Sal, si puedes, con Joanna Riquett

1388

Esta mujer tiene al mundo en sus manos, y se da la felicidad de traerlo consigo a Barranquilla para ponerlo en la mesa de sus invitados.

Por Jorge Mario Sarmiento Figueroa
Fotos: Luis Miguel Charris @WadoPhoto

El itinerario de viajes de Joanna Riquett por el mundo (30 países, 5 continentes) hace recordar el párrafo inicial de la crónica que el Nobel Gabriel García Márquez escribió sobre Shakira, donde cuenta la sorprendente cantidad de vuelos y países recorridos por la estrella colombiana de la música en un solo mes.

Ambas mujeres, Shakira y Joanna, son barranquilleras y comparten esa capacidad de tragarse el mundo en poco tiempo. Pero sobre todo tienen en común el sello que hace que vayan adonde vayan, hagan lo que hagan, hablen como hablen, bailen lo que bailen, mantienen su raíz en Barranquilla, y la ciudad se potencia con ellas para lucir en el mundo.

Sobre Shakira ya se hablado mucho, incluso en esta cháchara, y no necesita más presentación. Si la usé como puente aéreo es porque quiero en verdad presentarles a Joanna Riquett, una mujer que sorprende donde va con el poder de sus ideas y de su manera de ser. Joanna es creadora y actual líder de Hayo, una revista para viajeros que ya en 2017 fue considerada la mejor de su género en Canadá y que en la actualidad es distribuida en los más exigentes mercados editoriales de Europa.

A través de Hayo, Joanna ha posicionado una manera de contar el mundo como solo pueden hacerlo los viajeros. “Somos una revista independiente para mentes creativas enfocadas en viajes, artes, cultura y curiosidades”, cita la presentación de Hayo, cuyas palabras importan por lo que dicen y también por lo que no dicen. Es decir, esta revista no puede ser contada por sedentarios ni tampoco por ejecutivos que se la pasan viajando pero no salen de oficinas y aeropuertos, y por tanto se pierden de vivir de verdad la aventura de conocer los lugares por su gente y sus historias, sus culturas, su arte y sus curiosidades.

 

Gracias a ese valor de unir viajeros, que cada día son más por las ventajas de la globalización que ha bajado los costos de transportes y hospedaje al mismo tiempo que aumenta la oportunidad de conexiones, Joanna logró que Hayo agregara una visión de calidad editorial e hiciera así el clic con su potente mercado. Además, a partir de ese primer paso la empresaria avanzó agregando ingredientes a su concepto, por lo que sobre Hayo flotan hoy en día ideas tan interesantes como Salsipuedes un evento que ella misma lideró el pasado viernes 16 de febrero en Barranquilla, su ciudad natal, y que La Cháchara tuvo la oportunidad de disfrutar para compartirles aquí la experiencia.

Salsipuedes

70 personas icono de la industria creativa de Barranquilla acudieron a Salsipuedes, un singular encuentro que aprovechó manifestaciones culturales y artísticas desde el Gran Caribe hasta el Medio Oriente para reflejar el sincretismo que es nuestra ciudad. El reconocido chef colombiano, Alex Quessep, fue el responsable de ser anfitrión del colectivo puertorriqueño Cosa Nuestra, liderado por el chef Manolo López, en compañía de Xavier Pacheco, Gabriel Antúnez y René Marichal, y juntos prepararon una exquisita cena con ingredientes tan autóctonos de la isla antillana como de la región Caribe colombiana, como la ahuyama, por ejemplo. “Ustedes no saben la impresión que nos dio cuando Alex (Quessep) nos llevó al mercado de Barranquilla y vimos la cantidad de ahuyama disponible. Se nos saltaron las lágrimas porque en Puerto Rico, debido al huracán, ahora mismo es muy difícil conseguir cualquier clase de alimento. Así que con Alex decidimos rendir un homenaje a la abundancia, a la vida”, expresó Manolo López lleno de sentimiento.

Ese sentir lo fueron disfrutando los comensales a través de las diversas manifestaciones. En la música, por ejemplo, la cantante Keren-H y Franco Hernández rindieron homenaje a composiciones emblemáticas como Cumbia Negra, Prende la Vela y Salsipuedes, todas de Lucho Bermúdez, gran cultor de los sonidos del Caribe colombiano y cuya composición da nombre al evento creado por Joanna Riquett. Y de entrada a todo esto, cocteles especialmente preparados por dos de los mejores bartender de Puerto Rico y de gran reconocimiento mundial, Leslie Cofresi y Roberto Berdecia, quienes usaron especialmente el ron La Hechicera, hecho en Barranquilla, con el cual crearon bebidas especiales para esa noche con nombres de sabor local, como La Troja.

Pueden ustedes imaginarse el sentido de cenar a la sazón de Quessep y Cosa Nuestra en una larga mesa para 70 personas en el patio de la bella casona de la Fundación Gases del Caribe, con la música de Lucho Bermúdez interpretada en vivo y una proyección gigante de la luna barranquillera como custodia de Salsipuedes. El concepto, aterrizado a la estética de Barranquilla, estuvo a cargo de Juan José Perez (Juanjo) y Felipe Ginebra, con la producción de Roxana Otero. Ellos hicieron magia para enlazar el colorido y la vanguardia de la celebre comparsa carnavalera La Puntica no ma’ con la tradición y el valor ritual de un Shabbat judío.

“La mesa es un lugar que el ser humano ha usado en todas sus culturas, cada una poniendo su sello particular. Cada quién tiene su manera de expresar amor al encuentro espiritual, de familia, de amigos, para compartir los frutos de la naturaleza”, dijo Alex Quessep en el bello tono poético que suele usar este chef sucreño de origen libanés. Sus palabras fueron la introducción a una noche en la que lo difícil fue salir ante tanto buen gusto y talento local e internacional que Joanna Riquett logró convocar con el apoyo de empresas como The Charles & Lynn Schusterman FoundationSupertiendas OlímpicaSecretaría de Cultura de BarranquillaCentro Cultural CayenaRon La HechiceraHotel Barranquilla PlazaFoto Ideas Studio, y Gases del Caribe, y con su manera natural de bien rodearse de su familia, su madre Soledad Leal y su hermana Laura Riquett… “Y de mi padre, Alex Riquett -nos contó Laura, la hermana menor de Joanna- quien no estaba en el país pero a cada instante nos chateaba para que le mandáramos fotos”. Esa frase refleja el último rasgo que quiero destacar de parecidos entre Joanna y Shakira, y es que ambas tienen el sello de haber crecido en un amor familiar que en medio de las vicisitudes de las que nadie escapa, las impulsó para volar muy lejos como cayenas en flor que tienen su raíz en La Arenosa.

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Editor general de Lachachara.co y gestor de proyectos de la Fundación La Cháchara. Ejerce el oficio periodístico desde niño, combinado en la actualidad con la docencia universitaria, asesorías en comunicación para personas y organizaciones. También practica manifestaciones artísticas como la poesía, la pintura y la realización audiovisual. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3182484320

Los comentarios están cerrados