Reír y llorar por el Caribe cuenta

565

Sus historias venidas de otros mundos atrajeron a miles de barranquilleros. Así fue:

Por Jorge Mario Sarmiento Figueroa

En la sala de Luneta 50 ya no cabe un alma más. Ponen sillas en la sala y la gente se sienta feliz en el piso.

Aldo Méndez, uno de los grandes cuenteros del mundo que viene expresamente a Barranquilla a participar en el Caribe Cuenta, narra la emocionante historia del niño que subía por las largas barbas del abuelo y de los paseos que juntos daban por el pueblo. Contó de cómo en la única calle larga de Meneses, en su natal Cuba, que la atraviesa y va a dar al mar, un día el abuelo por primera vez regañó al nieto. Ese regaño le dolió tanto al niño, que ya no quería ser su amigo. Pero el abuelo se dio cuenta a tiempo, detuvo sus pasos, se arrodilló, lo abrazó y le dijo: “Perdóname, algún día tú serás quien me lleve a mí de la mano y yo seré ya tan torpe que me tropezaré y no tendré cuidado ni para mirar a los lados al momento de cruzar la calle”.

A más de uno se nos salieron las lágrimas sin importar si éramos nietos, padres, hermanos, amigos, parejas, familias o abuelos. Yo estaba esa noche en Luneta 50 acompañado de mi abuela. Y enseguida que nos enjugamos las lágrimas, Aldo nos hizo reír a carcajadas con otra historia en la que un gallo quería ir a un matrimonio pero en el camino el pico se le ensució. Y entonces ya no llorábamos de nostalgia, sino de risa.

Aldo Méndez emigró a España, en política se considera a sí mismo un marxista pop. Pero no se dedica a arengar nada y a nadie, sino a recorrer el mundo con infinidad de historias que él cuenta con una destreza y una sensibilidad únicas, sembrando emociones y sabiduría en cada escenario. Junto a él han venido al Caribe Cuenta, a lo largo de dos décadas, cuenteros de Argelia, de Camerún, de Francia, de España, de Argentina, de Costa Rica, de Venezuela, de todas las regiones de Colombia y de varios municipios del Atlántico, para convertirlo en uno de los festivales de cuenteros más importantes de Colombia y de Latinoamérica.

Miles de barranquilleros cada año nos damos cita entre Barranquilla y municipios como Galapa, para disfrutar, “para emocionarnos”, como dice mágicamente Zoila Sotomayor, quien junto a su esposo Manuel Sánchez lidera la fundación Luneta 50, casa matriz del Caribe Cuenta. En La Cháchara hicimos este mosaico de momentos para recordar el Caribe Cuenta 2018, como una manera de llorar que se haya terminado, y de reír porque lo bueno siempre nos deja un bello recuerdo y la esperanza de volver a disfrutarlo.

Aldo Méndez 

Ana Coralia Fernández

Jaime De Ávila

Yeimy Reyes

Niño cuentero de Galapa

Galería de fotos

 

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Editor general de Lachachara.co y gestor de proyectos de la Fundación La Cháchara. Ejerce el oficio periodístico desde niño, combinado en la actualidad con la docencia universitaria, asesorías en comunicación para personas y organizaciones. También practica manifestaciones artísticas como la poesía, la pintura y la realización audiovisual. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3182484320

Los comentarios están cerrados