La marimonda de la anticorrupción rumbo a la presidencia

683

Claudia López se prepara para la lucha de poderes y en Barranquilla Vargas Lleras crea estrategias para asegurar sus firmas y votos regalando boletas al partido de Colombia.

Por Gersón Brugés

La Codirección Nacional de Juventudes del  partido Cambio Radical acaba de cancelar la recolecta de firmas en la ciudad de Barranquilla por la polémica generada en redes sociales, sobre la presunta intención de cambiar entradas al partido de Colombia por firmas que apoyen al candidato presidencial Germán Vargas Lleras en la región Caribe.

“De obsequio te brindamos dos boletas y me das dos firmas”, así de fácil pondrían a bailar a los barranquilleros con marimondas y fútbol, mientras distraen a los fanáticos colombianos en el entretenimiento del deporte en la casa de la Selección. Así es como el fundador de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, intenta asegurar a como dé lugar el voto Caribe.

Para nadie es un secreto el perfil blanqueado que busca Germán Vargas, luego de que lo intentaron asociarse al proceso de nombramiento del exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno. De todas maneras es bueno recordar que Vargas Lleras estaba de Vicepresidente de la República, y aunque haya sido conocido o amigo de Néstor Humberto Martínez Neira, carecía del poder de nominar altos funcionarios en la Fiscalía. Primero el presidente Juan Manuel Santos en forma libérrima puso a Néstor Humberto Martínez como el Fiscal General. El Fiscal General, y no ningún otro funcionario, designó al fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien resultó recibiendo dinero para frenar casos de investigación en la Fiscalía. Con sobornos, entre Moreno, Bustos, Ricaurte y Malo, arreglaban a su conveniencia fallos a los congresistas Ñoño Elías, Musa Besaile, Hernán Andrade, entre otros, destapando la filigrana de corrupción de los magistrados colombianos.

9 robledo-lopez-y-fajardo2

Jorge Enrique Robledo, Claudia López y Sergio Fajardo (micrófono en mano), dando a conocer la creación de la nueva alianza política denominada Coalición Colombia.

Y mientras estas cosas suceden en la Costa Caribe vivimos el fervor de la visita del Papa como una verdadera fiesta eclesiástica donde Claudia López, como creyente, escribió en su cuenta de twitter: “No le vayan a dar una marimonda, que pena déjenlo ir a descansar”. Los barranquilleros salieron resentidos como si el insulto fuera directo a la cultura Caribe de toda la región o al simple icono del Carnaval, creando un aguacero de críticas en contra de la, hasta ahora, candidata presidencial de la Alianza Verde, quien ha enfatizado toda su propaganda política en destapar la mermelada corrupta del Estado colombiano. Y decimos hasta ahora porque ya empezó a cocinarse una alianza entre Jorge Enrique Robledo (Polo Democrático), Sergio Fajardo (Compromiso Ciudadano) y Claudia López (Partido Verde) para que directivos de los tres movimientos definan un proceso ecuánime para escoger un candidato único a la Presidencia de la República y a la Vicepresidencia, de los tres aspirantes en disputa. De los tres, el que quede por fuera de la fórmula presidencial, encabezará la lista a Senado por dicha alianza.

Hay que recordar que Claudia López es la única de las figuras del abanico presidencial que ha luchado por sacar adelante la Consulta Anticorrupción, propuesta que se fortalece ahora con la conformación de la llamada “Coalición Colombia” entre Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo y ella. Según pronunciamiento de la nueva coalición, las tres figuras principales “se preparan para dar la lucha rumbo a la presidencia, esta consulta podría limitar los episodios de corrupción en Colombia, y aquí  en el Caribe colombiano solo preocupa las cuestiones culturales que no tienen fundamento para cuestionar la gestión política de la única mujer colombiana que se ha puesto los pantalones para frenar el peor veneno que tiene Colombia, el cual tiene afectado el pueblo colombiano”.

Como dice otro de los miembros del equipo asesor de Coalición Colombia’, “después no se queje  de los políticos que se roban el presupuesto, de los centros asistenciales a nivel nacional que no responden por los medicamentos que necesita para su tratamiento o, peor, de por qué en su trabajo lo amenazan para que firme por un candidato corrupto que le puede quitar el empleo con solo abrir la boca. Lo interesante de todo es que somos nosotros quienes le damos el poder para que jueguen con nosotros y hagan lo que sea conveniente para ellos, mientras nosotros lo ignoramos y solo criticamos cosas banales como el comentario de Claudia López en twitter”.

Compartir.

Acerca del Autor

Gerson Bruges

Los comentarios están cerrados