Colombia, mi patria siempre boba

949

Que tantos nos comamos las mentiras que nosotros mismos nos echamos, es un síndrome de bobería que venimos viviendo mucho antes de internet.

Por Jean Pierre Consuegra

Trataré de explicarlo corto y directo. Esto de que el ELN esté “jodiendo” en estos tiempos de elecciones no es por

Jean Pierre Consuegra.

Jean Pierre Consuegra.

presionar al gobierno de Juan Manuel Santos. Ellos bruticos no son, saben que ya el hombre está de salida, y lo que se hable con él, venga el que venga, poco o nada importaría.

Esto que está pasando tiene su trasfondo y no es otro diferente al que ya ellos están negociando con otro grupo político y toda esa “propaganda”, así suene crudo, pero lo es, no tiene propósito diferente al de ayudar a que ese grupo llegue al poder.

Es imposible que un grupo “guerrillero” no se de cuenta que con lo que hacen en estos momentos le resta a otro grupo o personaje guerrillero sus opciones de llegar al poder.

¿De qué grupo político hablo? Ya eso se los dejo a cada uno, porque bien fácil que es deducirlo.

Una lección de historia:

Hoy recordamos la “negociación” de los partidos Conservadores y Liberales en 1958 que crearon el mal llamado Frente Nacional, que no era otra cosa que la repartición equitativa de la burocracia por 4 periodos presidenciales y el no permitir que existiera otro grupo político diferente a estos dos. Esto, que era una supuesta fórmula de paz, generó unas oligarquías que a su vez llevó al nacimiento de los grupos guerrilleros Farc (1958), ELN (1965), EPL (1967) y M-19 (1974), todo esto por el inconformismo de muchos sectores (historia ya conocida) que no querían más el maltrato y la corrupción de estos grupos políticos perpetuados en el poder.

Pero la guerrilla colombiana que peleaba esos ideales se acabó hace tiempo. Lo que vemos ahora son unos bandidos y criminales que se venden al mejor postor, sin ninguna ideología política (por lo menos antes la tenían).

¿Por qué recuerdo este pedazo de nuestra Historia colombiana?

Lean nuevamente el título de este articulo y sabrán la respuesta.

Estamos Ad Portas de las más importantes elecciones presidenciales que tengamos recuerdo alguno, y a los colombianos nos vuelve una pregunta por responder. ¿Qué preferimos, seguir en la corrupción o escoger un cambio que podría ser, en un porcentaje muy alto, peor el remedio que la enfermedad? Así de compleja está la decisión, y por eso tanta mentira nos tenemos que decir si no queremos mirarle la cara a la realidad.

¡Tú decides!

Compartir.

Acerca del Autor

Los comentarios están cerrados