Julio Comesaña noqueó el cáncer de próstata

2590

El colombo-uruguayo está en la historia de Junior: campeón en calidad de jugador (1977) y campeón en condición de técnico (1993). Ha dirigido en ocho veces al cuadro ‘Tiburón’. (Serie: Sobrevivientes del cáncer)

Por: Francisco Figueroa Turcios

Fotos y video: Gabriel Moncada

Julio Comesaña y su nieta Antonella

Comesaña y su nieta Natalie

En los dos primeros meses de 2004, a Julio Comesaña la vida le sonreía porque realizaba una buena campaña con el Santa Fe. El 15 de marzo, cinco días después de su cumpleaños, fue hacerse un chequeo médico porque se sentía una molestia en el cuádriceps de la pierna derecha y se llevó la gran sorpresa: tenía cáncer de próstata.

“Fue un milagro de Dios el haber podido detectar a tiempo el  cáncer de próstata. Fui a la Clínica Santa Fe a realizarme una resonancia magnética para saber a ciencia cierta qué me producía la molestia en la pierna derecha. Presumía que sería una hernia discal. Cuando fui a pagar la resonancia observé que en la factura  decía ‘Chequeo ejecutivo’. Le pregunté a la recepcionista qué significaba eso, ella me explicó que realizaban todos los exámenes de salud por lo que debía presentarme el día siguiente a las siete de la mañana  y estaría en chequeos hasta la tres de la tarde”.

El 30 de marzo 2004 le entregaron a Comesaña los resultados, con el diagnóstico de cáncer de próstata. La junta médica le daba un margen de tiempo de ocho a diez  meses para realizarse la intervención quirúrgica. “Yo no podía permitirme permanecer ese tiempo con la enfermedad que me podía tener al borde del nocaut, por lo que decidí hacerme el procedimiento para tener la tranquilidad”.

Julio Comesaña

Julio Comesaña, sobreviente del càncer

Comesaña decidió irse caminando de la Clínica Santa Fe al apartamento, que quedaba a diez cuadras de donde vivía en Bogotá, porque en esa época dirigía al Club Santa Fe, para aprovechar ese trayecto y tomar la mejor decisión para afrontar el  cáncer de próstata.

“En el momento que me entregaron el diagnóstico de cáncer de próstata no alcancé a dimensionar el riesgo en que estaba mi vida. Comencé a caminar para hacer la terapia de estar sólo conmigo mismo, y así poder cranear las estrategias para afrontar esta difícil situación”.

Entre las decisiones que tomó en ese trayecto fue que no podía quedarse en Colombia porque se filtraba la información entre los periodistas y sería noticia de primera plana. Otra decisión era renunciar de la dirección técnica de Santa Fe para afrontar el cáncer de próstata, y la última decisión fue realizarse la intervención quirúrgica en Estados Unidos.

Noqueó el cáncer de próstata

Julio Comesaña, noqueó el cáncer

Julio Comesaña, noqueó el cáncer

Julio Comesaña es como esos boxeadores que entre más fuerte es el rival, saca la casta para propinarle un nocaut fulminante.

“Viajé a Miami donde vive mi hija Lorena Comesaña. Durante dos meses busqué alternativa para realizarme el procedimiento quirúrgico. Elegí el hospital Moffitt Cáncer, de Tampa. En ese centro hospitalario me recomendaron un médico chino peruano Julio Ponzuan, tuve la fortuna que él en esa época hacía la cirugía laparoscópica  y no la tradicional”.

El procedimiento quirúrgico fue un éxito. El cáncer estaba todavía encapsulado por lo que no había hecho metástasis en ningún otro órgano y fue detectado a tiempo”, relata Julio Comesaña, quien no oculta que vivió momentos difíciles cuando le diagnosticaron  el cáncer, porque el golpe fue más anímico y más cuando él pensó que estaba inmune a esta letal enfermedad.

Julio permaneció seis meses en Uruguay en el periodo de post operación, luego decidió regresar a Colombia para observar el Torneo Suramericano Juvenil que se realizaba en el Eje Cafetero. “Por las coincidencias que tiene la vida, en Armenia me encontré con el técnico Fernando Suárez, que en ese momento dirigía a la Selección de fútbol de Ecuador. Él me preguntó que si me sentía en condiciones volver a  trabajar en el fútbol, sin dudarlo le respondí que sí. Fernando me recomendó al deportivo Cuenca, donde volví a tomar la senda de la actividad del fútbol hasta el día de hoy que estoy dirigiendo al Junior, doblando la página del cáncer de próstata”, dice Julio Comesaña sobre su regreso al fútbol luego de la etapa de pos operación.

Morir en Barranquilla

Julio Comesaña dialoga con Francisco Figueroa Turcios

Julio Comesaña dialoga con el periodista Francisco Figueroa Turcios.

La actividad del fútbol absorbió totalmente a Julio Comesaña que se olvidó que  después de los 40 años de edad los seres humanos debemos realizarnos chequeos  médicos para estar atentos a cualquier enfermedad. Y precisamente diez días después que él cumplió 65 años de edad fue que le diagnosticaron el cáncer de próstata.

“Cuando a uno lo golpea la vida con una enfermedad, muchas personas quedan petrificadas. A mí el miedo me hace correr o enfrentar el problema. Yo no me quedo quieto. Si tengo que enfrentar enfrento. Si debo alejarme del peligro lo hago. La primera gran pregunta que me hice cuando me  diagnosticaron  el  cáncer de próstata fue ¿por qué a mí? Esa es la primera reflexión que se hace uno con la soberbia que tenemos los seres humanos”. Son las reflexiones que sacó Julio Comesaña de la vivencia de esa letal enfermedad.

Desde 1972 cuando Julio Comesaña llegó a Colombia para jugar en  Millonarios, club con el que ese mismo año ganó el primer título en nuestro país, cimentó su raíces para vivir más tiempo que en su propio país, Uruguay. Comesaña logró la nacionalidad colombiana porque consideró que se siente parte de este país.

“No le temo a la muerte. Me inquieta es cómo me voy morir. Mi vida esta más en Colombia que en Uruguay. Las veces que voy a mi país lo hago como si fuera de vacaciones. Yo  quiero morir en Colombia. Mi corazón tiene fuego en Barranquilla. Yo soy de la filosofía que uno es de donde se siente bien. El día en que muera  me gustaría que me cremaran. No quiero llantos en mi sepelio”, reflexiona Julio Comesaña sobre la muerte, porque él es un sobreviviente del cáncer de próstata.

 

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados