Crisis entre fieras

912

Su estrategia inmediata: destituir, como sea, al básico Donald Trump. Como si no supiéramos que ningún poder económico se construye con honestidad.

Por Jorge Guebely

No esperamos nada de la actual crisis del capitalismo mundial. Otra vez estamos atrapados, amordazados entre dos poderosos sectores económicos: neoliberales y neoconservadores. Ya ni siquiera se ponen de acuerdo, en el enigmático club Bilderberg, para tejer la degradante historia del mundo.

Para ganar la contienda, los neoliberales, los encumbrados capitales financieros y petroleros, desplegarán sus principales fichas: la privada red bancaria mundial, la economía de cada país, las deudas externas de cada Estado, muchos medios de comunicación masiva…

Insistirán en los mercados comunes, las libertades sexuales de las minorías, la legalización de las drogas para el libre mercado… Moverán mejor sus valores en las bolsas de Nueva York, Hollywood, Londres y Japón. Asistirán a Ángela Merkel, su estrella política en Europa, y a los Clinton en Estados Unidos. Su implacable voracidad seguirá empobreciendo a las industrias nacionales neoconservadoras y a las clases medias del mundo entero. Inútil esperar sentido humano, los neoliberales son fieras del capitalismo.

Su estrategia inmediata: destituir, como sea, al básico Donald Trump de la presidencia de U.S.A. Quizás, a través del desprestigio, o por su demencia, o por la droga, o por la inmoralidad. Como si no supiéramos que ningún poder económico se construye con honestidad.

Los otros, los neoconservadores, defienden sus fortunas con estrategias eficaces: ganan presidencia en los Estados Unidos, sacan a Inglaterra del mercado común europeo, debilitan el poder de Ángela Merkel, fortalecen sus partidos de extrema derecha en todo el planeta. Hazañas logradas gracias al poder de sus capitales. Capitales de las aristocracias europeas, especialmente, la del imperio británico. Los de la mafia judía, en Estados Unidos y Rusia, potenciados por el negocio de las drogas y las armas. (Ver el funcionamiento de La kosher nostra). Capitales de notables familias como los Rothschild y los que mueven países como Rusia y China.

En sus estrategias, promueven la hegemonía del capital industrial en vez del financiero, las industrias nacionales en vez de los mercados internacionales. La prohibición de la droga les resulta tan rentable como las guerras. Fomentan el bitcoin en vez del petrodólar, la balkanización en vez de la globalización. Inútil que esperes sensibilidad humana de los neoconservadores, son tan feroces como los neoliberales.

Las crisis de los poderosos constituyen confrontaciones de fieras voraces. Se pelan los dientes, pero se temen mutuamente. Nunca se devoran. Pactada su reconciliación, siguen con la misma mecánica del crecimiento económico y el empobrecimiento de las víctimas. Nada es más peligroso que dormir al lado de fieras en acecho.

jguebelyo@gmail.com

Compartir.

Acerca del Autor

Jorge Guebely

Los comentarios están cerrados