La ‘Garra Charrúa’ doblegó a Portugal y va a los cuartos de final

534

No se pueden olvidar los antecedentes memorables de Uruguay. Fue el primer Campeón Mundial en 1930, y luego en 1950 repitió la jornada épica quitándole al local Brasil el título mundialista, lo que produjo una tragedia humana dentro y fuera del Maracaná. 

Por Rafael Sarmiento Coley

El golazo en doblete de Edison Cavani para dejar por fuera a los aguerridos portugueses de Ronaldo Cristiano. El fútbol es así. Unos ganan y otras pierden. Y ¡Chao! hasta el próximo mundial.

Pocas veces se tiene la oportunidad de disfrutar de un partido de fútbol en el cual sobresalen la garra, el pundonor y el amor por una camiseta, como el que brindaron este sábado Uruguay (dos) y Portugal (1).

La magia del fútbol es contagiosa. Algunos se comen las uñas. Otros quedan con pocos pelos en la cabeza después de un partidazo como el brindado por uruguayos y portugueses. La lucha fue a muerte. Uno de los dos quedaría fuera de competencia si perdía este encuentro. Eso les ocurrió a los lusitanos, con un jugadorazo como Ronaldo Cristiano, ganador durante cinco años de la Copa de Oro del Mejor Jugador FIFA del Año (títulos en los cuales lo iguala su duro contradictor, el argentino del Barcelona de España, Lionel Messi).

La lucha de Cavani fue denonada y constante. No decayó en ningún instante, hasta cuando un mal golpe, tal vez sin mala intención, lo sacó del partido. Pero ya había realizado su tarea. ¡Y qué gran tarea, con sus dos golazos de jugador intrépido para clasificar a su equipo!

Después de ver esos 90 minutos de garra, de fuerza, de pureza y dinámica del balompié, no se puede negar que es el pasatiempo de más acogida en los cinco continentes.

Es una lástima que el fútbol ahora se pierda de ver esa fiera llamada Ronaldo Cristiano, Pepe y demás compañeros. Ronaldo, además, de ser un astro mundial, de haber ganador tantos título y fama muestra su grandeza humana cuando unas niñas que se asomaban por las rejillas del túnel de salida al campo, le pidieron un “beso y un selfie”. Con toda humildad el astro lusitano pegó lo más que pudo su mejilla a la rejilla, las niñas le dieron todos los besos que quisieron y se tomaron una decena de selfies.

Luego, el caso más humano y ejemplo de grandeza de espíritu deportivo fue cuando el autor de los dos goles con los cuales Uruguay le ganó a Portugal, Edison Cavani, cayó adolorido a la gramilla, como pudo se levantó y caminó hacia los camerinos pidiendo el cambio porque no podía más. Lo habían golpeado tanto en las pantorrillas que uno de esos golpes se le quedó prendido en el alma.

El segundo golazo de Cavani con el cual puso marcas definitivas al partido y ganaron el tiquete para los cuartos de final./Foto Nira Figueroa de Sarmiento.

Al verlo en esas condiciones, Ronaldo, su más duro rival en este duelo de titanes de este sábado, fue rápido a auxiliar y con el dolor reflejado en el rostro. Ronaldo le brindó su hombro y lo llevó hasta los camerinos. ¡Qué ejemplo para las nuevas generaciones del balompié!

La nobleza no quita la grandeza. Todo lo contrario. La eleva hasta muchos corazones que tal vez cambien de actitud ante sus compañeros de trabajo que ven como rival. Cristiano Ronaldo dio ese gran ejemplo de grandeza al al prestar su hombro para que su colega Cavanni apoyara su cuerpo para entran a los camerinos ser y atendido.

En cuanto al partido, de antemano se sabía que Uruguay no iba a caer fácil ante Portugal. ¡Ni de vainas! Ese es un viejo duelo que los uruguayos tienen con los portugueses, invasores y colonizadores de Brasil (por eso los brasileros hablan portugués). Los portugueses sabían que la lucha iba a ser una verdadera Odisea. Luchar contra una garra ‘charrúa enfurecida. Tal como ocurrió en la cancha durante los 94 partidos de juego. El árbitro alargó 4 minutos por pérdida de tiempo de algunos jugadores uruguayos para frenar el reloj para que el tiempo pasara lentamente sin que los portugueses pudieran empatar y remontar el encuentro para seguir con vida en la Copa Mundial FIFA 2018 en Rusia.  Eso ocurrió después del primer gol de Cavanni al promediar el primer tiempo.

El Cabezazo de Pepe

El Mundial ha tenido el colorido de aficionados colombianos en las tribunas embriagadas por la emoción del buen fútbol.

Las cosas siguieron así hasta cuando Pepe, de certero cabezazo, la anidó en la red uruguaya. Ahí sí volvió a rugir la garra charrúa hasta cuando, en el segundo tiempo, de nuevo Cavani se cubre de gloria al anotar el segundo gol histórico para que su equipo pase a los cuartos de final.

La garra de los charrúas se refñejan en cada fibra del cuerpo del guerrero jugador Cavanni, autor de los dos goles con los cuales su equipo, Uruguay, pasa a los cuartos de final y deja en el camino a Portugal, el gran equipo de Ronaldo Cristiano, un guerrero como los de la “Hiliada Homero”.

Es una verdadera injusticia que desde ahora el Mundial 2018 se quede sin protagonistas como Cristiano Ronaldo o Pepe. Sin duda los de mayor estamina para jugar fútbol. Como lo demostraron en este partido estos leones de los dos equipos. No basta tener habilidad, hacer una finta, esquivar a un rival con lo que se denomina un “paraguas”. Todo ello son adornos de un jugador. Pero no lo es todo. Lo que es fútbol puro, duro y fantástico para el amante de este apasionante deporte fue lo que mostraron este sábado portugueses y uruguayos.

Los lusitanos se quedaron en el camino. Los uruguayos pasan a los cuartos de final. Vuelven a ser parte de la historia. Como ocurrió en 1930, cuando la FIFA, con el fin de homenajear a Uruguay, por estrenar Constitución, concedió la sede para organizar el Primer Campeonato Mundial de Fútbol en Uruguay. Lo ganaron en franca lid. Y pasaron a la historia como el primer ganador de la Copa Mundo.

Luego, en 1950, el dictador Getulio Vargas repartió toda la mermelada que tenía en sus arcas multimillonarias, y la FIFA, que no tenía un peso para organizar un evento de tanta logística y gasto, se lo cedió corriendo.

Ojala que la molestia de Cavani en su pierna derecha no sea más que un golpe duro, pero sin graves consecuencias. Para que pueda seguir en la contienda de Rusia 2018. Es lo más justo y meritorio.

El golazo de Pepe para empatar el partido cuando Uruguay ganaba 1-0 fue de antología, no tanto por lo que significaba el empate para alentar al equipo lusitano. como por el enorme esfuerzo de ganarle en el salto a un jugador tan astuto como Suárez, quien ya tenía a uno agarrado de la camiseta y se alistaba para retener a Pepe.

El famoso Maracaná, que en 1950 fue construido como el más grande del mundo. Le cabían 200 mil personas, la mayoría sentadas y las otras de pie por llegar tarde. Los políticos de turno, entre ellos Getulio Vargas quería dejar grandes obras para la historia, como PetroBras y Electrobas, que ahí están en pie pese a los robos de Odebrechet para sobornar a los políticos colombianos. Ya el estadio no estás para 200 mil sino para 138 mil, y hay una serie de canchas y estaderos adicionales con gigantes pantallas de Tv.

 

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados