Ojo con la fragata portuguesa

450

Con la llegada de la Semana Santa muchas personas toman estos días para descansar e irse para la playa,pero ante la emoción del descanso y de los paisajes en donde estarán se olvidan de muchas precauciones que se deben tener.

Por: Estela Monterrosa – @monterrosa1961

Este año con mayor precaución  por la aparición de una mal llamada agua mala, que con un nombre artístico pareciera que no acarrea ningún peligro, pero es de las mas peligrosas que ha aparecido en las aguas de nuestros mares.

Ella obedece al nombre de Fragata Portuguesa que de fragata no tiene nada. Veamos lo que se dice de esta peligrosa especie: La aguamala fragata portuguesa (Physalia physalis), se trata de una falsa medusa, un hidrozoo sifonóforo que se ha expandido por diversas áreas del planeta, en aguas cálidas tropicales y subtropicales. 

Llegó a playas del Parque Nacional Natural Tayrona reveló un comunicado de Parques. Presente ya en otras áreas del Caribe colombiano como el Golfo de Morrosquillo y San Andrés, donde se denunció su presencia el año pasado, esta aguamala produce una picazón de intenso dolor y en algunas ocasiones puede ser letal. Es de color rosado, inflada como un globo.playas-de-santa-marta-y-cartagena-en-alerta-por-presencia-de-aguamala-619466

Estos últimos, los dactilozoides, se presentan en forma de tentáculos, los cuales pueden llegar a medir hasta 50 metros, con algunos casos excepcionales que alcanzan el doble de longitud. En estos tentáculos, la carabela posee cerca de tres cuartos de millón de nematocistos, elementos celulares que albergan más de diez tipos de venenos, y con los cuales puede capturar peces pequeños y moluscos, y alejar a sus depredadores. En cuanto a la bolsa prominente de su cuerpo, se trata de un pólipo superior, de color azulado, y en cuyo interior podemos encontrar muestras de nitrógeno, oxígeno y argón. Generalmente, esta vela gelatinosa sobresale unos quince centímetros de la superficie, y puede llegar a medir unos 30 cm de longitud. Al inflarse, la carabela puede alcanzar una velocidad de desplazamiento de casi 22 metros por segundo.

Veneno de la fragata portuguesa

De naturaleza carnívora, la carabela portuguesa posee en cada centímetro cuadrado de sus tentáculos, más de un millón de células urticantes, que utiliza para paralizar a los peces pequeños e introducirlos hacia la cavidad gastrovascular (gastrozoides) donde tomará lugar el proceso de digestión. En realidad, el veneno de estos organismos se segrega de manera espontánea y aunque no se considera mortal, si puede afectar a niños pequeños y personas alérgicas, llegando a causar paro cardíaco y por consiguiente, la muerte.5aaa9aaf28741

Otros síntomas más comunes son los vómitos, la fiebre, náuseas y un intenso dolor en la zona de la picadura. La toxina de la carabela se encuentra compuesta por estructuras proteínicas y péptidos, de las cuales se conoce que poseen propiedades hipnóticas. Otro hecho que resulta interesante, es que incluso cuando permanezcan inertes a la orilla de la playa, cualquier contacto con sus tentáculos puede resultar peligroso.

Cómo actuar ante una picadura de la fragata portuguesa

Lo primero es retirar los restos de tentáculos que puedan quedar remanentes sobre la piel. Esta operación nunca debe efectuarse directamente con las manos. Seguidamente, se deberá aplicar agua salada sobre la zona afectada. Nunca es conveniente emplear agua dulce, pues la diferencia de presión puede conducir al estallido de los cnidocitos y el aumento del dolor.

Para aliviar el dolor causado por la toxina, podemos lavar la zona con agua caliente o vinagre, aunque este último no se recomienda si no se ha limpiado debidamente la piel. Es importante además evitar la exposición de la herida a la luz solar, así como rascarse. Si los síntomas empeoran, lo más sensato es acudir al médico, quien podrá recetar cremas de corticoides, así como el vendaje de la zona y la suplementación de antihistamínicos.

Hay que tener en cuenta que ellas llegan a la playa en grupos grandes y por su colorido llaman la atención, por esta razón volvemos  advertir  no dejarse impresionar por su colorido y por tanto no tocar, para que no se les dañe las vacaciones y el descanso. Disfruten el mar con mucho cuidado.

Compartir.

Acerca del Autor

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3024019715

Los comentarios están cerrados