Candidatos y Región Caribe

784
Amanecerá y veremos que nos depara  como región con nuestro próximo presidente. 

Por Jairo Parada, Economista.

Las elecciones presidenciales venideras, sin duda, nos muestran un racimo de candidatos con buena preparación, argumentos y capacidad de discutir sobre los programas del país. Ello es satisfactorio, pues aumenta la calidad del debate público y le permite al ciudadano informarse sobre la mejor alternativa. Lo anterior se verifica cuando se visitan las páginas web y se puede constatar un gran número de propuestas en todos los terrenos. Sin embargo, aunque los candidatos han estado por todo el país, sus propuestas han sido del orden nacional, a lo mejor con algunos aterrizajes parciales territoriales en algunos discursos, pero sin que se relieven lo suficiente los temas regionales. Los debates televisivos tampoco dan el tiempo para estas discusiones.

Dada esta situación, toca aceptar que la mayoría de los programas tendrán implicaciones de tipo regional, sin que haya una agenda explícita para cada una de las regiones. Tal vez ese es un defecto inevitable de estas campañas presidenciales donde se debate el futuro del país.

Por lo anterior, el tema del ordenamiento territorial a nivel de regiones no ha sido tocado con fuerza en esta campaña, a pesar de que paralelamente se debate en el Senado la propuesta de la Ley de Regiones, la cual esperamos salga con algo de dientes presupuestales y no quede como un saludo a la bandera.

Si uno mira las propuestas de Iván Duque, todas se refieren a temas transversales, donde apenas se menciona mejorar la institucionalidad del Estado. No se habla claramente de desequilibrios regionales ni cómo superarlos. Tal vez sus propuestas tengan implicaciones en la Región referidas a lo agropecuario,  o a lo fiscal, pero no hay un mensaje contundente. En el caso de Gustavo Petro, la noción de regiones está incluida en todos los acápites y se plantea la clara necesidad de la disminución de los desequilibrios regionales, mencionando el constituyente territorializado, pero sin que se defina con claridad una posición sobre el apoyo a la constitución de regiones como pilar de un nuevo ordenamiento territorial, Aunque hay que admitir que siempre reconoce la profundidad de los desequilibrios regionales.  Sin duda, su mensaje a nivel popular ha penetrado la Región Caribe.

En el caso de Sergio Fajardo, su énfasis en el tema de la corrupción y la necesidad de apoyar en firme la educación sin duda tiene implicaciones regionales, pero en el programa de la Coalición Colombia se mencionan las regiones unas cuatro veces, pero nada se dice sobre el tema de la modificación del ordenamiento territorial.

Por los lados de Vargas Lleras, todo el análisis se centra en el tema de la descentralización municipal, de cómo mejorar la eficiencia de estos gobiernos territoriales, con una abundancia de recomendaciones, pero nada encontré sobre el tema que resalto en esta columna. Estamos de nuevo ante propuestas nacionales con impactos regionales. Por último, en Humberto De la Calle se habla de reformar el Estado en una dinámica de acercarse al ciudadano, además de luchar contra la pobreza, pero no pude encontrar una propuesta clara frente a la regionalización.

En síntesis, el tema sigue sin discutirse a fondo en la campaña, mientras nosotros esperamos en suspenso sobre qué pasará con la Ley de Regiones.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario