Experiencias sobre el Yoga en la tierra carnavalera

864

La práctica toma fuerza en Curramba. Exploramos algunos desafíos y testimonios de personas vinculadas a ella.

Por Jairo Alonso De La Castañeda

“Tenía pensado venir hace rato pero siempre ocurría algo a última hora”, dijo Mayra al acudir por primera vez a la práctica. Este es un pensamiento frecuente en todo aquel que da vueltas antes de saltar a un nuevo hábito.

marimonda yoga flor de loto

María José (Yoga Bites), Darling (la Ruta del Yoga) y Diana (Ardaas Bhai Yoga), tres instructoras jóvenes que le apuestan a este movimiento, coinciden en que el interés por el yoga ha crecido de manera significativa. Aunque no exista un dato exacto sobre lo que ofrece el mercado, googleando se puede ver una amplia variedad de academias e instructores.

En los últimos dos años, la disciplina toma fuerza en una ciudad en donde se le hace bullying al que saca unos minutos de quietud reflexiva. En la que se prioriza el movimiento constante, incluyendo el baile, la recocha. “¿Cómo puede crecer el yoga en una ciudad estigmatizada por la rumba desmedida?”, me preguntó, con un alto grado de ingenuidad, un instructor yogui en Bogotá.

Aunque casi todas las ramas del yoga usan a la respiración y las posturas corporales (asanas) como medio, las 3 instructoras consultadas expusieron lo que las hace diferentes: Yoga bites se centra en Vinyasa yoga (creación de secuencias conectadas a través de la respiración rítmica), La Ruta del Yoga en Hatha yoga (transiciones suaves entre un asana y otro, para aportar firmeza y elasticidad a los músculos) y Ardaas Bhai Yoga en Kundalini (hacer que la energía del sistema glandular y nervioso se combinen para que el cerebro reciba las señales y las integre).

Yogabites

Yogabites

¿Obstáculos o Excusas?

“No logré poner mi mente en blanco, por eso no seguí asistiendo”, la acostumbrada voz de un practicante que no asume su responsabilidad en el proceso. El instructor coloca su cuota, pero es el practicante quien debe poner de su parte para el resultado satisfactorio. Este es una de tantas excusas que impactan el nivel de deserción. Osho dice que entre más ansiedad tengas por iluminarte, más espantas la luz. Por eso no conviene presionarse para encontrar resultados a corto plazo.

¿Cuáles son los motivos por los que muchos huyen o escapan de esta sana práctica?

Maria José dice que las religiones tradicionales lo relacionan con satanismo, esoterismo y otras variables que tachan de peligrosa a la meditación, al creer que si dejas la mente en blanco los demonios pueden invadirte. Creencias limitantes que forman una muralla.

“La gente sí tiene tiempo pero muy poca disposición”, dice Diana, al notar los conflictos de agenda con las que se justifican algunos. Las excusas suelen ser numerosas para todo el que siente interés y temor, simultáneamente, de probar lo desconocido: falta de dinero, el no querer experimentar la torpeza del principiante, dificultades motrices (flexibilidad), y la más importante: la inconstancia, según la guía de “La Ruta del Yoga”.

 

La Ruta del Yoga

La Ruta del Yoga

Según Darling, el crecimiento varía de acuerdo a la condición socio-económica. Toma mayor acogida en los estratos Medio-Alto, pero faltan campañas de sensibilización en los sectores populares. Salvedad que deja la incógnita: ¿Por qué este estilo de vida crece más rápido en un círculo que en el otro?

“Vine a practicar porque he estado con mucha ansiedad y logré relajarme”, manifestó William al terminar su primera sesión. Quizá el primero de una serie de descubrimientos que van aflorando al arraigar la práctica.

Sorprende ver que con el yoga no existe la rivalidad clásica que suele verse en otras áreas. La fraternidad, propia de la filosofía yogui, hace que predomine la premisa: “toma la metodología con la que mejor te sientas”.

Ardaas Bhai Yoga

Ardaas Bhai Yoga

Para fomentar una idea no tradicional se requiere desmontar los prejuicios asociados a ella. Sin embargo los principios del yoga no van de la mano con la evangelización forzosa (intención de incrustársela por los ojos a todo el que se atraviese). No veremos nunca, en la esquina, a unos “Testigos del Yoga” enumerándote los beneficios para reclutarte. Al Yoga se llega por convicción y consciencia, como casi todas las prácticas orientales. El yoga no riñe con tu creencia, dogma o religión.

Sentí tanta ansiedad por mencionar los beneficios del yoga que me vi obligado a respirar profundo, varias veces, mientras desarrollaba este artículo. El síntoma conmovedor aparece cuando llevas los hábitos de la clase a la vida real: inhalación y exhalación profunda y consciente en todo momento. Sobretodo cuando el estrés y la confusión dicen presente, o cualquier episodio en el que invoques al sabio que vive dentro de ti. Esta ciencia ayuda a neutralizar tu mente para una estratégica toma de decisiones, con ella tienes la oportunidad de sacar a tu cuerpo de la zona de confort. Por ende, cada día más centros de rehabilitación le dan cabida. No garantiza una sanación final, pero la ansiedad tiene los días contados cuando has activado esta práctica en tu ser.

Yoga significa unión y, por ende, nuestra idiosincracia currambera no merece estar desligada de lo espiritual. El espíritu festivo adopta un bello equilibrio cuando mantienes un sensato diálogo contigo mismo. La cumbia no le quitará al costeño el derecho a explorar su naturaleza interior. Al contrario, la cumbia es el reflejo de que en el cuerpo está la llave de nuestro sentir universal. ¡La conexión con el aquí y ahora!

Redes Sociales de las propuestas mencionadas:

@yogabites – www.yogabites.net

@nany_kundaliniquilla – www.ardaasbhaiyoga.com

@larutadelyogaa

Compartir.

Acerca del Autor

Los comentarios están cerrados