Del cianuro a la pentolita

351

Por:Estela Monterrosa                                              @monterrosa1961

Ayer fue un día más que triste, un atentado terrorista a la Escuela General Santander, dio origen a la muerte de más de 20 personas. jóvenes estudiantes que eligieron el camino del bien, cuando hubieran podido optar por cualquier otro camino y estaban preparándose en un centro académico para formarse como personas de bien”, a más de esto, quedan otros interrogantes, qué nos hacemos: ¿Quién está detrás de este atentado’’? ¿Quién quiere desestabilizar la seguridad de Colombia?

En un momento en que el país se  desarrolla cotidianamente entre marchas estudiantiles que solicitan más presupuesto para la educación, marchas para que renuncie el fiscal de la nación, enredado en el mayor escándalo de corrupción como fue el de Odebrecht, los diálogos con el ELN, para firmar con ellos también la paz, pero del cual no es muy gustoso el presidente Ivan Duque.

Entonces podemos preguntarnos, ¿Sera que esta bomba tiene nombres propios?

Deja mucho que pensar este atentado, realizado en unos de los sitios que tiene un estándar de seguridad muy alto. Si inteligencia militar y el Ministro de Defensa, sabían del atentado, por qué no se tomaron medidas de seguridad frente a la amenaza terrorista? Omisión tipo 911? La periodista Diana Gómez Zuleta se pregunta: ¿Entonces cómo sabe el Ministro de Defensa que lo estaban planeando hace meses y lo dice así tan campante? ¿O nos está mintiendo?

Ahora ya según las investigaciones las personas que ejecutaron el atentado fueron los guerrilleros del ELN, y el ministro de defensa se dedicó a lanzar flores al fiscal, eso no va a impedir que el pueblo colombiano siga pidiendo su renuncia, hay cosas en estas declaraciones del ministro que nos hacen dudar de lo que dicen, como que: Algo huele mal, muy mal, el ministro de defensa “Guillermo Botero” nos está viendo la cara. Que era suicida, pero ahora no se sabe. Que fue el Mocho, pero ya lo habían dado de baja. Que entraron por delante, pero ahora es atrás. Que no quedó nada, pero las huellas sí. Ante estos hechos, como hacemos para no separarnos más como país, y estar unidos ante el terrorismo?

Es decir, que para el Ministro de Defensa, un “mocho” fue el que manejó el automóvil sin problema y lo aceleró y maniobró para ingresar a la fuerza al establecimiento. Es tan difícil tener confianza en este gobierno y sus declaraciones.

Rapidez de la investigación

Ministro de Defensa está en este momento entregando el informe de la súper investigación (resalta la labor de Duque y Néstor Humberto Martínez) que apenas tardó “horas”. El atentado fue cometido por el explosivista con un PRONTUARIO, dice. ¿Entonces por qué no tenía antecedentes? Preguntas estas que quedan sin respuesta y son las que nos hacen dudar de las explicaciones del gobierno. Lo peor de todo es que uno sienta que no puede confiar en funcionarios que están a cargo, sobre todo en esa persona  que ocupa el cargo de ministro de defensa, La lamboneria de este señor que dice ser “Ministro de Defensa” para con el Fiscal de Odebrecht/Sarmiento no tiene presentación, tratando de lavar la imagen de un corrupto, malhechor. Justificando un atentado concebido desde las altas esferas del gobierno, que eso es lo que quieren ocultar, con esas enmarañadas declaraciones que confunden a la gente, como quien dice, en río revuelto, ganancia de pescadores o  confunde y reinaras, lo que da más rabia es ,como juegan con la gente y su dolor, jóvenes de Colombia y el exterior víctimas inocentes de una operación para tapar la bola de nieve que viene creciendo con la corrupción del país, este no es un hecho aislado, de las muertes con cianuro, todo esto va en un mismo costal. Los buenos somos más, pero tenemos que hacer más. Unidos contra el terrorismo y la impunidad

Pentolita: Según la definición del glosario de Indumil este material es un “Explosivo resultado de la mezcla entre el TNT y la Pentrita, en proporción 50/50 (% en peso)”.

Este explosivo sólido es utilizado con diferentes fines militares y civiles. Es muy sensible al calor y los golpes por lo que su principal peligro es la explosión instantánea.

La pentolita tiene una velocidad 

de detonación de unos 7.800 metros por segundo. Esta potencia es suficiente para formar una onda explosiva de más de un kilómetro.

Compartir.

Acerca del Autor

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3024019715

Los comentarios están cerrados