Cómo proteger el corazón juniorista

512

Es bastante alta la carga emocional que en estas dos semanas está recibiendo el corazón de un Juniorista.

Por: Roque Herrera Michel

Resulta más fuerte que nunca la descarga de adrenalina que tiene que soportar la vital víscera de un aficionado Tiburón que aprecia los 4 partidos de las finales de las Copa Sudamericana (frente a Paranaense brasilero) y la Liga Aguila II -2018 (ante el colombiano D.I. Medellín).

Definitivamente, como dijera el inolvidable Edgar Perea, son “partidos no aptos para cardíacos”, pues la emotiva válvula se somete a un exagerado voltaje que, Dios no lo quiera, puede poner en emergencia cardiovascular a más de un seguidor de la rojiblanca, a menos que tome las debidas precauciones.

Este riesgo no solo se corre durante el partido sino también antes y después del mismo. El ejemplo más cercano ocurrió en Madrid el pasado domingo cuando un aficionado de 68 años sufrió un “paro cardiorrespiratorio” cuando se dirigía al estadio Santiago Bernabéu para presenciar la final de la Copa Libertadores entre los equipos argentinos River Plate y Boca Junior.

Fútbol y corazón
Es prácticamente imposible recomendarle a un afiebrado por la pasión rojiblanca que se prive de vivir estos intensos partidos de final de ambos campeonatos. Pero resulta importante ser previsivos con fines de no poner en riesgo el equilibrio rítmico del corazón ante tanta emoción.

Las estadísticas no mienten. Un estudio brasileño de junio del 2013 encontró que hubo un aumento de infartos cardíacos en Brasil durante los días en que jugó la selección en los cuatro campeonatos mundiales de fútbol: 1998, 2002, 2006 y 2010. Según una investigación publicada en la Revista Española de Cardiología, en la temporada 2000-2001 se registraron siete muertes por problemas coronarios en el Camp Nou.

Por su parte especialistas alemanes publicaron en agosto de 2008 en la revista New England Journal of Medicine los resultados del más serio estudio hecho para ver la relación entre el mirar un emocionante partido de fútbol y la posibilidad de sufrir un ataque al corazón. Los científicos analizaron el número de casos de infartos cardíacos y episodios de arritmias cardíacas (alteraciones eléctricas del corazón) que se atendieron durante todo el mes que duró el campeonato mundial de fútbol de 2006 en Alemania. La gran conclusión de este estudio es que el número de infartos cardíacos aumentó en 260% durante los días que jugó la selección alemana y que el 47% de infartados tenían antecedentes de enfermedad cardíaca. Encontraron que fue más frecuente en hombres que en mujeres. Los picos de incidencia de problemas cardiovasculares fueron máximos durante las primeras dos horas tras el inicio de cada partido.

Precauciones a tomar en partidos de infarto

Médicos consultados indicaron que las situaciones de crisis cardíacas que se pueden dar en estos partidos decembrinos del Junior son absolutamente prevenibles y controlables tomándose las adecuadas medidas por parte del aficionado sea que tenga o no antecedentes coronarios.
Los especialistas explican que “cuando una persona experimenta una situación de estrés, aumenta su presión arterial y frecuencia cardíaca; sin embargo, si esto sucede con un paciente con antecedentes cardíacos va a tener mayor número de arritmias y alguna pueden ser malignas, las cuales si no se manejan adecuadamente pueden desencadenar en una muerte súbita. Dichos riesgos se incrementan si se da una definición por penales”.

Entre las principales recomendaciones para evitar infartos, arritmias cardíacas y accidentes cerebrovasculares al apreciar los partidos de Junior en ambas finales, podríamos mencionar:

  1. Las personas con antecedentes hipertensivos, arritmias u otras afecciones cardiacas deben asumir medidas preventivas tales como controlar durante el partido su tensión arterial o la administración o el aumento en la dosis de fármacos, siempre bajo prescripción médica. De esto también deben estar atentos los familiares. Las personas que ya se saben vulnerables se les aconseja que tengan el número de emergencias y ambulancias a mano.
  2. Se aconseja adoptar técnicas de relajación antes, durante y después del partido. Mentalícese en no tomar el partido “tan a pecho”. La preparación psicológica es importante para no dejarse llevar en exceso por las emociones.
  3. Auto-contrólese no sostenga discusiones acaloradas con una persona con la que no está de acuerdo en la apreciación de alguna jugada o una decisión arbitral que considere injusta. Recuerde que es sólo un juego.
  4. Se deben hacer varias pausas activas tales como levantarse, estirar brazos y piernas, y durante el entretiempo del partido caminar unos minutos.
  5. Evite comer en exceso antes del encuentro, ya que esto sobrecarga el trabajo del corazón. La grasa que se acumula en un “abdomen cervecero” puede aumentar el peligro de sufrir un infarto. Tampoco se debe consumir bebidas energizantes en el día que va a ver el partido.
  6. Durante la observación del encuentro se debe evitar fumar, consumir bebidas azucaradas o alcohólicas y las picadas altas en sal y grasas que elevan la tensión arterial (snacks, quesos grasosos, papas fritas, chicharrones, embutidos) y más bien reemplazarlos por frutos secos, semillas de marañón, picadas de frutas o vegetales y untables light.
  7. Si durante el partido percibe sensaciones extrañas en su corazón, deje de verlo por unos minutos, dé un paseo, respire hondo y realiza ejercicios de relajación. Si las sensaciones se intensifican y siente dolor en el pecho, en la mandíbula, en los brazos o en la parte alta del estómago, no espere a que finalice el encuentro y solicite ayuda médica.
  8. Si la definición es por Penales y usted posee antecedentes coronarios es mejor que no los vea y se aísle a un sitio lejano y esperar a que otros le cuenten después los resultados del partido.
  9. Si el Junior gana, no se deje llevar por la euforia excesiva ya que le puede llevar a emociones y esfuerzos riesgosos…..y si las cosas no salen tan bien (Dios no lo quiera) no se deje llevar por la tristeza. Pensar positivo y en forma realista siempre resulta bueno para su salud.

En fin hay que ver los partidos del Junior de estas dos emocionantes finales con la entrega y pasión que se merece pero sin poner en riesgo el “mango” que con orgullo late debajo de la camiseta rojiblanca anhelando la octava estrella.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

1 comentario