ella misma fue la que dijo sí puede vivir, y aquí estoy, 26 años después, que para gloria de Dios, vivo estoy, haciendo lo que me gusta y honrando la memoria de mamá. A ella, mami Triny, le debo la pasión, entrega y dedicación con la que hago mis cosas. También destaco a mi abuela Magola, quien ya no está en este mundo, al igual que mamá, pero que en vida me brindó su cariño, amor, protección y todas las enseñanzas que bien supo transmitirme. De mis tías, resalto a mi madrina, la tía Pachi (Q.E.P.D) ella con su risa y alegría nos daba otra manera de ver la vida, recuerdo cuando me decía “monseñor” en mi etapa de seminarista y la cual fue un pilar importante en mí. Y de ahí pa’ lante, miles y miles de mujeres de la parroquia, mi profesión, la vida, familia, conocidas y amigas que me han apoyado y guiado en mi joven vida. Con decirles que en varias ocasiones era yo el único entre ellas. Lo que me hacía parafrasear la frase que el arcangel Gabriel le dijo a María virgen, es decir, yo he estado siempre “Bendito entre las mujeres”.

Quiero terminar con las palabras del Papa Francisco, que realizó una reflexión en torno al papel de las mujeres en el mundo. “Hoy, 8 de marzo, me gustaría decir algo sobre la insustituible contribución de las mujeres en la construcción de un mundo que es el hogar de todos. La mujer es quien hace hermoso el mundo, lo cuida y lo mantiene vivo. Trae la gracia que hace nuevas las cosas, el abrazo que incluye, la valentía de donarse” 

Mujer, ¡Gracias por existir y enseñarnos que con perseverancia, amor, cariño y entrega se logran las cosas!. 

Compartir.

Acerca del Autor

Andrés G. Rodríguez Barros

Profesional en locución para radio y televisión, egresado de la Academia de Arte y Cultura del Caribe (AACC). Lidera hace 6 años el colectivo de comunicaciones Onda Juvenil. Director de la Cátedra Manuela Muñoz, proyecto de liderazgo y periodismo juvenil en el municipio de Malambo. Actualmente estudia comunicación social y periodismo en la Universidad del Norte.

Deja un comentario