El Estatuto de Oposición, un hito para la apertura democrática del país: Santos

669

​“Es una serie de garantías mínimas para que todos los partidos en antagonismo político e ideológico con el gobierno de turno”, dijo. 

Por Chachareros/SIG

 

 

El Presidente Juan Manuel Santos calificó el Estatuto de la Oposición, creado por la ley que sancionó este lunes, como un hito para la apertura democrática del país.

“Ese Estatuto no es otra cosa que una serie de garantías mínimas para que todos los partidos en antagonismo político e ideológico con el gobierno de turno –y los gobiernos locales– ejerzan con total libertad –y en igualdad de condiciones– sus derechos democráticos, expresó el Jefe del Estado durante la sanción de la norma.

“Estamos hablando de un hito para la apertura democrática del país”, señaló el Jefe del Estado durante acto de sanción, que se llevó a cabo en la Plaza Núñez, que une la Casa de Nariño con el Capitolio Nacional, con la asistencia de los presidentes de las altas cortes y líderes de diversas fuerzas políticas y sociales.

Manifestó que construir paz es un proceso largo, que toma tiempo, pero “los beneficios ya comienzan a verse. 3 mil vidas salvadas, la tasa de homicidios más baja de los últimos 42 años y una importante reducción en los índices de reclutamiento de menores, secuestro y desplazamiento forzado, para mencionar algunos”, dijo.

Anotó que “la paz es mucho más que el silencio de los fusiles. La paz es progreso, desarrollo, oportunidades. Y es también convivencia y tolerancia”.

El gobernante explicó que con se propósito, desde el inicio, el gobierno se propuso sacar adelante el Estatuto de la Oposición, consagrado en la Constitución del 91.

Tras su sanción, el Presidente Juan Manuel Santos muestra la ley estatutaria por la cual se adopta el estatuto de la oposición política y algunos derechos a las organizaciones políticas independientes.

Precisó que el Estatuto le reconoce a la oposición la financiación y el acceso a medios del Estado, así como seguridad política, jurídica y personal, y participación en mesas directivas de corporaciones públicas y en la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores.

Indicó que en el compendio de normas “se desarrolla la disposición constitucional que les da curul en el Congreso de la República a los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia que obtengan la segunda votación más alta”.

“Y algo muy importante: incluye a fuerzas independientes, que ni son gobierno ni son oposición”, advirtió el Presidente y añadió que el Estatuto de la Oposición, si bien es parte de los compromisos que se incluyeron en el Acuerdo de Paz, aplica para todos los partidos.

También se refirió a la oposición que enfrentó durante su administración.

“Algo sé yo sobre la oposición, porque la he sufrido como tal vez ningún otro mandatario en la historia reciente, según dicen los conocedores”, sostuvo el Mandatario y consideró la oposición como sana y necesaria.

Comentó que “a la oposición hay que aceptarla y darle todas las garantías, como creo que lo hicimos estos ocho años, a pesar de que la oposición que tuvimos fue despiadada, incisiva, mentirosa”.

“La verdad es que rompieron las reglas de juego para mantener un mínimo de decencia y convivencia, que en el pasado se habían respetado. Y eso no es bueno”, admitió.

El Presidente de la República relató que lo acusaron “de comunista, de castrochavista, de ser miembro de las FARC, de haber financiado mi campaña con dinero del narcotráfico, de traidor, de haberme robado las elecciones, de recibir sobornos de Odebrecht”.

“De tramposo, de haber entregado el país a la guerrilla –ahora están con el mismo cuento con el ELN–, de apátrida, de haber comprado el Premio Nobel, de haber vendido las Fuerzas Armadas, de ahuyentar la inversión. Hasta me atribuyeron el Fenómeno del Niño”, continuó.

Subrayó que a pesar de todo eso siempre respetó a la oposición y confió en que en adelante imponga la palabra moderación.

Por la vida de los líderes sociales

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, convocó este lunes a todos los sectores del país a proteger a los líderes sociales y firmó un gran pacto nacional de rechazo a la violencia, atentados y asesinatos contra los defensores de los derechos humanos.

El Presidente Juan Manuel Santos recibió regalos de representantes de distintas comunidades, quienes asistieron al acto de rendición de cuentas del Ministerio del Interior.

Luego de sancionar la ley que establece el Estatuto de la Oposición, el Mandatario informó que en compañía del Ministro del Interior, Guillermo Rivera, invitó a firmarlo a muchos de los asistentes, entre ellos los voceros de las organizaciones políticas.

El Presidente explicó que dicha iniciativa, mencionada el domingo por el jurista Rodrigo Uprimny en su columna semanal, debe ser “un compromiso de todos” y “debe estar por encima de cualquier diferencia”.

“Me pareció que deberíamos aprovechar este para protocolizar este gran pacto nacional”, expresó el Presidente Santos, quien lo firmó de primero.

El Jefe del Estado dijo que se solicitara que lo firmen el Presidente electo, Iván Duque; la Vicepresidenta electa Marta Lucía Ramírez; los presidentes del Congreso y los partidos políticos; el Fiscal General y el Defensor del Pueblo, entre otros.

Minutos antes, el Presidente Juan Manuel Santos había hecho énfasis en que la vida de los líderes sociales y los defensores de derechos humanos, es sagrada.

“Por eso reitero mi absoluto y categórico rechazo a los asesinatos y ataques de los que han sido víctimas, y le ratifico al país que no descansaremos hasta dar con los responsables de estos actos infames”, manifestó.

El gobernante señaló que “todos debemos rechazar y condenar ese fenómeno criminal y multiplicar nuestros esfuerzos para protegerlos de forma eficaz” y dijo que “condenar la violencia en todas sus formas debe ser un propósito nacional”.

El siguiente es el texto del pacto, leído por el Ministro del Interior:

PACTO DE RECHAZO A LA VIOLENCIA CONTRA LÍDERES SOCIALES

El Jefe del Estado, los voceros de las ramas del poder público, los voceros de las organizaciones políticas, respetando las tendencias ideológicas de cada una de ellas, suscribimos el presente pacto para rechazar y condenar los homicidios, atentados y amenazas contra líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

El derecho a la vida y el respeto a la diferencia son pilares fundamentales de un Estado democrático. Las diferencias ideológicas no pueden ser un obstáculo para que nos unamos en torno a estos valores superiores.

Asumimos el compromiso de sumar esfuerzos, desde cada uno de nuestros ámbitos de competencia, para proteger a los líderes sociales y a los defensores de Derechos Humanos”.

El documento fue rubricado de inmediato por el Vicepresidente de la República, Óscar Naranjo; el Presidente de la Corte Constitucional, Alejandro Linares; el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló y el Registrador Nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo.

También los presidentes o directores del partido Conservador, Hernán Andrade; Polo Democrático, Álvaro Argote; Partido Verde, Jorge Iván Ospina; Acción Ciudadana, Doris Vega; Alianza Social Indígena, Sor Berenice Bedoya; Fuerza Alternativa Democrática del Común, Carlos Antonio Losada.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados