Los tarjetones fantasmas

199

Cuando lo último que nos queda por hacer es sacar una fotocopia.

Por Gabriel Moncada Figueroa @_thebata

Este 11 de marzo la intención de voto ha sido más fuerte que nunca, muchos han salido desde temprano a ejercer su derecho, filas nunca antes vistas se han formado en las mesas de votaciones, esto claramente se debe al acceso a la información con la que contamos hoy en día, que permite a los ciudadanos tomar posiciones claras y estar motivados a apoyar el candidato y movimiento político que mejor representa sus intereses.

A las 10:30 todo pintaba de lo más normal, una hora después las denuncias empezaban a aparecer y no en una parte, sino como un virus que ataca al sistema inmunológico, que se propaga de manera rápida por el torrente sanguíneo y las vías respiratorias, inundando así todo el país con diversos fallos, dicho por los propios candidatos y medios

Refrigerios

Transporte

Tarjetones fantasmas

 

 

 

Denuncias de los candidatos

 

 

 

 

 

 

Todo este escenario es absurdo, porque no pueden haber fallos de calculos, porque en cada mesa de votación del país se sabe el número exacto de personas que van a votar, por lo tanto no puede ni sobrar ni falta tarjetones, viene la pregunta que rondará por la cabeza de los colombianos

¿Qué pasó?

Hay varios escenarios posibles:

  1. Se imprimió menos porque no se esperaba tanta participación. Y se busca reducir el presupuesto.
  2. Se contó mal y se imprimieron menos.
  3. Una falla premeditada.

Sea lo que sea, no se puede improvisar con fotocopias en plena jornada electoral y menos alterar el orden propio de las mismas, como observan los propios candidatos ya hicieron sus denuncias.

Compra de votos

¿Hasta cuándo comprarán nuestros derechos? Hemos pasado por miles de guerras, para tener la libertad de elegir a nuestros gobernantes, por favor pensemos en todos los que han dado sus vidas para que tengamos está oportunidad, no lo desperdiciemos.

Compartir.

Acerca del Autor

admincha

Los comentarios están cerrados