De la amistad social… a la amistad abierta

744

Quiero escribir a rueda suelta tal y como van brotando estas reflexiones en el silencio de mi habitación.

Por: Padre Rafael Castillo Torres

Padre Rafael Castillo Torres

Padre Rafael Castillo Torres

Sigo convencido, y ya no puedo dar reversa, que la felicidad sólo es posible allí donde nos sentimos acogidos y aceptados. Donde falta la acogida, falta vida…lo más profundo de nosotros se paraliza y consiguientemente la creatividad se atrofia.

Esa es la razón por la cual hoy experimentados nuestra Nación, que es la gran tarea, como una sociedad cerrada que es lo mismo que decir una sociedad sin futuro. Cuando una sociedad mata la esperanza de vida de los marginados…es una sociedad que finalmente terminará hundiéndose a sí misma.

No son pocos los factores que invitan a los hombres y mujeres de esta sociedad, de nuestras comunidades y de nuestros procesos a vivir en círculos cerrados y exclusivistas. En una sociedad en la que crece la inseguridad, la indiferencia y la agresividad, es explicable que cada uno tratemos de asegurar “nuestra pequeña felicidad” junto a los que sentimos iguales.

Las personas que son como nosotros, que piensan y quieren lo mismo que nosotros, nos dan seguridad. En cambio, las personas que son diferentes, que piensan, sienten y quieren de manera distinta de nosotros, nos producen inseguridad.

Y esta es la razón por la cual hoy se agrupan las naciones en «bloques» que se miran mutuamente con hostilidad. Por eso busca cada uno su propio “recinto de seguridad”, ese círculo cerrado de la amistad con aquellos que son de nuestra misma condición.

Siento que vivimos como “a la defensiva”, excluyéndonos mutuamente, cada vez más incapaces de romper distancias y adoptar una postura de amistad abierta hacia toda persona. Nos hemos acostumbrado a aceptar sólo a los más cercanos. A los demás los toleramos, o los miramos con indiferencia, si no es con verdadero rechazo.

eu-queria-ser-amor-geisaSomos tan ingenuos que pensamos que si cada uno se preocupa de asegurar su pequeña parcela de felicidad, la humanidad seguirá caminando hacia su progreso. Y no nos damos cuenta de que estamos creando marginación, aislamiento y soledad. Y que en esta sociedad, va a ser cada vez más difícil ser feliz.

En esta coyuntura de la polarización y del odio acendrado cobra especial fuerza y actualidad, para los hombres y mujeres ricos en humanidad, hacer de la acogida la hija mayor del amor.  Hay que romper con determinación los prejuicios, tabúes, temores y fronteras de aislamiento y marginación que excluyen a tanta gente buena y valiosa. El gran desafío de la Colombia con esperanza es llegar a construir entre todos la amistad social que es la antesala de la amistad abierta, que no es otra cosa que tener la firme y constante voluntad de ofrecer lo mejor de cada uno en  el espacio, siempre seguro, donde viven marginados y excluidos. Será un gran día cuando todos podamos ser mano extendida que sostiene y anima. . Gracias por leerme.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

1 comentario

  1. Carlos Castillo Torres el

    Excelente Padre Rafa Ud siempre con sus lecciones de humanidad, humanidad q privilegia el ser y no el tener. Cuidado y en estos tiempos de polarización, producto de las Fakenew, me lo tilde tildan de comunista o socialista.