Lo que logró la fuerza de la esperanza

2105

A jóvenes como la que escribe este texto no las arrastran con el miedo ni con el odio. ¿Quieren su voto las campañas de la segunda vuelta?

Por Evany Amor

“Nos faltó el centavo pa’l peso”, “Si tan sólo se hubiera aliado con De La Calle”, “nos perdimos la oportunidad de un cambio, un nuevo modelo que era posible”. Son sólo algunas de las frases que reflejan el sentir de 4,5 millones de colombianos, muchos de ellos jóvenes. Sí, esos millenials  que “no se interesan” en la política y sólo quieren gastarse el sueldo en viajes.

Eso fue lo que se demostró el pasado 27 de Mayo en las urnas, en el que presentamos una victoria histórica: por primera vez desde 1999 la cantidad de personas que participaron en las votaciones (53%) superó al abstencionismo.

Sin embargo, quienes fueron a votar con el jingle “un profesooor, un profesooor, un presidente profesor”♫♪, durante la tarde vivieron la adrenalina de ver a su candidato debatirse voto a voto con los pesos pesados de la derecha y la izquierda, y terminaron muchos en lágrimas al ver que su sueño de vivir en un país sin polarizaciones, uno que caminara derechito, no se iba a hacer realidad.

No es muy difícil notar cómo nos dejamos gobernar por emociones tan instintivas como el miedo, y que al final este termina siendo un poderoso monstruo que levantó a 12.5 millones de personas y las llevó a votar para que “Colombia no se convirtiera Venezuela” o para que “no nos gobernaran las mismas ratas de siempre”.

En las últimas semanas se hizo sentir La Fuerza de la Esperanza, un equipo encabezado por la Coalición Colombia, y respaldado por los miles de voluntarios y donantes quienes creyeron en este candidato que sin comprar un sólo voto logró remontarse hasta el final, replanteando los pronósticos de las encuestas.

Luego de este episodio “El profe” se manifestó de manera pública dejando notar su tristeza, desilusión, pero sin dejar de agradecer en ningún momento todo el apoyo recibido, que es una fuente de motivación y voto de confianza para que el movimiento de la Coalición Colombia siga consolidándose y dé de qué hablar en 2019.

Con los resultados obtenidos, el país ha quedado con la intriga de hacia dónde se dirigirá el apoyo de Sergio Fajardo, para algunos este no debería tomar partido porque podría ser incoherente con su propia propuesta de Centro, para otros será cuestión de tiempo para que con su equipo tome una determinación y cambie muy seguramente el rumbo de la Segunda Vuelta presidencial.

Independientemente de lo que suceda de ahora en adelante, quienes lo apoyamos nos encontramos agradecidos por haber tenido la campaña más bonita, porque fue limpia, porque siempre mantuvo amor y no odio, porque despertó la fe y no el miedo, porque motivó a los jóvenes y demostró que sí pueden haber opciones reconciliadoras y de desarrollo para este país. Dejaron su huella, en estas elecciones hicieron historia y eso nos llena de esperanza para el futuro. #SiSePuede

Compartir.

Acerca del Autor

Los comentarios están cerrados