Matoneo político

685

“Triturar y triturar hasta desaparecer”, parece ser la consigna del poder político al servicio de las élites económicas.

EL COMENTARIO DE ELÍAS

Por Jorge Guebely

“Triturar y triturar hasta desaparecer”, parece ser la consigna del poder político al servicio de las Élites económicas. Nada por fuera de su dominio. Todo bajo su fuerza brutal e inhumana. Como un nogal exuberante y majestuoso, lo comparó el dramaturgo Antonio Gala, que marchita todo lo que crece bajo sus sombras.

Kim Jong-in, quien tritura su país, presiente su trituración si no actúa con cautela. Por cautela canceló la reunión con el líder surcoreano y repiensa la cumbre con Donald Trump. No le hizo gracia la demostración militar de Estados Unidos en territorios surcoreanos. Tampoco, la exigencia de desmantelar ya el arsenal atómico. Evidente matoneo político del más poderoso que exige todo sin dar nada. “Si EEUU está tratando de arrinconarnos para forzar nuestro abandono nuclear de manera unilateral, ya no estaremos interesados en el diálogo…“, declaró el vicecanciller norcoreano.

Sobran ejemplos a Kim Jong-in de recientes y deplorables matoneos políticos. Países, organizaciones y líderes fueron devastados por la máquina trituradora. Basta recordar los finales patéticos de Hussein o Gadafi. Hoy duelen los genocidios de palestinos y sirios. Criminal e inhumano es el poder político de las élites, todo por llenar aún más las arcas de sus pertenencias.

 

Y si persisten dudas en el dictador norcoreano, que mire a las Farc en Colombia. En fin de cuentas, el poder norteamericano es el mismo de Colombia. Aquí también se practica el uso y abuso del matoneo político. Importaba que la guerrilla entregara las armas para asesinar guerrilleros indefensos y líderes sociales. –Hasta la ONU se avergüenza de estos asesinatos ante la indiferencia del Estado-. Importaba que las banderas sociales, por las que muchos jóvenes fueron a la guerra, quedaran en los acuerdos de la Habana para desnaturalizarlos en el Congreso. Persisten las desigualdades, las hambrunas, el desempleo, la impunidad, la injusticia, la corrupción… El país de hoy es más ignominioso que el de ayer.

Importaba crear un sistema de justicia sólo para juzgar a los criminales de las Farc y absolver a los otros asesinos. –Toda guerra obedece a un entramado criminal de criminales-. Nadie juzgará a los del ejército nacional, ni a los de las autodefensas, ni a los civiles terceros. Por matoneo político exigen todo y no entregan nada, a pesar de no haber ganado ninguna guerra, ni militar, ni social.

Desconozco el pensamiento de los capitales internacionales que apoyan a Kim Jong-in. Pero, desde la literatura, sabemos que “Todo poder es una conspiración permanente contra el ser humano”, como lo afirmaba Balzac.

jguebelyo@gmail.com

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados