Daniel Coronell vino a Barranquilla a hablar de periodismo, y no de Uribe, pero…

41

La Universidad del Norte y El Heraldo lo invitaron a dar la charla central de lanzamiento de la primera Maestría en Periodismo de Barranquilla, y tercera en el país.

Por Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Daniel Coronell, bogotano, 54 años, ejerce el periodismo combativo desde que era un pasante en el Noticiero de las 7 en la década de 1980. Ha sido desde entonces el principal investigador periodístico de varios de los temas que se convirtieron en procesos judiciales contra el hoy senador Álvaro Uribe Vélez.

El rigor y el arrojo con que Daniel Coronell asume cada investigación, cuyos resultados suele publicar en su columna habitual en la revista Semana, son la base desde la cual se ha erigido como el periodista más leído de Colombia y uno de los más reputados del país en el plano internacional. En la actualidad ejerce como vicepresidente de Noticias de Univisión, que es la quinta cadena de televisión más seguida de los Estados Unidos y la primera de habla hispana.

Eso hace que ni Petro, ni Santos ni ningún otro político colombiano sean la antítesis de Álvaro Uribe Vélez. El principal contradictor del político más poderoso de Colombia no proviene de la política, sino del periodismo, y tiene nombre propio: Daniel Coronell.

La Maestría de la Uninorte y el Heraldo

La Universidad del Norte y El Heraldo se propusieron el reto conjunto de ofertar una Maestría en Periodismo “que narre el Caribe colombiano desde la mejor formación. Porque todo el mundo dice ser periodista cuando tiene un celular en la mano, pero los verdaderos periodistas necesitan formarse”, señaló en breves palabras Alberto De Castro, Decano de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad del Norte.

La base de esa reflexión la había puesto Jesús Ferro Bayona, anterior rector de la Uninorte, y Marco Schwartz, director de El Heraldo, mientras charlaban de manera informal en un parque de Barranquilla.  Schwartz lo recordó hoy en el lanzamiento de la Maestría: “Hago un reconocimiento a Jesús Ferro Bayona, con quien se nos ocurrió la idea y de inmediato la pusimos en marcha, que el actual rector Adolfo Meisel Roca acoge para hacerla realidad”.

El componente ‘diferencial’ en el convenio con El Heraldo es que los maestrantes asistirán durante todo un semestre a la redacción del diario en una especie de “gran laboratorio del ejercicio periodístico por donde han pasado varios de los mejores periodistas del Caribe colombiano y del país”, resaltó Alberto Martínez, director del Programa de Comunicación Social de la Universidad del Norte.

Y justo para empezar con pie de fuerza ese reto de ofrecer una formación posgradual de periodistas a partir de 2019, decidieron que el primer invitado a hablar sobre el periodismo puro y duro fuera Daniel Coronell.

Lo que dijo Daniel Coronell

“Quiero hacerle un reconocimiento inicial a la Universidad Externado de Colombia, donde me formé, porque hoy agradezco el pensamiento libre y crítico que en ella me ayudaron a desarrollar desde mi época de estudiante. Doy gracias porque pude estudiar el oficio al que me he dedicado con toda pasión”.

“Y quiero también reconocer a quien fue mi primer jefe en el periodismo, quien primero me orientó. Esa persona es del Caribe colombiano, es el periodista que me desbarató con sus conocimientos mis primeras cuartillas. Ese es Heriberto Fiorillo, a quien le hago este reconocimiento”.

Luego de esas primeras palabras, Daniel Coronell compartió apuntes, datos y reflexiones a través de las cuales mostró sin tapujos las costuras del oficio y la experiencia de vida a lo largo de treinta años en los que ha sido amenazado infinidad de veces e incluso ha tenido que exiliarse, todo ello por lograr hitos noticiosos colombianos de eco internacional, como las primeras pruebas que desenmascararon el entrenamiento paramilitar a cargo del israelí Yair Klein en la década de 1980, así como la revelación de las pruebas que confirman que durante la toma del Palacio de Justicia por parte del grupo guerrillero M-19 un magistrado no murió en el fuego cruzado, versión que durante veintidós años manejó el Ejército Nacional, sino que salió vivo y caminando para luego ser torturado y asesinado con un tiro de gracia, dejando una estela de preguntas sobre su destino fatal.

Hay personas hoy para las que es más importante la ideología que los hechos, aunque esos hechos demuestren que lo que piensan ellas está errado“.

Los periodistas no estamos para que nos den las gracias ni para buscar el aplauso de la gente. Porque noticia es lo que frecuentemente la gente no quiere ver“.

En la charla, que por momentos fue cátedra del oficio y en otros fue relato de su experiencia de vida, Daniel Coronell soltó frases como esas en las que palpita la esencial contracorriente del periodismo, con la cual este consagrado reportero y director de medios afronta sin tregua la realidad de corrupción política, de violencia y de narcotráfico que aún hoy lacra a la sociedad desde las más altas esferas del poder colombiano.

“Si los periodistas nos dedicáramos a repetir lo que la mayoría piensa, entonces a estas alturas todavía estaríamos diciendo que la Tierra es plana”.

Noticia es mostrar que hay un mundo por fuera de los prejuicios establecidos por los ‘medios ratificados’“. Esta frase en especial, en la que Coronell no diferencia medios tradicionales de medios alternativos, sino que considera que hay unos ‘medios ratificados’ y otros que ejercen el periodismo de manera independiente, se hiló con las palabras iniciales del director de El Heraldo, Marco Schwartz, quien en su breve intervención decidió plantear a los asistentes una reflexión sobre el debate actual entre nuevos medios y periodismo tradicional. “Creo que medios como El Heraldo no somos tradicionales -dijo Marco Schwartz-, como algunos se refieren de manera despectiva; sino con historia, somos marcas cimentadas. Y creo que tanto los nuevos medios como los medios con historia somos necesarios y todos usamos la tecnología, nos adaptamos a ella, pero principalmente trabajamos en el sentido de garantizar la calidad de un oficio que es tan importante para la sociedad”.

Luego Coronell explicó cómo solo cuando los medios han producido la información noticiosa, esta se constituye en una realidad que la sociedad comparte. “Si en un suceso está la versión constatada de una fuente, de un testigo, y esa versión riñe con lo que se cuenta en los medios, siempre habrá prevalencia en la realidad publicada. Por eso el periodista debe ir más allá de lo que se cuenta en los medios”, expuso como ejemplo.

Las noticias falsas, es decir las mentiras, son más antiguas que el periodismo

Para analizar con más profundidad el famoso tema de las noticias falsas, conocidas en inglés como ‘fake news’, Coronell se centró en el ejemplo estadounidense: “Alguien adora al presidente Donald Trump y este dice que CNN es una fábrica de fake news y que hay una serie de medios que lo persiguen. Entonces ese alguien terminará silenciando o atacando también a esos medios, porque es la tendencia que está ocurriendo en las redes sociales digitales donde nos centramos solo en las ideas de personas por las que tenemos afecto y aislamos y perseguimos al resto”.

“Ese paradójico aislamiento en una supuesta era tecnológica que nos acerca e integra, está causando un grave aislamiento que nos lleva incluso a la violencia”.

Más sobre periodismo puro y duro

“En el rigor periodístico no hay punto intermedio: si se hace una buena investigación con el propósito de ser un nuevo mega expositor que le pone inteligencia al periodismo, eso es lo que la gente va a recibir. Pero si se hace un mal periodismo, falto de rigor y tendencioso, ‘así sea blanco el marrano, la morcilla siempre será negra’“.

El periodismo es un contrapoder, es decir que no es un aplaudidor de poderes sino que está para hacer preguntas, para cuestionar al poder. Y ese poder puede ser el decano, el alcalde, el presidente o el Papa. Lo que pasa es que estamos adoctrinados en un periodismo paternalista. No cuestionamos nada'”.

En el periodismo, el verdadero jefe del periodista debe ser el lector, la sociedad, y no el dueño del medio“.

Y llegó el tema Uribe

“Preparé esta charla basándome solo en ejemplos de otros países, especialmente en Estados Unidos. No uso ejemplos de Colombia porque no quiero que esto sea una reivindicación personal mía contra alguien, sino que hagamos una reflexión periodística. Porque al periodismo es a lo que me dedico”. 

A pesar de que Daniel Coronell varias veces hizo énfasis en que el propósito de su charla era de reflexión general sobre el oficio, en el auditorio de la Universidad del Norte casi podía tocarse con los dedos la ansiedad del público, que no quería que el periodista se fuera sin tocar el tema de las denuncias y enfrentamientos públicos que a menudo tiene con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

La oportunidad llegó una vez finalizada la disertación individual, cuando Daniel Coronell participó en una charla-entrevista con los investigadores docentes de la Uninorte, Marta Milena Barrios, Juan Pablo Ferro y Farouk Caballero.

Fue la investigadora de medios periodísticos, Marta Milena Barrios, quien le puso el cascabel al gato: “Con mis estudiantes -le dijo la profesora Barrios- hemos analizado sus columnas en la revista Semana y encontramos que el 45% de sus contenidos están relacionados con Álvaro Uribe Vélez. ¿Porqué le dedica tanto tiempo y espacio?”.

Coronell le respondió enseguida con frases que hicieron estallar la ansiedad de los asistentes: “Ese porcentaje es muy bajo, debería ser más, porque de Uribe depende el 90% de los males de Colombia”. Y apuntaló:

Según Coronell, “con Uribe ocurrió el síndrome del bombero, que es que en Colombia había un conflicto armado y una inseguridad tan grande que había que buscar a un bombero para que apagara ese incendio, sea quien fuere y sin importar si luego el bombero terminaba siendo un delincuente sin principios morales. Uribe hizo en ese momento muchos cosas buenas, pero también hizo muchas cosas malas. Mi deber como periodista ha sido investigar e informar“.

Sobre financiación y nuevas formas narrativas

“Los medios necesitan un nuevo y mejor esquema de financiación para ser sostenibles e independientes. Porque en la medida en que dependan más del rico del pueblo o del político del pueblo, no podrán ser independientes”.

Cuando Daniel Coronell empezó en el oficio, las noticias se difundían en las mañanas como un texto en el periódico impreso, luego eran leídas en una cabina de locución y finalmente eran ‘tapadas’ con imágenes para ser emitidas por un noticiero. Así era la rutina diaria antes de internet y que el gran compositor puertorriqueño ‘Tite’ Curet Alonso describe con maestría en la canción ‘Periódico de ayer‘.

Coronell empezó así, leyendo como un prestidigitador los cables de noticias que llegaban de las agencias internacionales. Desde ahí viene el camino de uno de los periodistas con mayor reputación en nuestra historia reciente y quien hoy desde los Estados Unidos sigue narrando a los colombianos la información detallada de la corrupción que ‘medios ratificados’ del país no cuentan, “porque no pueden, porque no quieren, porque no se atreven o porque simplemente no les sirve, porque no les es rentable ni favorable que la gente se entere de una realidad que de todas maneras está ahí y hay que contarla“.

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Editor general de Lachachara.co y gestor de proyectos de la Fundación La Cháchara. Ejerce el oficio periodístico desde niño, combinado en la actualidad con la docencia universitaria, asesorías en comunicación para personas y organizaciones. También practica manifestaciones artísticas como la poesía, la pintura y la realización audiovisual. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3182484320

2 comentarios

  1. Guidelatur el

    Sin el ánimo de estar a favor ni del uno ni del otro al Cesar lo q es del Cesar este Sr no Se Le quita lo inteligente pero debe darle gracias a Uribe por su fama pues lo utilizó desde un incio para este fin y aún Seguirá en eso , sin duda alguna así sea en lo oculto debe darle gracias …..hay muchos ejemplos de gente q toma fama a costillas de otro hasta en el vallenato con las piquerias
    Es mi opinión

  2. El dia que Este sujeto malnacido y resentido no calumnia e insulta al Dr Uribe, ese dia no hay comida en la casa.que bueno aye nos contara su vinculacion con su socio justo pastor perafan, preso en USA y asimismo. con el otro Mafioso el bandivillegas.la fiscal i