Gobierno tuvo la culpa de la crisis de Electricaribe

623

Minhacianda le puso conejo al servicio de la energía en los siete departamentos de la Costa Caribe. Se requiere un operador con músculo financiero, honradez y eficiencia. 

Por Rafael Sarmiento Coley

“Esta región no soporta un apagón más”. ¡Desde luego que no, estimado señor Procurador General de la Nación Fernando Carrillo Florez!

El socio operador (inversionista privado, piratas de nuevo cuño) “no hicieron la inversión en redes, pero tampoco hicieron inversión social y nunca participó la ciudadanía de nuestro Caribe en la solución del problema”. Así es, señor Carrillo. Lo peor de todo fue que en aquellos momentos aciagos para el sector energético costeño no hubo un Carrillo Florez con los pantalones bien puestos para meter en cintura a los bandidos ‘empresarios de la energía costeña’. Tan imbéciles los muy ‘aviones’, que en vez de construir una modesta sede propia para sus oficinas administrativas, cometieron la desfachatez de alquilar un edificio acabado de construir. No se sabe por cuanto es el arriendo mensual. Se asegura que pasa de los $300 millones mensuales. La bicoca de $3.600 millones anuales. ¿Y quién es el afortunado dueño de semejante joya de edificio? La Fiscalía General tiene la palabra.

Minminas y Energía María Fernanda Suarez, Marco Shwaerdt y Juan Manuel Buelvas.

“El no pago de servicio por parte de las entidades oficiales, que conocen el problema mejor que nadie, a junio 30 del 2018 ascendió a $234 mil millones”.

¡Ahora sí que dio usted en el clavo señor Carrillo Florez! El Estado colombiano, en todos sus niveles responsables de velar por los buenos servicios públicos domiciliarios, le puso conejo a las electrificadoras de la Costa Caribe.

El conejo más grande fue el del gobierno central con su famoso Plan  Caribe 5, consistente en el aporte desde el Ministerio de Hacienda de cuatro billones de pesos durante los años 2015-2016-2017. De lo cual sólo se aportó el risible e irrespetuoso 10%. (Y con este Minhacienda Carrasquilla, que es un tragaldaba, será peor).

Una historia de éxitos

Senador Efraín Cepeda Sarabia, uno de los que más ha insistido en una solución de fondo al problema energético costeño.

Una de las patrañas de quienes han fracasado como administradores del sector eléctrico de la región es que “el costeño tiene muy arraigada la cultura del no pago”. Claro, si empresarios estúpidos prestan un pésimo servicio, los usuarios, que no son ningunos majaderos, no pagan por un servicio que no reciben a satisfacción.

El mejor ejemplo es Triple A y Gases del Caribe. Ninguna de ellas jamás ha tenido problema con carteras vencidas. En la historia del servicio de energía en Atlántico hubo la época de la Compañía Colombiana de Energía, de empresarios estadounidenses. Fue la época de oro de este servicio. Luego los gringos se aburrieron del negocio y vendieron la empresa al Departamento, con el acierto de haber designado a un gerente barranquillero que vivía en la azotea del entonces edificio más alto de Barranquilla. Desde allí vigilaba casi toda la noche hacia los cuatro costados cardinales de la ciudad para ver si había algún apagón.

Dumek Turbay, gobernador de Bolívar.

Si sus binoculares de largo alcance divisaban un sector a oscuras, el insulto era para los operarios de turno por el sistema interno de radio, y a los cinco minutos el problema estaba resuelto.

Más adelante vino la misión del Gobierno de Estados Unidos dentro del denominado Plan Marshall para recuperar la economía maltrecha de estos países pobres como consecuencia de la segunda Guerra Mundial.

Colombia tuvo la suerte de que al frente de la Misión que vino al país estuvo Lauchlin Currie, un economista canadiense nacionalizado en Estados Unidos y en Colombia (aquí falleció el 23 de diciembre de 1993).

Dentro de los múltiples proyectos diseñados y recomendados por la Misión Currie estuvo el del desarrollo de La Mojana como región agrícola y ganadera, y la creación de una fuerte Corporación Eléctrica de la Costa Caribe Colombiana (Corelca), que aprovechara recursos naturales no renovables como el carbón y el gas, y los ríos de cuerpos sólidos para centrales hidroeléctricas como las de Urrá, Río Cañas y Ranchería en La Guajira.

Durante más de dos décadas, con la dirección de gerentes eficientes, honestos y comprometidos con la región como fue el caso del desaparecido Jacobo Acosta Bendek, Álvaro Osorio Carbonell y Eduardo Verano De la Rosa, Corelca fue modelo de producción y distribución de energía confiable. Jamás hubo problema. Sin embargo, Gobiernos nacionales de turno permitieron que un sector de la clase dirigente costeña rapaz se apoderada de Corelca, y hasta ahí llegó la dicha.

Pero nadie puede negar que un sistema centralizado regional prestaría un mejor servicio energético que siete electrificadoras atomizadas y administradas manga por hombro.

La otra desgracia

Faltaba otra escala del infierno energético de los costeños. La desgracia de las electrificadoras de los siete departamentos insulares de la Costa Caribe colombiana fue haber caído en manos de unos aventureros inversionistas venezolanos que andaban con sus capitales llamados ‘golondrinas’ buscando tierra alta como la tanga para invertir en patria ajena lejos de la dictadura de Hugo Chávez, quien ya los tenía en la mira.

De esa manera los inversionistas, como las pandillas del oeste americano, llegaron a Colombia y compraron a precio de vaca flaca el grupo de las siete electrificadoras.

Como era apenas obvio, unos inversionistas de pacotilla cuya fortuna había surgido de la venta de huevos y ‘otras cositas’ en barrios pobres de Caracas, como Petares, no pudieron con las electrificadoras y las vendieron al primero que les puso unos dólares en la mano.

Este martes en Barranquilla, en el Coliseo de los Fundadores de la Uninorte, Carrillo Flórez advirtió que “el problema de Electricaribe es más complejo que aumentar las tarifas”, y anunció la creación de una comisión de seguimiento, en compañía de la Contraloría General de la República, a las salidas que el Estado proponga para superar una crisis de más de 20 años.

Al instalar la “Audiencia de rendición de cuentas sobre Electricaribe”, Carrillo Flórez aseguró que “este es el punto de partida de lo que debe ser una solución en donde si algo debe primar es la responsabilidad colectiva para adoptar soluciones”.

Con cabeza fría

“Una solución con frialdad, con criterios técnicos, con rapidez. Una salida que sea inteligente y que sea novedosa, que arranque precisamente de la definición de lo que van a ser las matrices energéticas de este país hacia adelante, porque buena parte de la miopía con la que hemos abordado estos temas ha tenido que ver precisamente con desestimar, por ejemplo, las energías alternativas”.

El Procurador anunció que el trabajo articulado con el Contralor, Felipe Córdoba, también abarca el proceso de exploración del nuevo operador porque “necesitamos transparencia absoluta y dejar a un lado cualquier asomo de prácticas que no se compadezcan con el uso de los recursos públicos o de la moralidad administrativa”.

Para Carrillo Flórez la región Caribe “no soporta un apagón más” y los ciudadanos no pueden seguir pagando por la negligencia y la omisión de las autoridades. Lamentó la falta de inversión por parte de Electricaribe en redes eléctricas, pero en especial la ausencia de diálogo con las comunidades.

“No hicieron la inversión en redes, pero tampoco hicieron inversión social y nunca participó la ciudadanía de nuestro Caribe en la solución de este problema”.

Invitó a la ciudadanía a respetar la legalidad y a no seguir incurriendo en el círculo vicioso de no pagar las facturas del servicio.

“Nuestros procuradores y contralores regionales y provinciales van a estar en contacto permanente con la ciudadanía. Necesitamos veedurías ciudadanas, que nos estén contando lo que está pasando con la prestación del servicio. Necesitamos inversión social con las comunidades para que se vea un relacionamiento claro y que la ciudadanía asuma su responsabilidad. Hay derechos, por supuesto, pero hay deberes y el principal de los deberes es respetar los derechos de los demás”.

Diagnóstico

Frente a la crisis que vive la región Caribe, el Procurador General aseguró que hay mucho diagnóstico, pero pocas soluciones y que han faltado decisiones políticas de fondo para superar los problemas energéticos que se presentan en la actualidad.

El jefe del Ministerio Público hizo un recuento del estado en el que se encuentra la empresa que fue intervenida desde 2016 y explicó que solo en el año 2017 se registraron más de 80.000 quejas, de las cuales el 75% fueron por descontentos en la facturación y el 19% por el mal servicio. Además, aumentaron los cortes de energía con interrupciones del servicio de 85 horas en 2016 a casi 100 horas en 2017.

Así mismo, advirtió que el “Plan Caribe”, previó inversiones de 4 billones de pesos, pero “quedó en un simple anuncio y la respuesta no llegó ni al 10%”.

Según un informe presentado por el agente especial interventor de Electricaribe, Javier Lastra, de 1.212.574 kilómetros de longitud en redes que tiene la empresa, 410.412 kilómetros se encuentran en mal estado, y el 59,4% de los transformadores que están operando tienen descomposición excesiva.

Entre 2007 y 2018 la deuda a Electricaribe ascendió a 2.3 billones de pesos. Más del 50%, de las deudas pertenecen a los usuarios de estrato 1, 2 y los barrios subnormales, aunque los estratos 5 y 6 también están debiendo. La suma de la deuda de los comerciantes y los industriales asciende a 350.000 millones de pesos.

“Las cifras claramente indican que las pérdidas oscilan entre el 18% y el 20% anual en esta compañía. El no pago de servicio por parte de las entidades oficiales, que conocen el problema mejor que nadie, a junio 30 del 2018 ascendió a 234. 000 millones de pesos”.

En la audiencia, que se llevó a cabo en el coliseo de la Universidad del Norte, participaron la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez; la superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios (e), María Paula Jaramillo; el director ejecutivo de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), Christian Jaramillo; el presidente de Electricaribe, Edgardo Sojo, y director de la Unidad de Planeación Minero Energética-Upme, Ricardo Ramírez.

También participaron números Congresistas, gobernadores, alcaldes, concejales y veedores cívicos de la región.

En su intervención, la ministra de Minas y Energía aclaró que el Gobierno Nacional no está preparando un acto administrativo que devuelva Electricaribe a Gas Natural Fenosa y se comprometió que a finales de septiembre reactivará la búsqueda de un nuevo operador eficiente y financieramente viable.

(Ministra, y que tenga músculo financiero y conozca siquiera qué es un polo a tierra. Si existe voluntad política por parte del Gobierno de Iván Duque, aquí mismo en la reunión podrá reunirse un buen grupo de inversionistas honestos y capaces, claro, con buen recurso en bancos, para ponerle el pecho a la energía).

Por su parte, la superintendente encargada explicó las acciones de la entidad para dejar a un lado e fantasma del apagón de energía y aseguró que sigue vigilando la empresa a pesar de que está intervenida. A su turno, el director de la CREG aseguró que hasta el 19 de septiembre tiene plazo Electricaribe para evaluar una propuesta sobre el hipotético aumento de las tarifas y agregó que espera que el informe contenga metas de calidad ambiciosas para ser analizadas.

El presidente de Electricaribe, Edgardo Sojo, compartió el estado actual de la empresa y mencionó los desafíos del nuevo operador en la prestación del servicio de energía en la costa Caribe.

En su intervención, el gobernador de Atlántico, Eduardo Verano, habló en nombre de los gobernadores de la región y advirtió que la región pierde $13.804 millones de pesos corrientes por hora de suspensión en el servicio. Además, pidió al Gobierno Nacional acciones concretas para solucionar la problemática e incrementar el presupuesto de los subsidios de energía.

“Pedimos celeridad en las obras, todos hemos insistido y no aceptaremos que sea vía tarifa que se hagan las inversiones”, puntualizó Verano.

Al evento también asistieron congresistas de la región, alcaldes de las ciudades capitales, personeros, líderes y usuarios.

  Las soluciones no dan espera: Minmina

Edgar Martínez Romero, gobernador de Sucre.

La Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, asistió a la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas de Electricaribe, realizada en el Coliseo de la Universidad del Norte de la ciudad de Barranquilla, donde expresó el compromiso del Gobierno en la búsqueda de soluciones que permitan garantizar de manera confiable y segura la prestación del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.

En el encuentro que fue liderado por el Procurador de la Nación, Fernando Carrillo, la Ministra María Fernanda Suárez fue enfática en señalar el interés del Gobierno Nacional en poner a disposición recursos que permitan que la compañía intervenida continúe suministrando el servicio de energía. “Estamos trabajando desde el primer día en la búsqueda de una solución estructural y definitiva. Antes de finalizar septiembre se reiniciará el proceso de búsqueda de un operador eficiente y con solvencia financiera para que lleve a cabo las inversiones que se requieren y la calidad del servicio empiece a mejorar.”, indicó la Ministra.

Además, la jefe de cartera resaltó el apoyo que le brindará la Nación a Electricaribe para que pueda continuar con sus inversiones. “La Nación tiene que emitir una garantía de inversión por 735 mil millones para que la Electricaribe pueda tomar endeudamiento financiero y estos serán recursos que la empresa invertirá en el 2019”, señaló la Ministra.

Al evento asistieron los Gobernadores de: Atlántico, Eduardo Ignacio Verano De la Rosa; Bolívar, Dumek Turbay; La Guajira, Tania Buitrago; Magdalena, Rosa Cotes; Córdoba, Sandra Devia y Sucre, Édgar Martínez.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados