Elías Rodríguez, el retratista que despertó en la calle

891

Dibujar retratos es un don que Dios le regaló.

Por: Francisco Figueroa Turcios

Elìas rodrìguez, un excelente artista

Elías Rodríguez fue un habitante de la calle desde que tenía los 10 años de edad. Su madre, Eloísa, desde muy pequeño lo obligaba todos los domingos asistir a misa, y cuando se negaba a hacerlo era víctima de fuertes castigos.

“Yo desde que tuve uso de razón escuchaba las historias de que los sacerdotes violaban a los niños, por lo que le  tenía pánico al cura de Armero (Tolima), mi tierra natal. Por esa razón no acompañaba a mi mamá a misa. Cuando cumplí los 10 años, ese día no quise acompañar a mi mamá a misa, cuando ella regresó de la iglesia me azotó, por lo que tomé la decisión de irme de la casa para jamás regresar”, confiesa Elías Rodríguez, un excelente artista callejero.

Fue habitante de la calle, fue víctima de la escopolamina y estuvo durante muchos años deambulando por diferentes ciudades de Colombia y al final aterrizó en Barranquilla. “Jamás he fumado marihuana. Viví en la calle porque no me pertenecía a raíz de una sustancia que me dieron para robarme. Cuando llegué a Barranquilla pensé que estaba en Santa Marta. Esa percepción la tuve durante mucho tiempo”, recuerda Elías mientras continúa pintando el cuadro de Jorge Luis, un joven que lo buscó encantado de lo que hacía sus manos. Por eso le confió esta obra para regalársela a su novia.

Bendecido por Dios 

Elìas pinta retratos en la calle

Elías Rodríguez, gracias a la misericordia de Dios, salió del mundo enlagunado en que permaneció  por más de diez años a raíz de la fuerte dosis  de  escopolamina que le borró el chip de su vida.

“Fue un milagro de Dios de permitirme recobrar la memoria porque yo estaba muerto en vida, no sabía quién era yo. Deambulaba por las calles.  Lo único que no perdí fue la cédula. Al recobrar la memoria, Dios me premió con el don de la pintura. No estudié este arte. Mi fuerte es hacer retratos. Cuando pinto paisajes no me fluye igual el lápiz, hago unas chambonadas”, explica Elías, quien se ubica en la esquina de la calle 70 con la carrera 44  nutriendo su arte.

Retrato de Alex Char

La estrategia de Elías para atraer la clientela es colocar los retratos  de Alex Char, alcalde de Barranquilla, pintado en carboncillo; uno de Iván Duque, Presidente de Colombia, dibujado en oleo; y uno Donald  Trump, presidente de los Estados Unidos, plasmado en carboncillo.

“Esos tres cuadros no los vendo porque son los referentes de mi trabajo para que la gente que pasa por aquí tenga una idea clara de mis pinturas.

Por ejemplo, si aquí se me presenta Alex Char, no le vendo ese retrato, lo que puedo hacer es  volverlo a pintar  porque es el ‘gancho’ con que yo atraigo a mis clientes. El alcalde de Barranquilla es muy popular”, confiesa Elías Rodríguez sobre la estrategia de venta.

Elías es alérgico a las entrevistas porque no le gusta la fama, porque según él la mayoría de los famosos se creen dioses pero tienen los pies de barro.

Todos los transeúntes que pasan por la calle 70 con la carrera 44 se detienen para ver a pintar a Elías, a quien Dios le dio el don de dibujar retratos con sus prodigiosas manos.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados