“El poder de lo invisible”, de María Paula Moreno Zapata

268

La autora de este libro fue en 2007 la primer mujer afrocolombiana en ser ministra de Cultura, a los 28 años de edad. 

Por: Gustavo Tatis Guerra

María Paula Moreno Zapata

La ex ministra de Cultura 2007, María Paula Moreno Zapata, ha escrito un libro que narra sus vivencias de región y país: El poder de lo invisible. Memorias de solidaridad, humanidad y resistencia, publicado por Random House, en 2018, que presentará en Cartagena, el 13 de diciembre, en la Cooperación Española.

Más allá de ser la primera mujer afrocolombiana en tener un cargo ministerial a sus 28 años, Moreno Zapata es una de las conciencias vivientes de este país y una líder que impulsa desde 2010, la  Corporación Manos Visibles.

Su libro es una visión de país, un viaje a los orígenes ancestrales de su familia, la región y la nación, y una reflexión sobre el largo proceso que vivió para ir tras sus propias convicciones.

María Paula Moreno es ingeniera industrial, diplomada en lengua y culturas italianas, MPhil en Filosofía de la Gestión de la Universidad de Cambridge, con estudios de planeación urbana y liderazgo en MIT y Yale University.

Ha recibido diversos reconocimientos a su gestión, entre ellos, la Orden San Carlos, la Orden del Águila Azteca del gobierno de México y el Premio a la Excelencia Fulbright.

En 2013 fue reconocida como una de las cien mujeres líderes afrodescendientes más influyentes.

Fundó la Corporación Manos Visibles que empodera líderes y organizaciones excluidas con el fin de cambiar las relaciones de poder. Actualmente es miembro de la junta directiva de la Fundación Ford.

Pensar la identidad

María Paula Moreno Zapata

Desde su posesión como ministra, Moreno Zapata tuvo claro el papel de la cultura en la transformación de la vida de la región y el país:

“La cultura ha sido históricamente un determinante social de desarrollo, la mano invisible que motiva a las personas a mejorar sus condiciones de vida. Ha sido el  principal motor de cambio y cohesión social en momentos de crisis; el fundamento de un nacionalismo que promueve la continua interconexión con lo global”.

Ella siguió el consejo de su mentor Malcolm Deas, profesor de la Universidad de Oxford, a quien ella le pidió un consejo antes de posesionarse y el le dijo lo siguiente en un mensaje de gran sabiduría:

“Recuerda asumir esta posición con prudencia, honestidad, transparencia y sinceridad.

Aférrate a tu familia y a las personas más cercanas a ti, muchos van a aparecer queriendo parecer tus amigos, pero en realidad cuentas con la gente de antes. Siempre deja espacio para construir y priorizar lo que vas a entregar cuando termines.

Concéntrate en tu gestión y sé muy selectiva en las cosas a las que prestas atención”.

Este libro es la memoria de diez años de escritura y pensamiento sobre ese país fragmentado e invisible.

Presentación en Cartagena

El libro será presentado el 13 de diciembre en el Centro de Formación de la Cooperación Española, dentro de la apertura de la Fiesta de la Palabra y las Artes Sílaba de Agua 2018 en Cartagena, que aglutina a poetas, artistas y creadores de Colombia, México, Venezuela y Brasil. La actividad es abierta al público.
La presencia de la ex ministra de Cultura se hace posible gracias al Centro de Formación de la Cooperación Española, la Fundación Sílaba de Agua y la Cámara de Comercio de Cartagena.

Las lecciones sabias de la abuela

“Mi abuela vivía en San Rafael, un corregimiento a diez kilómetros del centro de Santander de Quilichao.

En ese mismo lugar había nacido en una casa de barro con techo de paja y piso de tierra.

Mi abuela tenía una clara filosofía: repetía que todo pasa en la vida, tanto lo bueno como lo malo. Así que había que estar preparado para todo. Una de sus expresiones cotidianas era: “Mientras los gatos duermen, los ratones se pasean”, con la que reiteraba la necesidad de estar alerta y ser capaces de leer las intenciones y motivaciones de los otros.

“Jamás digas ‘no puedo’ sin haberlo intentado al menos una vez”, era otra de sus frases.

Sin embargo, lo suyo no era solo intentarlo. Una determinación con sentido de dignidad, ya que añadía que no éramos ni más ni menos que quienes nos rodeaban, sin importar la condición social, económica o el poder que tuvieran.

No había razón para sentir temor o inseguridad. Nosotros nos merecíamos avanzar”.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados