Martha Nussbaum: una filosofía descalza

1618

La filosofía ha sido a través de la historia una disciplina que nos permite analizar la época en que vivimos.

Por  María Carolina Guzmán González

Hoy, a través del trabajo de Martha Nussbaum podemos encontrar muchas claves para afrontar los asuntos humanos a escala personal y global, un trabajo que le ha merecido una gran cantidad de reconocimientos alrededor del mundo y que nos da la posibilidad de diagnosticar el presente a través de sus escritos que poseen una claridad y sensibilidad como pocos en esta área.

Sin duda una de las filósofas más influyentes de la actualidad, esta mujer ha dedicado su vida a promover el cultivo de la humanidad.

La filósofa norteamericana Martha Nussbaum es conocida en la escena académica mundial por su amplia trayectoria. Cuenta con una nutrida obra escrita y traducida al español desde 1995, ha dedicado sus investigaciones al estudio de la vulnerabilidad humana; esta preocupación la ha llevado a desarrollar trabajos en los que confluyen disciplinas como el derecho, la economía, la literatura y las artes liberales en general.

Fue la primera mujer en obtener una beca para estudios doctorales en Harvard, ganadora en 2016 de los premios Kyoto – el equivalente japonés de los premios nobel- entregado a quienes han contribuido a la humanidad con su trabajo, comparte este honor con filósofos como Karl Popper, Jurgen Habermas y Paul Ricoeur.

Apuesta por las humanidades

Una de sus más famosas publicaciones titulada Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades (2010) defiende la idea de que la enseñanza de las humanidades es fundamental para el sostenimiento de la democracia, aunque desde 1997 publicó una profunda investigación sobre este tema titulado Cultivating Humanitycuya traducción al español se publicó como El cultivo de la humanidad. Una defensa clásica de la reforma en la educación liberal (2005). Las ideas que promueven estos textos es que una democracia debe constituirse con ciudadanos capaces de comprender las realidades propias y ajenas a través de un sentido crítico que se forja con la educación en artes y humanidades, de esta manera y, respondiendo a una de las críticas más comunes a esta obra, la autora no busca que todos nos dediquemos a ser filósofos o historiadores o literatos, sino, considera necesario formar a través del estudio de estas disciplinas una imagen correcta de lo que significa ser un ciudadano del mundo en sentido socrático, esto con el fin de poder comprender mejor que la crisis en la educación se traduce en la crisis de las democracias, esta idea puede corroborarse a escala global.

El papel de las emociones en la vida pública

Uno de los trabajos más extensos de su obra escrita se encuentra publicado bajo el título de Paisajes de Pensamiento, La inteligencia de las emociones(2001) en donde presenta su teoría de las emociones basada en tres argumentos fundamentales: el primero es que las emociones humanas han sido desatendidas en gran parte de los trabajos en filosofia occidental, lo que supone un apego a la razón como única fuente de conocimiento de lo humano; la segunda idea que defiende es la de que las emociones, además de ser impulsos biológicos heredados de nuestros ancestros, también tienen una función evaluativa, este punto la hace destacarse entre los filósofos de la emoción como un aporte significativo al estudio del campo de las emociones humanas y sus funciones en la vida pública, lo que nos lleva a la tercera idea: las emociones tienen una marcada interacción en la vida pública de las naciones y es necesario atender de manera adecuada al desarrollo en “positivo” de estas fuerzas que son las que soportan muchas veces los comportamientos asociados a las guerras, la discriminación y la intolerancia religiosa. Emociones como la repugnancia, la vergüenza, el resentimiento, el odio y el amor han sido el blanco de sus investigaciones durante más de 20 años de trabajo filosófico del que se desprenden obras como El ocultamiento de lo humano. Repugnancia, vergüenza y ley(2006) y Emociones políticas. ¿Por qué el amor es importante para la justicia?(2014) entre otras.

Una filosofía descalza

Nussbaum se define como una filosofa práctica, en muchas de sus intervenciones y entrevistas destaca la necesidad de que la filosofia aporte al desarrollo de sociedades justas y comprometidas con el bienestar de sus ciudadanos, es así como una de las investigaciones que también le ha merecido un lugar importante en la historia de las ideas políticas contemporáneas fue un trabajo que realizó por varios años con el filósofo y economista Amartya Sen, galardonado con el premio nobel en 1998. Juntos desarrollaron una investigación que los llevó a proponer el enfoque de las capacidades que podemos definir como una teoría económico-filosófica que busca zanjar la brecha entre desarrollo humano y el desarrollo económico. Nussbaum la explica en su libro Crear capacidades. Una propuesta para el desarrollo humano (2012) aunque encontramos un esbozo anterior de estas ideas en el texto Las fronteras de la justicia. Consideraciones sobre la exclusión(2007).

Nussbaum apoya el nuevo paradigma teórico en el campo del desarrollo de políticas públicas conocido como el enfoque del desarrollo humano o enfoque de las capacidades, este paradigma parte de una pregunta muy simple ¿qué son realmente capaces de ser y hacer las personas? y ¿qué oportunidades tienen verdaderamente a su disposición para ser o hacer lo que puedan? Estas cuestiones nos invitan a pensar en que la calidad de una vida humana implica múltiples elementos, mejorar la calidad de vida de las personas implica decisiones políticas inteligentes y replantear asuntos como si el acceso a internet o la posibilidad de tener agua potable son suficientes para determinar la viabilidad económica de las naciones.

La propuesta de Nussbaum-Sen es interesante a la hora de redefinir los conceptos de desarrollo y crecimiento económico, uno de los puntos que a veces no tienen en cuenta estos estudios es que la calidad de una vida humana debe contemplar aspectos como si es posible no morir de forma prematura o antes de que la propia vida se vea tan reducida que no merezca la pena vivirla, poder tener una buena salud física, incluida la salud reproductiva, recibir una alimentación adecuada o poder desplazarse libremente en la ciudad sin ser víctima de violencia física o de género, o disponer de las bases necesarias para no sufrir de discriminación de ningún tipo entre otros aspectos.

En suma, lo que Nussbaum propone es una filosofia que impulsa el bienestar de los seres humanos y que aporta al fortalecimiento del conocimiento sobre nosotros mismos, para que sea posible desarrollarnos como seres integrales en nuestras naciones. Llamo a este enfoque “la filosofia descalza”, basada en la vida práctica y simple de aquellas personas como usted o como yo, que no somos solo un número en la estadística. Una filosofia que busca mejorar las condiciones de vida de quienes han leído a Platón, pero también de quienes no lo han leído.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados