‘Paloma’, un nombre de mujer hecho acogedor restaurante

1340

Difícil entender la mente de los jóvenes de hoy. Sin que le salgan las alas largas, ya vuelan con los ojos cerrados, como lo hace el Chef internacional Rodrigo Díaz. El Celler y Paloma, dos restaurantes finos. 

Por El Propio Búho

2 Rodrigo y los periodistas

Martín Tapias Bohorquez, Rodrigo Díaz Bernales (propietario del restaurante ‘Paloma’), Mabel Morales, Roxana Fotalvo, Harold Yanez Ropaín, Nira Figueroa de Sarmiento y Rafael Sarmiento Coley.

Los culpables son los Díaz Bernales, Díaz Peris y Diaz Betancourt que El Búho ahora se haya metido a posar de experto en comida del más alto turmequé. Yo no soy más que el pelao que le robaba los chicharrones al Negro Adán; el que se come dos y tres pasteles de Olga Piña cuando va a Corozal; el que se come una totuma de suero con yuca y ñame en casa del Negro González en Montería; el que disfruta de una iguana guisá con yuca harinosa en Villanueva en casa de doña Gloria Socarrás, la madre del ‘Pangue’ Orangel Maestre Socarrás.

Ahora recuerdo que cuando formaban pareja Eugenio Díaz Peris y doña Yoli Vernales, con frecuencia era invitado a comer animales de monte que Eugenio, en su época de cazador veterano, mataba con su escopeta. Un ñeque, una guartinaja, un venao o siquiera un conejo del cual todos comíamos y Yolanda siempre me decía, “Búho, a ti te toca el rabo”. Yo de inocente pensaba que era como el rabo de la puerca del maestro Pacho Rada. Y resulta que el rabito del conejo es un muñón que cabe en una muela. Por eso es que los gringos le llaman ‘Rabit’ porque lo que tiene es un rabito.

Ahora es por lo alto

3 Roxy Fontalvo e invitados

Waldir Torres, Belinda García, Vicky Marenco, Nira Figueroa de Sarmiento y Roxana Fontalvo.

Rodrigo Díaz Bernales, contra viento y marea, convenció a su padre, Eugenio Díaz Peris, de que lo ayudara para ir a España a graduarse en alta cocina en las mejores escuelas del ramo, de donde salen los mejores chefs del mundo. No de muy buena gana Geño dio el visto bueno. Rodriguito se fue cuatro años, hizo sus prácticas en los mejores restaurantes de Madrid, Valencia y Barcelona.

Regresó a Barranquilla con las ansias locas de montar el mejor restaurante de la ciudad. Eugenio pegó el grito que retumbó en la montaña (porque estaban en la casa campestre del Santuario. En El Morro, Tubará).

“¡Esa es una locura, hijo! De dónde vamos a sacar tanta plata para montar ese restaurante de lujo. Además, en Barranquilla a la gente le gusta es la comida sencilla”, espetó Eugenio Díaz Peris.

4 periodistas

Ya en plena faena de degustación de los mejores platos de ‘Paloma’, Rafael Sarmiento, Harold Yanes, Martín Tapias, Zamara Arias y Waldir Torres.

Rodrigo consiguió que lo apoyaran algunos amigos como patrocinadores con unos buenos aportes. Viendo esa situación, a Eugenio no le quedó más remedio que asumir su papel de padre responsable y respaldar a su hijo. Así nació “El Celler”, un restaurante elegante, cautivador, ambiente juvenil y ejecutivo, zona para políticos que hablan a gritos como si estuvieran en el Congreso en los debates de la Justicia Especial para la guerrilla.

Y en pocos meses “El Celler”, que en Cataluña quiere decir “Despensa”, sitio de alimentación, de bastimentos, se convirtió en el restaurante de moda de Barranquilla. Ahora ya no solo lo es de Barranquilla, sino de la región y del país.

Ahora viene lo bueno, compadre

No conforme con “El Celler”, Rodriguito montó un restaurante especializado en comida para niños y sus padres al lado del “Celler”. Y hace pocos meses sorprendió a su padre invitándolo a su oficina privada en su apartamento para mostrarle algo interesante. Con la mayor inocencia Eugenio Díaz Peris fue a cumplir la cita de su hijito Rodrigo, quien lo recibió con una alegría inusual, besitos en la mejilla, “tú eres el mejor papá del mundo”. Algo que Eugenio jamás había escuchado de labios de sus hijos. “Papi qué quieres, un tinto, un champán o un sello azul de 200 años de añejamiento”. Eugenio se pasó la lengua por los labios varias veces y le preguntó: “¿Es verdad que es de 200 años de añejamiento?”. Y Rodrigo fue a sacar la botella que todavía traía pencas viejas de los toneles de robles en donde duró guardado 200 años a 20 metros bajo tierra.

5 Ocean Vibes

Albert Pérez, mejor conocido como Kraken, el teso de la percusión, Linica, con su voz maravillosa y el banqueño David Vanstrahlen, en la guitarra eléctrica y piano.

Geño saboreó con un enorme gusto el primer latigazo del sello azul de dos siglos bajo tierra en toneles de roble. “¡Qué delicia!”, se relamía Eugenio cada vez que hablaba.

Cuando ya Eugenio iba por el cuarto mapolazo del sello azul, Rodrigo le espantó el breve mareo con una frase que lo hizo despertar de la vida de ensueño que estaba viviendo con el fino escocés, recordando las bellas épocas de El Tamarindo, La Cueva, Prado Mar, ‘El Guzano’, ‘La puya loca’: “Papá, ahora sí hablemos de negocios. Mira este proyecto es maravilloso. El Restaurante Paloma. Ya tengo el local visto en la carrera 55 con calle 74. Mira los planos qué bonitos son”.

Después de dos horas de discusión y dos botellas de whisky sello azul con 200 años de añejamiento, Geño terminó convencido de la necesidad de dotar a Barranquilla de restaurantes a la altura de los comensales más exigentes del mundo.

Así nació “Paloma”. Un restaurante, fino, elegante, de comida exquisita. No hay plato malo, entre carnes de res, de pavo, de pollo, pizas y pescado. Por ejemplo, el pargo a la brasa en aceite de oliva con canelones es para chuparse los dedos.

6 las damas

Zamara Arias, Belinda García, Vicky Morenco y Nira Figueroa de Sarmiento, posando mientras escuchaban el concierto del grupo Ocean Vibes. 

Y el grupo que nos correspondió en suerte escuchar son amigos de casa, que ensayan mucho en los estudios de nuestro hijo músico, compositor, arreglista y productor, Julián Andrés Sarmiento Figueroa. Se trata del percusionista Albert Pérez, mejor conocido como Kraken, su esposa la bella Linica excelente cantante y en la guitarra y piano el banqueño David Vanstrahlen. Tremendos músicos que pusieron a gozar a la juventud presente, que los aplaudió con delirio al final de cada canción en la voz de la preciosa Linica que ahora tiene la voz más templada, más adulta y más próxima a toda una señora cantante internacional. Bueno, ya ellos, como Grupo Ocean Vibes han recorrido Nueva York y Londres, ahora tienen en la mira Rusia. Buen viaje.

Con los periodistas

Rodrigo deseaba reunir una noche a los mejores periodistas de Barranquilla para que saborearan los variados platos del actual mejor restaurante de la ciudad: Paloma. Por su diseño moderno, sus espacios amplios y cómodos paredes de vidrio para poder ver lo que vibra en la calle, parqueadero propio, relacionista público, acomodadores y un estupendo servicio con meseros adiestrados por Rodrigo con las estrategias de los mejores comederos de España. Creo que El Búho está a punto de graduarse de gran gourmet, calificador de los buenos restaurantes de Barranquilla. Lo malo es que mi esposa me tiene controlado el peso. Todos los días me sube al medidor para ver en cuántos kilos estoy. Con tanta comedera, Dios mío, se me disparan los kilos y todo lo demás.

Compartir.

Acerca del Autor

Búho

Los comentarios están cerrados