«¡Hombe, Presidente Duque, no sabía que esta vaina es la economía naranja!»

907

El consagrado artista samario Carlos Vives intervino en el panel con el presidente Iván Duque y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. Este evento, en el Puerta de Oro, reúne a más de 3 mil participantes nacionales e internacionales. 

 

Por Rafael Sarmiento Coley

El día que el sultán Muda Hassal Bolkiah se tome el último sorbo de petróleo en el pequeño estado-isla de Brunei, con tan solo 415 mil habitantes, se acabará el mito del hombre que más riquezas ha acumulado con la contaminante y poderosa industria de los hidrocarburos.

Y si por casualidad es el mismo día en que de los grifos de las estaciones de gasolina de la poderosa familia Rockefeller no salga una gota de nafta, ese día – hay que repetirlo—se habrá afianzado en el mundo la ‘Economía Naranja’. La humanidad, más temprano que tarde, tiene que dar ese paso antes de que a todos nos lleve pindanga.

Es posible que eso no sea por ahora, y tal vez se requieran otros cien años para que los ricos del mundo acepten la realidad palpable que dejó Alejandro Magno, el ambicioso y pragmático rey de Macedonia (Grecia), en su testamento: “Todos mis tesoros serán regados por los caminos por donde caminé y conquisté ciudades y pueblos, para demostrar que uno debe regresar a la tierra tal como vino, porque nada de lo acumulado como fortuna se puede llevar”. La divina providencia quiera que este video biográfico de uno de los más poderosos conquistadores (y depredadores) del mundo antiguo lo vieran nuestros multimillonarios William Vélez (el rey Midas de las basuras en Colombia); Luis Carlos Sarmiento (el banquero archimillonario que se ufana de ganarse 12 billones de pesos en cada trimestre del año), y don Carlos Ardila Lülle, entre otros.

 

Carlos Vives y Carlos Alberto Moreno. El artista samario demostró que tiene garra para ‘el servicio social’, desde la Alcaldía, si sus paisanos así lo quieren.

Uno de los colombianos que más dominio tiene sobre los principios esenciales del modelo económico naranja es Iván Duque Márquez. Está convencido del talento, la creatividad y la sensibilidad de los colombianos. Valores connaturales de la Economía Naranja.

Un modelo económico poco conocido, tanto así que este lunes durante la jornada inaugural del Foro Mic en el centro de eventos Puerta de Oro de Barranquilla, el consagrado cantante y compositor samario Carlos Vives, uno de los panelistas al lado del presidente de la República Iván Duque Márquez y del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, dijo, sorprendido y sin ruborizarse, luego de escuchar a sus compañeros de panel: “¡Hombe, Presidente Duque, ahora comprendo que esta vaina que yo estoy haciendo es la madre de la economía naranja”. Las carcajadas ahogaron por varios minutos el sonido de los micrófonos de los panelistas.

¡Esa es la economía naranja!

Irene Arias Hofman, gerente general de BID LAB, y una de las expositoras más sobresalientes en la misión que al respecto realiza el BID.

Cuando el atestado auditorio poco a poco apagó sus carcajadas, el Presidente Duque le respondió a Vives: “¡Sí, Carlos, tú con la recuperación de nuestras raíces ancestrales y la inclusión de otros matices de enorme valor agregado a nuestra cultura musical, claro, esa es la Economía Naranja!”.

Vives se entusiasmó cuando el presidente del BID le pidió que hablara un poco del ambicioso proyecto que desarrolla en su tierra natal.

Recordó que es muy lamentable que una de las ciudades más antiguas de América (está próxima a cumplir 500 años de su fundación), se encuentre en medio de la dicotomía sobre si debe ser una ciudad industrial o un destino turístico. Actividades antagónicas. El carbón ya ha alejado ambiciosos proyectos de desarrollo turístico, porque la gente siente el polvillo del ‘oro negro’ en el aire. No se pueden vestir de blanco, porque terminan vestidos de negro. Circula de boca en boca en la zona turística del Rodadero que una dama de alta alcurnia, que llegó en uno de los tantos cruceros atraídos por las bellezas naturales de ese sector, atraída por el olor de la arepa e’ huevo pidió que le sirvieran una y un vaso de leche. La distinguida turista, por estar saboreando con deleite y donaire su arepa e’ huevo, no se dio cuenta que su vaso de leche estaba más negro que blanco. ¡Pegó el grito en el cielo! y pidió hablar con el gerente del restaurante. Con voz fuerte lo increpó: «No es posible que sus meseros sean sordos o tontos…yo pedir un vaso con leche y me trae un café con leche». En ese caso el remedio era peor que la enfermedad. Cómo carajos explicarle a aquella iracunda turista que eso no era café sino polvillo de carbón que vuela desde los puertos de embarque, todo ello como consecuencia de la ambición desmedida de un grupito de inversionistas samarios, capaces de venderle el alma a lucifer con tal de hacerse a una incalculable fortuna por el camino más corto.

O como dice Luis Alberto Moreno con ironía, en Colombia hay que suspender la venta de mermelada por el grave efecto en la salud pública, pues las consecuencias del consumo en exceso de ese apetecido manjar es que la población con gota diabética crece como la espuma.

(Aquí un paréntesis: Una cosa sí es muy cierta. Cuando Roberto Gerlein llegó al Congreso pesaba 76 kilos soportados por 1.79 de estatura, hoy pasa de los 200. José David Name Cardozo llegó pesando 67 kilos y ya va por los 95. Y eso no solo se ve a nivel de congresistas. La mermelada se mete como cucaracha por todos los vericuetos del sector público. Para la muestra un botón, Miguel Lozano Ariza, el alcalde en la sombra, semana tras semana se le ve por su casa de modas de confianza, ‘Sarveg’, estirando hasta donde más se pueda para que puedan cerrarle los pantalones).

Emocionado por la pregunta que le formuló Luis Alberto Moreno, dijo que trabaja en un proyecto ambicioso y junto con los samarios: hacer del barrio ‘Pescaíto’ un sector modelo. “Barranquilla lo sabe de sobra, pues de allí vinieron las primeras danzas y cumbiambas del Carnaval, y de allí también vinieron para el glorioso Junior luminarias de la talla mundial de Carlos ‘El Pibe’ Valderrama”.

Luis Alberto Moreno e Iván Duque se miraron con una sonrisa socarrona y no se sabe si fue que hablaron al mismo tiempo, porque al final no quedó claro de quién fue la propuesta…: «¡Aquí está el futuro alcalde de Santa Marta!”. Y de nuevo las carcajadas a todo timbal en el auditorio que estuvo tan lleno, que agotaron todas sillas y hubo que traer de una bodega de Siape 1.100 banquitos de madera que ya están pintados con motivos alegóricos al Carnaval 2019.

“Estos tienen que ser los cuatro años en los que la industria creativa de Colombia se posicione ante el mundo”, agregó el presidente Duque.

El mandatario destacó el enorme interés que ha despertado en Colombia un modelo económico más incluyente, menos contaminante. Al intervenir en el XXI Foro Interamericano de la Microempresa (Foromic 2018), en Barranquilla, el Mandatario explicó los frentes en los que el Gobierno está trabajando para impulsar la Economía Naranja en el país.

El Mandatario citó que, a través de la iniciativa ‘Reactiva Colombia’, de Findeter, se dispone de cerca de 400 mil millones de pesos en créditos a mayores plazos y mejores tasas para que los alcaldes y gobernadores puedan construir infraestructura al servicio del desarrollo de la Economía Naranja.

Además, con Bancóldex, se lanzó el programa de los Bonos Naranja, que contempla el financiamiento a 10 y 15 años para los emprendedores, a tasas bastante competitivas.

Duque tuvo un sueño

“Mi sueño como Presidente de Colombia es que esta tierra de creatividad sea reconocida así en el mundo y que nosotros no tengamos miedo a convertir a Colombia en una potencia cultural (…). Estos tienen que ser los cuatro años donde la industria creativa de Colombia se posicione ante el mundo”, así lo afirmó el Presidente Iván Duque Márquez al intervenir en el XXI Foro Interamericano de la Microempresa (Foromic 2018), que se realizó este lunes en el Centro de Convenciones de Barranquilla.

El presidente de la República tuvo que seguir sus charlas sobre la Economía Naranja.

“En la Ley de Financiamiento que presentaremos esta semana al Congreso, vamos a proponer cero impuesto de renta, por los primeros cinco años, para todos los emprendedores creativos digitales y de transformación tecnológica en el país”, afirmó.

Así mismo, “lanzamos dos iniciativas de financiamiento. Una a través de Findeter, que se llama ‘Reactiva Colombia’, donde hay cerca de 400 mil millones de pesos de créditos, a mayores plazos y mejores tasas, para que los alcaldes y gobernadores puedan construir infraestructura al servicio del desarrollo de la Economía Naranja”, explicó.

Agregó que con Bancoldex se lanzó el programa de los Bonos Naranja, que contempla el financiamiento a 10 y 15 años para los emprendedores, a tasas bastante competitivas.

“Si hay uno de los temas en los que queremos dejar una gran huella es que el Gobierno nuestro sea siempre recordado como el gobierno que puso la cultura como protagonista en la agenda desarrollo de Colombia”, indicó.

Educación y revolución de contenidos

El Mandatario también habló sobre la necesidad que tiene Colombia de incluir en la educación valores que impulsen la creatividad.

“Tenemos hoy que darle al sistema educativo el protagonismo para que sea una incubadora de esa creatividad y ese talento y, más allá de ciencias, matemáticas y lenguaje, volver a formar en humanismo, en literatura, en música, en danza, y entender que ahí es donde un país como Colombia va a seguir produciendo esa gran riqueza cultural”, sostuvo.

Además, el Jefe de Estado se refirió a la urgencia que tiene el país por llegar a la revolución de los contenidos, para lo cual es necesario acelerar la conectividad.

“Si nosotros queremos que la Economía Naranja siga creciendo, como debe crecer en nuestros países, tiene que ir de la mano con todo el desarrollo digital, la conectividad y el acceso a internet de alta velocidad”, afirmó.

Finalmente, el Presidente Duque dio un ejemplo sobre la importancia que tiene la cultura en la economía de un país. Señaló que el proyecto hidroeléctrico de las Tres Gargantas, en China, tuvo un costo de 25 mil millones de dólares entre 1980 y 2012, mientras que en el mismo período los 10 musicales más importantes de Broadway vendieron en boletería y mercadeo 27 mil millones de dólares, 2 mil millones de dólares más que el costo de la citada obra de ingeniería.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados

 Vulnerability scanner