Barranquilla no sabe cómo recuperar poder en Triple A

1000

En más de 20 año la empresa que presta los servicios de agua, alcantarillado y aseo se ha venido tragando las acciones que tenía el Distrito. 

Por Rafael Sarmiento Coley

El Distrito de Barranquilla se encuentra en un galimatías para tratar de recuperar el poder accionario y administrativo en la principal empresa de la ciudad, la que presta nada menos que los servicios esenciales de agua potable, alcantarillado y aseo.

2 Evolución del capital socialEl drama comenzó en la administración de Edgar George González, cuyo periodo fue de 1995 a1997, complicaciones que siguieron con los sucesores Bernardo Hoyos Montoya 1998-2000, Humberto Caiaffa Rivas 2001-2003 y Guillermo Hoenigsberg 2004-2007. Entonces los periodos de los alcaldes en Colombia eran de dos años. Más tarde fue que se aumentó a cuatro años.

En ese lapso se firmaron los acuerdos principales para que poco a poco, mediante movimientos astutas, la empresa española Sociedad Interamericana de Aguas y Servicios (Inassa),  el Socio Calificado al cual acudió la Triple A para obtener músculo financiero y técnico, fue tragándose la torta accionaria de la empresa. Inassa, a su vez, era una subsidiaria de la gigantesca empresa multinacional española Canal Isabel II, que años después vendió “su corona en Suramérica”, que era la Triple A, a Aguas de Barcelona.

3 situación actualAsí el Distrito de Barranquilla, que debía ser el dueño de la Triple A con el apoyo de algunos socios minoritarios, vio las cosas al revés. A finales de 1994 dejó de tener el 89% de las acciones y quedó con solo el 35,1%. En ese momento ya el flamante Socio Calificado era dueño del 60,4% de las acciones, y los accionistas privados locales el 4,5%.

7 Los implicados 1 Slider viejosEs de lamentar que los mentados accionistas privados locales, en vez de defender los intereses de su ciudad natal, se convirtieron en calanchines, testaferros y mandaderos de los funcionarios españoles que manejaban Inassa.

Sin control no puede decidir

Ahora, claro, estando en minoría accionaria, el Distrito no puede darse el lujo de proceder como quisiera el actual alcalde Alejandro Char, quien tiene que someterse a lo que digan los españoles.

6 12 mayo Jorge Padilla

Jorge Padilla Sunhein, secretario jurídico del Distrito de Barranquilla, es quien está al frente de la dura tarea del rescate, por lo legal, del poder accionario distrital en la Triple A.

Una situación bastante grave por varios motivos. El primero de ellos es el cuestionado contrato firmado en el año 2000 por la Triple S y la Compañía Inassa por la bicoca de $232,.836 millones. El sentido común indica, “elemental, Inassa, si es en la práctica la dueña de la Triple A, no puede sacarle de la caja menor 232 mil millones de pesos por una presunta asistencia técnica”.

Otro de los puntos graves que, estando la Triple A en manos de una empresa ‘golondrina’ extranjera, lo que quiere es sacar la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible para, al final, vender al Distrito el cascarón y levantar el vuelo hacia otras latitudes.

Ese escenario no descarta que la empresa, por culpa del afán sin límites del accionista español, de manera sutil y subterránea haya venido aumentando en forma módica las tarifas. Para que el usuario no lo descubra. Un aumento con vaselina. Ahora para colmo de males se autoriza la contratación de una firma extranjera (ojalá no sea española para que no se vaya del lado de Inassa) para que revise el contrato de asistencia técnica, el de los 238 mil millones de pesos que Triple A le paga a su socio mayoritario Inassa. Como diría don Chelo de Castro, “cógeme ese trompo zarandete en la uña del dedo gordo”.

Al respecto de la Asamblea realizada este viernes, la Triple A expidió el siguiente comunicado:

Comunicado De Prensa

Triple A se permite informar que hoy, 11 de mayo de 2018, se llevó a cabo la Asamblea Extraordinaria de Accionistas, la cual fue convocada a instancias del Distrito de Barranquilla.

La reunión se inició a las 8:30 de la mañana y culminó a las 12:30 del mediodía.

Los accionistas que asistieron a la misma apoyaron la decisión de la administración de Triple A de contratar los servicios de una firma de auditoría externa, que sea independiente y especializada, con el fin de verificar la legalidad, el cumplimiento o y/o ejecución o no del contrato de asistencia técnica celebrado entre Inassa y Triple A en el año 2000.

Es importante destacar que la determinación de contratar a la firma auditora la tomó Triple A de manera independiente, autónoma y previa a la ratificación que se hiciera en la reunión de Junta Directiva realizada el día jueves 10 de mayo.

Por su parte, el apoderado de Inassa manifestó que está de acuerdo con la contratación de la auditoría externa, sin embargo, aclaró que esto no implica aceptar los resultados de la misma.

Por último, los accionistas minoritarios propusieron que se elabore un informe sobre las actuaciones judiciales que vienen adelantando las autoridades competentes, así como las acciones de la empresa al interior de dichas investigaciones en su calidad de víctima.

También solicitaron un informe acerca de cómo se surtió el proceso de capitalización en el año 2006.

Triple A ratifica su compromiso de seguir trabajando en la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo con estándares de eficiencia y calidad.

JUAN ACOSTA SALAZAR

Gerente Ad hoc

El insaciable Edmundo Rodríguez

Antes de la llegada de Juan Acosta  Salazar como gerente Ad hoc de la Triple A, estuvo largos años Ramón Navarro, colocado allí por el travieso Edmundo Rodríguez, enviado por Aguas de Barcelona a manejar con un dedo la seccional de Inassa, accionista mayoritaria de Triple A.

Con Ignacio Rodríguez comienza el descalabro del Distrito como accionista mayoritario de la Triple A. Se asegura que es un “tipo dispuesto a todo y a pagar por todo a cambio de conseguir lo que quiere”, según un investigador privado que vino desde España a investigar sus maléficas acciones en la Triple A. Se asegura que Ignacio Rodríguez pagó bastante plata en varios momentos de la Triple A. Cuando se decidió de manera dictatorial aumentar el capital de la empresa, en momentos en que el Distrito pasaba por un déficit fiscal que lo condujo a tener que entrar a la Ley 50.

Luego pagó otro montón de plata cuando un alcalde trató de revertir los manejos accionarios de la Triple A. Y se asegura que se mismo alcalde luego fue a Barcelona a negociar por debajo de la mesa, con 300 mil euros en la mano, la venta al Distrito de un paquete accionario que lo colocara en mayoría. No se pudo. Los españoles le hicieron pistolas.

En años anteriores, la Triple A fue manejada por Edmundo Rodríguez (2006), luego en la era de Canal Por todos esos antecedentes la Procuraduría General de la Nación conminó al Distrito de Barranquilla a ejecutar medidas para retomar el control.

El abogado Jorge Padilla Sunhein, secretario jurídico del Distrito, confirmó, que, en efecto, desde la semana pasada están realizando mesas de trabajo con especialistas en temas de sociedad.

“El alcalde Alejandro Char ya venía con esa idea, que cobra fuerza ahora al conocerse el documento en el que la Procuraduría General de la Nación exige ejecutar medidas necesarias para garantizar a los usuarios la recuperación del control accionario de la empresa Triple A. El Distrito informó que está evaluando sus posibilidades de acción frente al tema.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados