La corta y accidentada carrera presidencial de (a) Timochenko

474

El partido confirmó lo que ya se venía rumoreando desde que el líder del partido Farc fue hospitalizado por afecciones cardíacas una primera vez. Muchos se preguntan si fue una decisión consciente o el producto de los percances que tuvo en sus pocas apariciones en público.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

La rutinaria presencia de turistas y palomas en la plaza de Bolívar en Bogotá, se vio alterada esa tarde de viernes por la presencia de personal de logística, agentes de seguridad, piezas metálicas y luces.

Ya a las cuatro de la tarde, enormes filas de personas, especialmente jóvenes, se apostaban a un lado de la catedral para acceder a los espacios autorizados para el público y colocarse frente a la enorme tarima, similar a las que usan los artistas para dar un concierto. De hecho, la agenda que se desarrollaría horas después incluía la presentación de grupos musicales, pero ese no era el plato principal.

Según distintas encuestadoras, la campaña de las Farc nunca logró calar en el electorado.

Según distintas encuestadoras, la campaña de las Farc nunca logró calar en el electorado.

Ese viernes 1ro de septiembre de 2017, bajo el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -Farc-, el hasta entonces grupo guerrillero más grande de Colombia, oficializaba su ingreso a la vida política del país, como parte de los acuerdos alcanzados con el gobierno de Juan Manuel Santos.

La presentación principal de la velada era entonces Rodrigo Londoño, (a) Timochenko, quien como vocero del ‘otrora’ grupo armado, pronunció un discurso que fue interpretado por muchos acertadamente, como el punto de partida de su carrera presidencial. Previamente, un congreso realizado por el partido de la rosa, había ratificado a Londoño “como jefe máximo y del Estado Mayor”, lo que le garantizaba su candidatura presidencial.

Un camino espinado

Pero las desventuras de Londoño comenzaron apenas entró al ruedo político con intenciones presidencialistas. Escándalos por incumplimiento de los acuerdos, entre los que destacan la localización de ‘caletas’ de dinero y armas; el descubrimiento de cuantiosos bienes y plata no declarados en el marco de las negociaciones de paz y el surgimiento de grupos desertores de las Farc cometiendo delitos, minaron el avance del abanderado de extrema izquierda en las mediciones de popularidad.

El fantasma del resentimiento ciudadano persiguió a Londoño a distintos sitios del interior del país.

El fantasma del resentimiento ciudadano persiguió a Londoño a distintos sitios del interior del país.

El pasado 2 de febrero, decenas de personas impidieron que el entonces candidato presidencial realizara un acto proselitista. Los habitantes del centro de la ciudad, gritaron consignas contra Londoño Echeverry y lo tildaron de “asesino” y “bandido”. Pero este episodio ocurrido en la capital de Quindío no fue el único.

Apenas seis días después en la ciudad de Cali unas 200 personas, en su mayoría familiares de víctimas del conflicto armado, esperaron al candidato de las Farc a su salida de la sede de la Corporación de Periodistas de El Valle, donde había ofrecido su primera rueda de prensa en el marco de la campaña electoral.

Gritándole adjetivos como “asesino” y “terrorista”, la multitud le lanzó huevos, piedras y tomates, haciendo que el ex guerrillero, abordara violentamente su vehículo escoltado por efectivos de la fuerza pública.

Tras estos episodios, las Farc anunció la suspensión de actividades proselitistas exigiendo al gobierno que les brindara las garantías necesarias para volver a aparecer públicamente. Pero una nueva aparición nunca ocurrió.

La salud como adversario

A principios de marzo, Rodrigo Londoño fue hospitalizado tras sufrir un fuerte dolor en el pecho, asociado con un episodio cardíaco. Éste no era el primer percance de salud sufrido por Londoño en los últimos años. En el marco de la fase final de las negociaciones de paz en La Habana, el ahora ex candidato sufrió un infarto que requirió atención médica en la capital cubana.  En junio de 2017 en Bogotá, Londoño sufrió un accidente cerebral, lo que también ameritó su hospitalización por varios días.

En esta oportunidad, Londoño de 58 años, tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica. En un comunicado emitido por la clínica Shaio, se lee “fue sometido a revascularización coronaria con puentes arteriales”. Tras el procedimiento, los médicos recomendaron cuidados extremos y reposo por al menos dos meses.

Poca popularidad

Según la encuesta realizada para el diario El Tiempo y W Radio por las empresas Guarumo y EcoAnalítica Medición y Conceptos Económicos y publicada por estos medios el mismo día de la oficialización de la renuncia a su candidatura presidencial, Rodrigo Londoño gozaba apenas con el 0,3% de intención de voto del electorado, en un estudio que ubicaba a los candidatos Iván Duque (23,6%) y Gustavo Petro (23,1%) en un empate técnico y alejados del resto de los contendores.

Las víctimas

Tras la recomendación médica, las Farc se pronunciaron a propósito de su retiro de la carrera presidencial. Atribuyeron esta decisión a los problemas de salud de Timochenko, pero también a “que se podría estar fraguando un magnicidio” contra él. (a) Iván Márquez, trinó en su cuenta que “una contienda electoral en condiciones desfavorables, nos llevan a declinar nuestra aspiración presidencial”.

Entrevistada por la BBC de Londres, la experta en política colombiana Marcela Prieto opinó que “las cosas no les estaban saliendo bien a las Farc” en esta su primera experiencia electoral.

La compañera de fórmula de Londoño, Imelda Daza, dijo que sopesan varias alternativas para las presidenciales.

La compañera de fórmula de Londoño, Imelda Daza, dijo que sopesan varias alternativas para las presidenciales.

Para el investigador Jorge Restrepo, la retirada de las Farc les supone la salvación de salir ahogados en esta su primera contienda electoral, lo que a juicio de alguno habría complicado su débil imagen pública. “Evitará que la FARC quede expuesta como un movimiento sin ningún tipo de apoyo en las calles”, explicó.

Reportes de prensa de las primeras semanas de marzo aseguraron que las Farc, al evidenciar el estado físico de su principal figura política, estaba barajando otro candidato propio o apoyar abiertamente una campaña distinta a la propia. Ésto último no parece ser una posibilidad viable, debido a que la poca popularidad de las Farc entre el electorado, podría colocar plomo al ala  de cualquier otra candidatura. Una muestra de ello es que la izquierdista Piedad Córdoba, quien oficializó su aspiración presidencial este 9 de marzo, lo primero que dijo es que no aceptaría ningún apoyo de las Farc  para su postulación.

El derechista Iván Duque, se convierte para las Farc el candidato a vencer en las presidenciales.

El derechista Iván Duque, se convierte para las Farc el candidato a vencer en las presidenciales.

Aunque la fórmula de Londoño a la presidencia, Imelda Daza, dijo que tenían varios nombres opcionados para brindarle su apoyo, analistas coinciden en que será Gustavo Petro el ungido por los ex guerrilleros, debido a su cercanía ideológica de izquierda y la necesidad que tienen en las Farc, de utilizar a alguien con opciones verdaderas de triunfo para bloquear cualquier posibilidad de que un abierto opositor a los acuerdos de paz firmados con el gobierno de Santos, como  Iván Duque, llegue a las oficinas del Palacio de Nariño.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados