Muy preocupante

264

El 65,4% (las dos terceras partes) de los niños, niñas y adolescentes encuestados tienen bajos niveles de actividad física.

Por: Víctor Herrera

Victor Herrera Michel

Muy preocupantes, por decir los menos, son los resultados que ha arrojado quizás la mayor investigación académica que se ha hecho en las escuelas públicas de los estratos 1 y 2 de Barranquilla.

En efecto, un equipo interdisciplinario de psicólogos, fisioterapeutas y enfermeras integrantes de 3 grupos de investigación de la Universidad Simón Bolívar (clasificados en categoría “A” de Colciencias) adelantó un estudio de corte transversal (financiado por estas dos entidades y Combarranquilla) con 991 niños, niñas y adolescentes escolarizados (una excelente muestra representativa) cuyas edades oscilan entre los 7 y los 17 años y pertenecientes a 16 escuelas públicas del distrito ubicadas en barrios que corresponden a los estratos 1 y 2.

El objetivo era determinar la relación entre los niveles de actividad física, el bullying (matoneo) y la inteligencia emocional, los índices de agresión, las conductas positivas y negativas, así como la atención, claridad y reparación emocional.

Los resultados más importantes y reveladores son los siguientes:

El 65,4% (las dos terceras partes) de los niños, niñas y adolescentes encuestados tienen bajos niveles de actividad física.

En cuanto al índice general de agresión, el 66,5% (otra vez las dos terceras partes) respondieron “una vez” y “más de una vez”.

Se observó bajas conductas positivas en el 50,1% de los estudiantes, pero en cambio  el 76,5% mostró altas conductas negativas.

En lo relacionado con la variable inteligencia emocional, se encontró que la mayoría de los participantes (63,9%) tienen una baja percepción de sus sentimientos y emociones. Así mismo, en términos de claridad – entendida como la capacidad de comprender bien los estados emocionales – el 70,9% muestran una baja comprensión de sus estados de ánimo.

Finalmente, en cuanto a la reparación emocional, se observó que un 55,2% de los estudiantes presentan baja capacidad de regulación de sus estados emocionales.

Es claro entonces concluir – con base en esta comprobación científica – que la gran mayoría de nuestros niños y jóvenes de las escuelas públicas (por lo menos de los estratos 1 y 2) no desarrollan ninguna actividad física y muchos menos practican un deporte. Que ello genera unos comportamientos que tienen que ver con el matoneo tanto por parte del victimario como de la víctima. Para rematar existe entre la mayoría de ellos una baja capacidad para entender e interpretar sus estados de ánimo y sus sentimientos y por lo tanto una baja posibilidad de regulación y control de los mismos.

Por ello nos parece trascendental el propósito que se ha trazado el Alcalde Alex Char con la campaña de “Masificación del Deporte”, que persigue – con base en los nuevos parques y en los escenarios de los Juegos Centroamericanos y del Caribe – en conjunción con las ligas deportivas,  los colegios y las acciones comunales, empezar a utilizar la actividad física y el deporte como mecanismo para alejar desde bien temprano a nuestros niños y jóvenes del alcohol, las drogas, las pandillas, la prostitución infantil y los suicidios, entre otros. Ello está en consonancia con lo que ha pedido el mandatario  a los padres de familia en los barrios para lograr un mejor futuro para sus hijos.

Pero para alcanzar este objetivo el alcalde deberá promover una verdadera “revolución educativa” en los colegios para que, además de responder a las exigencias académicas de las pruebas Saber de los grados 3°, 5° , 9° y 11° (que tantos galardones les ofrece), privilegien la actividad física y el deporte. Este será el verdadero reto de los próximos años para nuestra sociedad. Ojalá podamos ratificar que: “…A Barranquilla nada le queda grande..”.

@vherreram

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados