Guillermo Carbonell, la pasión por encarnar a Papá Noel

236

Desde hace 10 años, asumió el rol de Papá Noel, para llevar felicidad a los niños pobres que están hospitalizados.


Por: Francisco Figueroa Turcios

Guillermo Carbonell

Guillermo Carbonell Martínez, cuando estudiaba bachillerato en el colegio Biffi La Salle, su proyecto de vida era ser futbolista profesional: jugaba centro delantero. Sus padre, Guillermo y Ada no estaban de acuerdo con ese proyecto de vida, por cuanto ellos soñaban que su hijo fuera un  profesional de la medicina o un gran ingeniero mecánico.

“Cuando levante el trofeo que me acreditaba como máximo goleador del Torneo Nacional de los Colegios La Salle, en ese instante soñaba con  repetir esa misma hazaña con el Junior en el fútbol profesional colombiano.

En ese momento, la alegría fue en partida doble:  goleador y campeón. Estos dos hechos afincaron más mi objetivo de ser futbolista profesional, pero no encontré el respaldo de mis padres.

En esa época nuestros padres tenían otros códigos referente a la practica del fútbol: no lo veían como un proyecto de vida. Soy un futbolista frustrado”, reconoce  Guillermo Carbonell, quien todavía muestra sus destellos de goleador en la Copa Tecnoglass-Acord.

Guillermo tuvo como entrenador en el Colegio Biffi La Salle a Javier Castell, quien le enseño los secretos para jugar como centro delantero, ya que él vivió esa experiencia como jugador de Junior en los años 80. El fútbol perdió en Guillermo Carbonell un eximio goleador .

Del fútbol al periodismo

Guillermo Carbonell Martínez

Como el fútbol era la pasión de Guillermo Carbonell, el periodismo  le permitía mantener el hilo conductor con esa profesión, por lo que no dudó estudiar Comunicación Social- Periodismo.

“Comencé a estudiar periodismo en el año 1991 en la Universidad Autónoma del Caribe todavía con la nostalgia de no haber podido cumplir el sueño de ser futbolista profesional.

Lo que si tenía claro era que el deporte sería mi fuente en el periodismo porque el fútbol me dio las herramientas para desempeñarme en esta profesión” señala Guillermo Carbonell en relación al aterrizaje forzoso en el periodismo.

Guillermo mientras estudiaba periodismo , encontró en Hugo Illera, el ángel que le abrió las puertas para iniciar su carrera profesional.

“Mi gran escuela en el periodismo fue el programa ´Los Informadores Deportivo´, donde encontré en Hugo Illera, director se este espacio radial un gran maestro que me enseño el ABC del periodismo deportivo. Para mi fue gran experiencia estudiar y al mismo tiempo ejercer el periodismo”, relata Guillermo Carbonell, un gran referente del periodismo deportivo en Barranquilla.

Papá Noel

Guillermo Carbonell, papá Noel

Vestido de Papá Noel, Guillermo Carbonell, ha repartido juguetes y abrazos, también ha tenido que parar al pie de la cama, con las lágrimas recorriendo sus mejillas, para escuchar las historias de pequeños que se encuentran en una situación compleja.

“Hay un hecho que me marcó en mi labor de Papá Noel. Fue en el hospitalito infantil, cuando una de las enfermeras  me dijo que ´ingresara al pabellón de los niños quemados porque ellos querían ver a Papá Noel´.

Yo no lo quería hacerlo pero ingresé pero a los pocos segundo salí llorando con el corazón destrozado porque habían niños con grandes quemaduras que me impactaron. Le entregué los regalos a la enfermera para que ella los repartiera” relata Guillermo Carbonell, sobre los momentos más duros de repartir regalos.
Él, reconoce que no ha sido fácil sostener esta bonita obra social. “Ha sido complicado, siempre hay obstáculos, pero gracias al apoyo de muchas personas podemos sacar adelante esta labor”, acota.

La idea de llegar vestido de Papá Noel surgió porque así empezó a entregarle los regalos a sus dos hijos, Andrés Felipe y Gabriel. Y gracias a Fernando Navarro, de la Fundación Sonreír Recreación, cuenta con el disfraz año tras año.

Guillermo esta comprometido en continuar llevando alegría a quien no la tiene. Él se dio cuenta que puede compartir un poquito, que podría  cambiar el ambiente aunque sea por unas horas, cambiarle el día a los niños y no solo a ellos, sino a sus familiares.

“Hay niños que tienen la ilusión de recibir un regalo esta Navidad, un balón, una muñeca y sus padres no tienen la posibilidad por los gastos que supone esta enfermedad, es por eso que todos los años hacemos lo imposible por conseguir los detalles y solidarizarnos con los familiares”, sostiene Guillermo Carbonell, quien hace una gesta loable.

Llevar alegría en medio de la desesperanza a las clínicas, es la tarea que hace 10 Guillermo Carbonell para las fechas de Navidad. A Guillermo lo acompañan en esta labor sus hermanos María Margarita y Alberto Carbonell. Su hijo Andrés Felipe y su novia Osiris Gutiérrez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Deja un comentario