Falcon Heavy rumbo a Marte

486

Fue lanzado el cohete más potente jamás construido por la empresa SpaceX. 

Por Gabriel Moncada Figueroa

Retrocedamos un poco en el tiempo. Lo que ha sucedido el 6 de febrero a las 3:56 pm (hora local), desde  Cabo Cañaveral (Estado de la Florida), no es un lanzamiento cualquiera y todo nace de un sueño de un hombre: Elon Reeve Musk, sudafricano, quien es empresario, inventor e inversor que comenzó desarrollando lo que hoy conocemos como PayPal y que gracias a ese invento pudo venderlo y financiarlo para sus recientes compañías: Space X, Hyperloop, Tesla Motors, Solar City, entre otras.

La historia de Elon Musk es inspiradora y es un hombre inspirador que hoy en día ocupa el puesto 51 en la lista de los más ricos del mundo. En el 2002, debido a los riesgos que posee la humanidad para su posible y cercana extinción, decidió ayudar con las empresas fundadas. Tesla Motors y Solar City para impulsar el uso de energías alternativas al petróleo, con carros eléctricos de lujo y hacer de los paneles solares accesibles para las grandes ciudades.

La empresa Hyperloop es para tener medios de transporte más rápidos y eficientes, pensando en que las fuentes actuales de combustibles fósiles se agotan. Y finalmente SpaceX para que sus cohetes sirvieran de medio de transporte para colonizar Marte. El eterno sueño de los seres humanos adictos a la aventura y a descubrir algo nuevo e interesante.

Muchos se confunden diciendo que Elon quiere los viajes a Marte porque perdió las esperanzas en que el planeta Tierra sobreviva a los cambios que está teniendo por la mano del hombre o sus cambios propios; y no es así. Lo que este osado empresario soñador aterrizado es tener un plan B para un caso extremo, en que la única salida para que  la humanidad sobreviva sea salir del mismo mundo terrenal. La verdad es que se trata de un buen síntoma que visionarios como Elon hagan esto desde ya, porque, ¡caramba!, nunca se sabe, y estos esfuerzos hacen progresar de manera acelerada la tecnología.

Ya conociendo los orígenes de este revolucionario proyecto, ahora viene el cómo comenzó dicha idea futurista. Lo primero que había que solucionar e inventar eran cohetes autónomos, es decir que se manejaran sin la presencia de un ser humano. Esto con el fin de que los propulsores fueran reutilizables ahorrando millones de dólares, convirtiéndose así en un verdadero proyecto viable.

Para ello se hicieron pruebas que resultaron fallidas, con los cohetes totalmente destruidos. Estos fallos harían retroceder a más de uno, porque las pérdidas son millonarias, incluso en este último despegue el propulsor del medio se esperaba que aterrizara en una plataforma en medio del océano Atlántico, pero se destruyó. En la rueda de prensa Elon bromeaba diciendo que miraría si las cámaras sobrevivieron para mostrar la explosión.

Otro de los grandes problemas, además de los lógicos derivados de un proyecto tan complejo, es la moral, moral que llegó afectar en cierto momento a Elon, porque los personajes que él admiraba habían dicho que el proyecto era inviable o eran escépticos que se volviera realidad, pero él contestaba entre lágrimas que lo haría.

Y esas lágrimas derramadas no cayeron en vano. Henos aquí, viendo cómo un carro sobrevuela el espacio con un maniquí llamado Starman, igual que el de la canción de David Bowie, que por cierto su  canción ‘Space Oddity’ fue escuchada a la hora del despegue del gigante de este mundo historial.

Esta operación tiene el costo de 90 millones de dólares y puede llevar hasta 66 toneladas si el destino es en la órbita de la Tierra y 17 toneladas si es el planeta Marte.

Tesla Roadster el primero en el espacio

Pareciera que llevar un auto en el espacio es un simple pantallazo o excentricidad, pero esto sin duda alguna podría ser recordado como una de las estrategias de Marketing más audaces. Porque este evento fue transmitido en vivo y visto por miles de millones de personas y, lógicamente, es la noticia que está en boca de todos los interesados en la ciencia y, sin duda, como objeto característico va a ser este carro, que para los que estamos en el sector es muy conocido, pero para muchos otros no lo era tanto, lo más probable es que este carro llegue a ser tan conocido como el Ferrari o el Porsche, si es que ya no lo es.

¿Qué se va a hacer con está tecnología a corto plazo?

El gran proyecto y meta es llevar en unos 5 años al primer hombre a Marte, además usar estos aterrizajes autónomos para hacer viajes en tiempo récord por el mundo, claro como todo invento recién sacado,  sería usado por las élites.

¿Estamos preparados para ir a Marte? 

La verdad es que nunca vamos a estar cien por ciento preparados, porque nadie tiene la experiencia de haber pisado esos terrenos. Lo que la información de satélites y robots han enviado a la Tierra, son solo una simple pintura de lo que nos encontraremos, pero la realidad puede ser muy diferente. Es por esto que la Nasa ha estado estudiando el efecto de la no gravedad en el cuerpo humano, y aún falta mucho por descubrir.

Ahora bien, si después de tantos años no hemos solucionado ese factor, lo que puede ocurrir en Marte al cuerpo es impredecible, incluso en corto plazo, así que la colonia de un millón de habitantes es probable que se llegue a dar, pero con varias años de investigación y desarrollo, cosa que también necesita un mundanal de plata, para hacer avanzar el sector energético, climático artificial (crecimiento de vida en Marte), nutricional, arquitectónico y de transporte exploratorio.

Compartir.

Acerca del Autor

Gabriel Moncada Figueroa

Freelance Ingeniero Industrial trabajando con @lachacharaco. Apasionado por el Marketing y el mejoramiento de las empresas. Twitter: G9MF

Los comentarios están cerrados