Segundas opiniones pueden salvar vidas

451
En Estados Unidos,donde se práctica la medicina más avanzada del mundo, diagnósticos equivocados afectan a por lo menos 12 millones de personas cada año. 

Por, Dr. Nelson L. Turcios

Frecuentemente, debido a un temor infundado de no ofender al médico tratante, pacientes no buscan una segunda opinión antes de someterse a cualquier tratamiento. Esta es una anticuada y errónea percepción que debe eliminarse de una vez por todas.

El paciente debe entender que su médico es su aliado en esta batalla y que él recibirá con placer segundas consultas cuyo objetivo común es obtener resultados efectivos y seguros.

Loa médicos no están supuestos a saberlo todo y como humanos están expuestos a cometer errores. Sin embargo, lamentablemente, algunos médicos no reconocen sus limitaciones y esa ignorancia y arrogancia puede ocasionar serios problemas al paciente, incluyendo la muerte.

Un estudio publicado en 2015 en una prestigiosa Revista Americana de Medicina reportó que el 30% (uno de cada tres planes de tratamiento) cambió como resultado de segundas opiniones, obteniendo resultados excelentes.

 

Cuando el paciente solicita a su doctor ser referido para obtener segunda opinión, el paciente debe estar alerta al bien conocido “efecto pre-opinionado” El médico puede sugerirle alguien comparable en la misma práctica u hospital. Este otro doctor probablemente puede sugerir el mismo plan de tratamiento previamente recomendado y la segunda consulta se convierte simplemente en una formalidad: confirmar el diagnóstico y tratamiento.

Pacientes también deben estar alertas en aceptar recomendaciones de amigos. Obtener segundas opiniones no es seleccionar la mejor peluquería. El clásico y tradicional comentario: “a mí me trato tal doctor por su mismo problema y todo me resulto bien”. Nunca los problemas de salud entre pacientes son similares.

Algunas experiencias:

Un paciente consultó por trastornos gástricos a su doctor. Este le recetó cualquier medicina disponible para la acidez gástrica. Sin obtener mejoría alguna y después de varios meses el paciente buscó una segunda opinión, que tristemente resultó en cáncer gástrico avanzado.

Una joven mujer al palpar una “pelotita” en una de sus mamas, alarmada visitó a su doctor, quien la refirió a un oncólogo. Este recomendó biopsia, la cual fue interpretada como cancerosa. A esta paciente le practicaron mastectomía bilateral. Estudio de material obtenido en cirugía: negativo para cáncer.

¿Qué debe hacer el paciente?

  • “Escucharle a su cuerpo”
  • No dejarse disuadir de buscar otra opinión por su doctor tratante u otra persona. Esta es su decisión. No existe excusa alguna para no obtener una segunda opinión.
  • Exprese de manera respetuosa a su médico, su deseo de obtener una segunda opinión. Esta actitud hará de su doctor un aliado y facilitará la discusión de su problema clínico.
  • No busque un especialista que le diga lo que Usted quiere oír. El paciente necesita escuchar la verdad.
  • Proporcione al segundo doctor de manera abierta y honesta toda la información clínica relevante incluyendo estudios diagnósticos realizados. La importancia de esta acción es esencial para evitar la interrupción de servicios médicos.
  • Extraordinaria información es disponible en el Internet

Si la segunda opinión difiere de la primera, entonces, el paciente ya informado tiene otra opción para decidir.

Centros de salud públicos y privados no solo deben promover obtener segundas opiniones, sino también proporcionarle prontamente al paciente copias de estudios obtenidos. Estos son propiedad privada del paciente.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados