Jóvenes pioneros del Malambo que queremos

492

La juventud sigue marcando la diferencia, está vez desde las novenas en el sector Cañahuate, Malambo.

Por: Valentina Martínez Sarmiento – Talento Onda Juvenil

Malambo, municipio que ha acogido a propios y visitantes como sus hijos, tocado por la pobreza y la constante llegada de migrantes, principalmente Venezolanos; se convierte en un lugar con muchas necesidades.

En esta época de festividad y aguinaldos la mayoría de los padres malamberos atraviesan fuertes problemas económicos, que les hace muy difícil hacer llegar a sus hijos un obsequio de navidad; allí entra el papel de personas caritativas dispuestas a regalar sonrisas a niños vulnerables, y a su vez ser una luz de esperanza para la sociedad; este es el caso de un grupo de amigos con la voluntad y el carácter para hacer el cambio con pequeñas acciones. 

Duván Charris es un joven trabajador y emprendedor que tuvo la idea de empezar una linda labor social junto con sus amigos, ellos desde hace cuatro años realizan novenas en barrios vulnerables del municipio, novenas en las cuales participan los niños del mismo.

Siempre nos interesamos por causas sociales y todo esto, para de pronto llevarles una sonrisa” Duván Charris

La invitación se hace directamente, llegan de casa en casa convocando a los niños para que asistan a las novenas, en las que el último día, 24 de diciembre, se entregan regalos a todos ellos. “El primer día no fue fácil, porque muchos de nosotros nos encontramos de viaje” dijo Tania De Moya, otra de las integrantes de este grupo de jóvenes amigos.

Este proyecto inició en el 2015, en el barrio brisas de río, Malambo. En el cual se realizó durante tres años seguidos, este año debido a la fuerte ola de migración y de dificultades que se han vivido, los jóvenes decidieron realizar las novenas en el sector Cañahuate que se veía más amenazado y vulnerado. 

El grupo de jóvenes varía al pasar los años, pues algunos no asisten por ocupaciones laborales o porque se han trasladado, pero la labor no para, pues ellos brindan su tiempo y su trabajo, para sacarle a los niños una sonrisa.

Los regalos, los refrigerios y demás recursos los obtienen de donaciones voluntarias por parte de sus familiares y conocidos, pero la mayoría sale de su propios bolsillo, este año por primera vez tuvieron apoyo de la empresa Postobón, en la parte de los obsequios. 

Una jornada con ellos

Viernes, 21 de Diciembre del 2018, era temprano, y en el sector del Cañahuate, en un pequeño patio, se encontraban sentados muy ansiosos y alegres, más de 100 niños, acompañados algunos por sus madres; todos a espera de la novena que realizaron 7 jóvenes, que se encontraban presentes. Los pequeños niños movían sus maracas artesanales, de checas que se golpeaban entre sí produciendo un sonido que solo representaba alegría, llenos de emoción y gozo meneaban sus maracas al ritmo de los villancicos; mientras que los jóvenes felices al presenciar la divertida escena daban comienzo a el sexto día de novenas. 

En el público predominaban los niños venezolanos que esperaban tener una alegre navidad a pesar de todo lo que habían atravesado. No pasó mucho tiempo para que se iniciara la lectura de las oraciones y el canto de los villancicos y el popular y tan esperado coro de los gozos: “Ven ven ven, ven a  nuestras almas, Jesús, ven ven ven, ven a nuestras almas, no tardes tanto, no tardes tanto, Jesús, ven ven…” 

No era fácil para ellos mantener el orden entre más de 100 niños, y al mismo tiempo mantenerlos felices, pero el hecho no estaba en lo difícil que se les hiciera el trabajo, el hecho estaba en que ellos a pesar de todo, lo hacían con el carisma y la alegría que creaba una ambiente juvenil, lleno de sonrisas.

No fue tan impactante para mí la sonrisa de los niños, pues esa era la labor de los jóvenes, fue los rostros de diversión y felicidad de los jóvenes por realizar esta labor, sin obligación ni remuneración a cambio.

Lineth Meza, Saudy Meza, Duban Charris, Arlinton de Jesús, torres vega, Sayana De Los Reyes, Karoll Sevilla Estrada, Tania Demoya Romero y Lizzete Demoya Romero; son los jóvenes a quienes les dedico este espacio, ellos fueron los responsables de cientos de sonrisas estos últimos años; Gracias por ser un cambio, y hacer con poco, mucho. Ustedes son los  pioneros del Malambo que queremos. 

¡Felicitaciones chicos!

Compartir.

Acerca del Autor

Colectivo de Comunicaciones Onda Juvenil

Colectivo de comunicaciones conformado por niños, niñas y jóvenes de Malambo con nueve (9) años de experiencia en la radio local desde el periodismo y la comunicación para el cambio social. En la actualidad contamos con dos semilleros de liderazgo y periodismo: Onda Kids y Cátedra Manuela Muñoz en los cuales buscamos empoderar a los niños, niñas y jóvenes en los temas de liderazgo, emprendimiento y periodismo que generen un cambio social en el municipio, sus hogares y entornos.

Los comentarios están cerrados

 Vulnerability scanner