Cómo cambia la vida de un vendedor ambulante

472

Después de 60 años de caminar las calles, por fin Jorge Martelo Cantillo encuentra la tranquilidad de espíritu en un sitio de reposo para vender sus artesanías. 

Por Rafael Sarmiento Coley/Fotos Nira Figueroa

En los años 60 y 70 del siglo pasado caminar por debajo de lo que se denominaban las ‘tribunas del despilfarro’ era como bajar al infierno de Dante, por los horripilantes olores de bazuqueros llenos de piojos, malandros con un mes sin bañarse, ratas que se alimentaban de los orines y detritus de la gente de ese submundo en el corazón barranquillero.

El alcalde Alejandro Char corta la cinta, con la colaboración de la Reina del Carnaval 2019 Carlina Segebre Abudinen, rodeados del jacarandoso mundo carnavalero.

Muchos peatones preferían cruzar la acera sin importarles el riesgo de quedar bajo las llantas de los buses al mando de choferes que parecen drogados porque van a toda velocidad sin importar a quién atropellan o matan.

Más tarde, poco a poco, vendedores ambulantes que estaban en el Paseo Bolívar con 20 de Julio fueron subiendo hasta llegar al alar de las desdichadas tribunas del despilfarro. No tan cerca de las cuevas de drogadictos y atracadores, para poder atraer a algunos compradores incautos. Entonces el grave problema de hombres y mujeres era que no tenían dónde evacuar excrementos y orines. A las cuevas no podían entrar porque los marihuaneros y maleantes los dejaban hasta sin ropa interior.

En las escalinatas de las vergonzantes tribunas del despilfarro, este viernes se le dio vida útil a un verdadero antro.

Entonces tenían que pegar una carrera como cualquier atleta olímpico para llegar a la única letrina que había por ahí cerca en un pequeño traspatio de lo que hoy es ‘Tierra Santa’ y antes fue el famoso ‘Chop Suey’. Muchos no resistían las urgencias y evacuaban antes de llegar a las letrinas. Por eso la mayoría prefería hacer sus necesidades en unos galones a los que rellenaban con fragancias exóticas para disimular los malos olores.

‘El mago’ Alejandro Char

Sorprendido, el alcalde Char escucha la arenga de Narcisa Turcios: “De aquí para la Presidencia”. A lo cual él respondió: “Todavía es muy temprano, más bien ayudemos a Iván Duque”.

Desde hace rato el alcalde de Barranquilla Alejandro Char sabía que uno de los dolores de cabeza de Barranquilla era aquella esquina hedionda a caca reseca y orines convertidos en una película viscosa y repugnante.

Entonces, como lo hacía el Mago Borletti, sacó de su cachucha bacana un proyecto que fuera rentable, atractivo y práctico para solucionar el problema a miles de vendedores ambulantes y estacionarios regados por todos los rincones de Barranquilla, como ocurre en toda gran ciudad próspera en donde se mueva el dinero y los compradores.

Juan José Jaramillo, Secretario de Cultura del Distrito; y Henry Cáceres, Secretario de Control Urbano.

“El objetivo que se me vino a la mente era dignificar a los comerciantes ubicados, durante años, a lo largo de la calle 72”, dice el alcalde Alejandro Char, quien este sábado abrió oficialmente la nueva Galería Artesanal y Comercial 72. La obra está contigua al renovado Romelio Martínez y alberga a 101 comerciantes informales que habían desarrollado sus actividades en el espacio público.

El alcalde se mostró orgulloso por la forma cómo fue construido este espacio y los beneficios que trae, tanto a los vendedores como a los visitantes: “Hoy dignificamos su trabajo, hacemos conjuntamente el paso de la informalidad a la formalidad con las mejores condiciones para que ejerzan su labor. Este es un espacio ideal para todos, ahora pueden comercializar sus productos de mejor manera, los turistas y los barranquilleros podrán venir a comprar de forma más organizada. Esta es sin duda una gran noticia para la economía de nuestra gente”.

La Galería Artesanal y Comercial comprende un área de 1.900 metros cuadrados, tiene 101 espacios para comercio; cada espacio posee una medida aproximada de 2 metros por 2, en cada cubículo. Contará, además, con cajeros automáticos y adecuación comercial para que los turistas encuentren un sitio agradable para visitar. A última hora surgió una duda de una de las beneficiarias del proyecto:

“Doctor Char, ¿y cómo hacemos para hacer chichí y popó?”.

El Alcalde, como cualquier maestro de escuela de pueblo tomó a la sencilla dama de la mano.

–Venga para acá, mi querida señora.

Sin andar mucho le dijo:

–Aquí tiene para que escoja 24 cubículos para hombres y 30 para damas, para que hagan todas sus necesidades sin que nadie las moleste y en forma cómoda e higiénica.

La Secretaría de Control Urbano y Espacio Público hizo un acompañamiento para dotar de identidad esta galería, que planea posicionarse como un espacio público turístico obligado para propios y extranjeros.

“Este proyecto es muy especial, es una muestra de que cuando se trabaja en equipo y comprometidos, como lo hicimos con los artesanos y comerciantes beneficiarios de la Galería 72, hay resultados satisfactorios. Hoy ellos pasan oficialmente de la informalidad hacia la formalidad y esto es apenas el comienzo, estamos dispuestos a devolverle los espacios públicos a la ciudadanía y dignificar el trabajo de ocupantes que han querido progresar con el desarrollo urbanístico de la Capital de Vida”, indicó el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Henry Cáceres Messino.
Los beneficiarios reubicados dentro del proyecto, artesanos y comerciantes, vendían sus productos en diversos puntos de este principal sector como los que ocupaban la calle 72, entre carreras 46 y 54, el parque Luis Carlos Galán, el parque Suri Salcedo, el coliseo Elías Chewing y los artesanos reubicados provisionalmente en la plazoleta de los músicos Joe Arroyo por las obras de remodelación del nuevo Romelio Martínez.

Una experiencia de vida

Jorge Martelo Cantillo, toda una vida de vendedor callejero, ahora tiene su propia colmena.

Al lado del Concejal Juan Carlos Ospino Jorge Martelo Cantillo cuenta la novela de su vida. “Esta reubicación me ha dignificado tanto que tengo un sentimiento difícil de explicar, creí en este proyecto y hoy me siento acogido, en mejores condiciones y tengo más ganas de seguir adelante”, afirmó el veterano vendedor callejero y uno de los fundadores de la Asociación Artesanal y Cultural del Romelio (Asacur), Jorge Martelo Cantillo.

A sus 71 años, se siente entero como las bongas que rodean el hotel El Prado. A los 15 años, ante la falta de recursos de sus padres, tuvo que dejar el colegio y salir a la calle a rebuscarse para llevar algo de comida a la modesta casita en la cual vivían. Recorría las calles del centro de la ciudad de arriba hacia abajo y de abajo a arriba, vendiendo abarcas, pulseras, mecheras, espejitos, perfumes baratos como ‘pachulí’ y pino silvestre, brillantina moroline en unos sobres de diez centavos y que deja el cabello bien peinado todo el día como si fuera pegado con almidón, tal como todavía lo usa el exsenador Roberto Gerlein, quien no se despeluca ni siquiera en los más candentes debates en plaza pública con la brisa marina de frente y sus seguidores boquieabiertos se preguntan ‘¿Y cómo lo hace’? Con brillantina moroline es la respuesta.

Hoy Jorge Martelo tiene 75 años y cuatro hijos profesionales: un médico especializado en vías urinarias, un bacteriólogo y un políglota que domina a la perfección el inglés, francés, alemán, italiano, el mandarín, además del español. “Todo eso a punta de la venta de artesanías, compadre”.

“Somos una gran familia solidaria”

“Nosotros ocupábamos las afueras del supermercado de la calle 72 con carrera 53 y nos veíamos expuestos a muchas dificultades, si bien es cierto esto es un proceso, me siento feliz porque siento que mis actividades comerciales se han dignificado y hago parte de un todo. Aquí tenemos diferentes tipos de productos y hoy somos una familia”, manifestó Cecil Pedraza, una de las comerciantes beneficiarias.

“Estas colmenas quedaron tan bonitas, que hasta a mí me provoca meterme en una de ellas”, dijo el concejal Juan Carlos Ospino.

En la galería actualmente se comercializan sombreros, mochilas, souvenirs y demás elementos autóctonos de la cultura local y del Carnaval, así como también accesorios de celulares, gafas, perfumería y comidas.

Adecuación y acompañamiento

La Secretaría de Control Urbano y Espacio Público se reunió con las agremiaciones de comerciantes y artesanos para acompañarlos en todas las etapas del proceso, desde la mudanza hasta los procesos de formalización y la normativa a la que deben acogerse. Además, están estructurando espacios para la capacitación en estrategias de crecimiento empresarial y emprendimiento que potencializarán las habilidades de quienes hacen parte de este proyecto.

De igual forma, se han generado espacios de capacitación para los procesos de formalización a los que los comerciantes deben someterse para dar este paso hacia la formalidad. El proyecto será autosostenible y los comerciantes adquieren derechos y responsabilidades de índole normativo y de sostenimiento.

Armando Galán Jr., y su prima Cecilia, herederos del legado musical de su abuelo Pacho Galán.

El acto de apertura contó con una muestra folclórica de la Secretaría de Cultura Patrimonio y Turismo, a cargo del incansable Juan José García y la presencia de la muy alegre y querida Reina del Carnaval 2019 Carolina Segebre Abudinen, hija del exgobernador del Atlántico, y exembajador en República Dominicana José Antonio Segebre Berardsinelli y sobrina de Jorge ‘Chirri’ Segebre, el hombre fuerte de los Buenavistas.

Para que el veterano periodista Jorge Cura Amar haya salido de su madriguera tenía que ser algo impactante, como limpiar la cara de un muladar y despejar los olores del infierno. Lo acompaña el director de este portal Rafael Sarmiento Coley.

Las colmenas quedaron tan bien diseñadas y ubicadas, que el Concejal Juan Carlos Ospino en tono jocoso comentó: “esta vaina está tan buena, que hasta yo tengo ganas de meterme en uno de estos negocios”. Alguien que lo escuchaba le preguntó: “¿Ajá Juan Carlos, ya estás como el padre Linero, no dizque querías ser candidato a la Alcaldía?”.

–Para ello se requiere que se junten las estrellas en el cielo, y respetar los designios de Dios, respondió Ospino.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario