Reviven en el Congreso la intención de quitarles tres ceros al peso

782

Es la cuarta vez que se pone en la mesa de discusión la reconversión monetaria, pero las grandes interrogantes siguen siendo las mismas: ¿estarán la banca y el público preparados para el gran cambio?

Lexander Loaiza Figueroa  @Lexloaiza

La iniciativa es del Banco de la República. En los últimos 18 años ha estado empujando al Congreso para debatir la reconversión monetaria que implicaría quitar tres ceros de la denominación facial de las monedas.

Explicado de la forma más sencilla, la moneda o el billete de 1.000 pesos actuales quedarían tan solo en 1 peso. Si usted tiene en el banco actualmente 1 millón de pesos, estos se convertirían automáticamente en 1.000 pesos nuevos, que tendrán el mismo poder de compra que el millón que poseía antes.

Los legisladores retomaron la idea a solicitud del Banco de la República.

Los legisladores retomaron la idea a solicitud del Banco de la República.

Producto de las discusiones anteriores, existe ya en la Cámara de Representantes un papel de trabajo, en base al cual se revivió la discusión la semana del 8 de febrero.  La representante por el partido Conservador, Lina Barrera, quien pertenece a la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, consideró que la iniciativa es favorable para darle el trámite en el legislativo, pero advierte que primero hay que analizar si la economía y la ciudadanía están preparadas para este cambio drástico.

“El tema de legislarlo no es el problema, el problema es si el gobierno está preparado para esa implementación y si la economía también está lista para ese cambio”, dijo.

El dólar estadounidense pasó de 1886 pesos en agosto de 2014 a los 2950 actuales.

El dólar estadounidense pasó de 1886 pesos en agosto de 2014 a los $2950 actuales.

Las reconversiones monetarias son producentes en economías cuyas monedas han sufrido una fuerte pérdida de su poder adquisitivo. Las políticas económicas desarrolladas por el gobierno de Juan Manuel Santos han estado marcadas por las medidas restrictivas con el objeto de disminuir el déficit fiscal, producto de la baja en los ingresos petroleros.

Es así como a la par de incrementos en los impuestos, se ha venido adelantando una fuerte devaluación del peso con respecto al dólar estadounidense que lo ha llevado desde los 1.886 pesos en agosto de 2014 a los $2.980 actuales.

Uno delos beneficios es la simplificación de las transacciones en los comercios.

Uno de los beneficios es la simplificación de las transacciones en los comercios.

De haber un cambio en ese sentido, la congresista santandereana advirtió que se debe hacer un trabajo muy fuerte en pedagogía hacia la ciudadanía, para que puedan asimilar este drástico cambio.

El Gobierno Nacional ya ha empezado a dar pasos en ese sentido, por lo que la nueva denominación de billetes que circula desde 2016 ya ha eliminado los tres ceros finales del peso, al cambiarlos por la palabra “mil” autorizada por una Resolución Externa del Emisor.

El Banco de la República ha motorizado esta idea desde hace unos 18 años.

El Banco de la República ha motorizado esta idea desde hace unos 18 años.

Una medida en ese sentido es a primera vista impopular, porque implica un reconocimiento tácito de la inflación, por lo cual a las dudas de que si la banca comercial y el público están ganados a esta idea, se agrega también la variable electoral en tiempos donde la poca popularidad del Gobierno no le permite medidas audaces sin estar seguros de sus efectos.

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Deja un comentario