Callar nunca fue una opción

548

Siempre he pensado que el tinte poético embellece nuestra vida, y aquí está la prueba de ello, de cómo unos versos escritos como solo Dina puede hacerlo, logran hacer que cada pequeña acción cotidiana nuestra se convierta en una expresión de arte.

Por:Estela MOnterrosa                                      @Monterrosa1961

El amor, el desamor, el sexo, la soledad, los fracasos… La vida misma coge un color diferente.Esta semana es muy especial, se ha celebrado el día de la poesía y el día de la alegría, y vamos a celebrar la publicación del libro de Dina Luz Pardo.

Quién es Dina Luz Pardo

(Nacida en San Marcos, Sucre, 1973).

Ella es y vive en modo Poesía; su profesión, la Comunicación Social y el Periodismo; su oficio, la Dirigencia Gremial y, la Gestión Cultural y Social, sus hobbies, viajar, cocinar, caminar sobre hojas secas, montar a caballo, la fotografía  y contemplar la tarde con sus matices amarillos.

Libros publicados: Los poemarios “Quebranto de flor” (1998), “El leve trazo de mis huellas” (2008), “Albricias y un ponqué de ilusiones” (2008) y “Concierto sobre el fuego -poética culinaria-” (211).   Ha participado en festivales internacionales de poesía en Perú, Argentina, Ecuador, Cuba, México y Colombia. Algunos de sus poemas  han sido traducidos al italiano, portugués, catalán e inglés.

Sus poemas han sido incluidos en antologías como Premio de Poesía Simón Bolívar, El Libertador, Edizioni Lo Spazio, Italia (2010 y 2014); Las voces de las mariposas, México (2012); El Rostro Secreto de Eros, Parnasus, Argentina (2013); Los Poetas van a la escuela, Barranquilla (2013); IV Tomo de la Antología del Colectivo-poético MaríaMulata, SantaBárbara Editores, Barranquilla (2015), Cartagena de Indias, Territorio Literario, Pygmalion editores, Madrid, (2016); Grito de Mujer, Madrid, (2016); Revista Víacuarenta, Memorias del Festival Internacional PoeMaRío (2014 y 2016); La Guardarraya, del periódico Día a Día News de los Ángeles, USA, (2016); antología del Liceo poético de Bernidorm, Madrid (2017); Autores Selectos, antología internacional, Junín, Argentina, Instituto Cultural Latinoamericano (2018); Antología Acaso alguien camine nuestros pasos, Pigmalión Editores, Madrid (2018); Antología Internacional Multilingual Amaravati Poetic Prism, India  (2018); Libro “Paisaje cinematográfico colombiano” de la productora Burning Blue, Bogotá (2018).

Recibió el Segundo premio en el 1er. Certamen Internacional de Poesía en Honor a la Gastronomía, Argentina (2018);  Quinto Premio en XXXV Concurso Internacional de Poesía y Narrativa del Instituto Cultural Latinoamericano, Junín, Argentina (2013); Ganadora de una Beca de circulación internacional para creadores, investigadores y emprendedores del área de literatura, del Ministerio de Cultura de Colombia, a través del programa de estímulos 2011.

Fue homenajeada por el Colectivo poético MariaMulata en su 5ª versión, en el año 2014; obtuvo reconocimiento en el año “Barranquilla, capital Americana de la Cultura, 2013”, Junto a cinco poetas (Amira De la Rosa, Meira Delmar, Fadir Delgado, Marvel Luz Moreno, Carmen Escorcia) por parte de la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo de esta ciudad, por la ingente labor a la preservación de nuestra riqueza cultural, a través de la literatura (2013).

Como dijo Marlene Zertuche: Este libro no es un grito burdo para hacerse notar, estas páginas son un canto a la existencia de la mujer y si Dina Luz canta, de alguna manera, todas las mujeres cantamos.

“Callar nunca fue una opción”,  pero en esta ocasión sí, porque Dina Luz nos lleva por un recorrido de todo el cuerpo, un recorrido en donde es mejor callar para disfrutar de nuestros cinco sentidos; un recorrido en donde a pesar de decirnos que estamos solos, vemos que no; un recorrido en donde nos caemos y nos levantemos, en el que como el vals, un paso adelante y otro paso atrás; pero sobre todo, un recorrido en donde nos enseña a amarnos.

Un sorbo de vino y un poema.

Mientras nos sumergimos en este mar de poemas, aprendemos el lenguaje del silencio, del placer, de las caricias, de los besos, de la oscuridad, de la compañía y la soledad. Nos damos cuenta que la piel se escucha, que los mimos se huelen, que un abrazo se saborea, que hay más de una forma de tocarnos, y que en la oscuridad también se puede ver la belleza. Así mismo, asimilamos el dolor del destierro, de vivir a veces en un desierto callar nunca fue una opción, su pensamiento-palabra crea y se recrea en la liberación de moradas secretas, estancias íntimas en donde habitan las esencias del amor y el erotismo, como razones supremas de la sinrazón y como fundamentos de una alegría totalizadora.

Este  libro En la inusitada travesía por todas las dimensiones del amor, entre el infierno, el purgatorio y el paraíso, la autora de este libro de poemas, relatos y autorretratos, agota sabiamente sus diferentes coyunturas. Y en su perfecto ir y venir de emociones y contradicciones, el amor contado y el deseo cantado, brotan a cada regreso de la ola nupcial.

Porque en la palabra lírica de Dina Luz Pardo el amor es jadeo, es lucha, es baile, es agonía, es hambre y es cocina, es sed y es claro vino de congojas marinas. Y es pasión desbocada o reflexiva que a cada instante nace, crece, decrece, muere o resucita. Es, en últimas, carne y espíritu, mente y alma, que atraviesa en bello vuelo de palabras la ancha avenida del deseo.lleno de personas, de estar aquí y en ninguna parte al mismo tiempo. El cielo es un vacío.

Pero en el momento de la presentación, mi corazón latirá fuertemente porque amo a la mujer poeta o poetisa, siempre se lo he dicho,sus poemas,me llegan al corazón,tal vez es lo que yo quiero decir,pero quien lo escribe es Dina,Luz de mi corazón y de mi sentir poético.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Avatar

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3024019715

Los comentarios están cerrados