“Estamos casi asfixiados por Acpm, sobretasa y peajes”

841

En su Congreso número 42, que por primera vez se realiza en Barranquilla, el presidente de Colfecar Juan Carlos Rodríguez asegura que para ellos la “vida no es tan fácil”. 

Por Rafael Sarmiento Coley

Hay negocios que, desde afuera, se ven muy productivos, sobre todo si el gerente de una pequeña empresa de carga de repente compra un camiononón que puede con un jurgo de contenedores. Un vehículo que cuesta una fortuna lo que no puede menos que suscitar la pregunta malévola de ‘¿y cómo lo hace?’. “Haciendo de tripas corazón”, según explicó este miércoles en  Barranquilla el presidente ejecutivo de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez Muñoz.

3 Juan Carlos Rodríguez Muñoz (4)

Juan Carlos Rodríguez Muñoz, presidente de Colfecar.

Es el hombre sobre quien caen rayos y centellas cada vez que hay un paro camionero, que cada vez son más frecuentes. Porque tener una empresa dedicada al transporte de carga por carretera es un albur. Y quienes se dedican a ello son, con el debido respetico, casi unos tahúres de la vida. Se la juegan a ganar o perder.

Rodríguez Muñoz, en una rueda de prensa previa al inicio de las interesantes conferencias que se reanudarán este jueves –cuando a primera hora subirá al atril el alcalde de Barranquilla Alejandro Char–, dijo que la situación del país es dura y es necesario que “todos tiremos para el mismo lado, caer y levantarse y seguir”. O como lo dijo el Papa Francisco, “Si ya diste el primer paso, tienes que seguir”. Y “si te metiste a soldado ahora tienes que aprender”, como dice en su célebre guaracha Daniel Santos.- Es lo que le sucede a los camioneros. Ya están metidos en el cuento y no pueden parar.

Es un gremio que, sin duda, ha crecido de una manera enorme en el país. Hoy son el termómetro de la economía nacional. Si por las carreteras pasan una o tres ‘mulas’ al día, como dicen los campesinos “la vaina está jodida, compae Chemo”.

El transporte de carga por carretera mueve un considerable porcentaje de las importaciones y exportaciones del país. Son los que mueven la carga de Buenaventura, que tiene el privilegio de manejar el 40% de esa carga.

El valor de la carga por carretera que mueven los camioneros es de siete billones de pesos, el equivalente al 73% de la economía del país.

Ministros y viceministros, a escucharlos

4 Camiones en carretera

Hoy en día los camiones mandan la parada en el transporte de carga en el país. Mueven el 72% de todo lo que entra y sale de Colombia. 

Lo bueno de estos escenarios es que aquí los dueños de casa –en este caso los camioneros—tienen la palabra. Ya su principal líder, Rodríguez Muñoz, ha dicho que el transporte de carga afronta una situación muy pero muy dura.

La chatarrización no se ha cumplido ni en un 20%. En un principio se estableció que la vida útil de un camión era de 20 años, fecha en la cual el propietario recibía una póliza del Minhacienda para garantizar el reemplazo de ese vehículo. Lo cual no se ha cumplido y por las carreteras del país circulan 216 mil vehículos de más de 20 años. Eso, además de ser poco rentable porque es lógico que un vejestorio de esos gasta casi el doble de tiempo para llegar a los puertos de exportación o a los centros de importación, es de manera irresponsable muy peligroso para la vida de los demás usuarios de las carreteras o de quienes viven cerca de ellas.

5 Javier Sirvent Ayala y Rafael Sarmiento (2)

El experto internacional Javier Sirvent Ayala vino de España a dictar una de las conferencias más entretenida, por su innato sentido del humor.

“Eso hay que corregirlo cuanto antes porque es una bomba de tiempo”, según el conferencista español Javier Sirvent Ayala, experto internacional en tecnologías de punta y medios de información y comunicación.

Como está previsto que los Ministros del Transporte, Minas y Energía y Hacienda, así como los respectivos viceministros de esas dos carteras, más el director de la Agencia Nacional de Infraestrutura (ANI), lo más seguro es que los transportadores de carga les van a poner la ‘llorona’.

A la larga, en buena parte para eso hace Colfecar este encuentro cada año. Para decirle al Gobierno, a través de los ministros y funcionarios del ramo, cuál es la real situaciones de los camioneros. Y lo dicen a tiempo, no para ir preparando el próximo paro, “sino para evitarlo”, según dice uno de los transportadores presentes en la zona de inscripción. Que por cierto fue un despelote total este miércoles en la mañana. Falló de manera absurda la logística. La gente que llegó a las ocho de la mañana a inscribirse, alcanzó su credencial al medio día, ‘peleando’ en las largas ‘colas’ porque se metían adelante muchos ‘colados’, especialmente una carrandanga de personas con camisas con el logo del Sena.

Transporte multimodal

Los camioneros dicen “que sea bienvenida la intermodalidad en el transporte, que nosotros la compartimos”. Claro, lo dicen con la seguridad de que eso no es soplar y hacer botellas. Para ello el Estado colombiano tiene que adjudicar la concesión para la rehabilitación del Río Magdalena, y, además, hacer ‘el nodo adecuado’, que no es otra cosa que la habilitación de numerosos puertos a lo largo del río rehabilitado, con toda la logística que ello demanda (con grúas, muelles para contenedores, espacios para el resguardo de los mismos, zonas de parqueo, depósitos para líquidos). No es nada fácil. Pero no imposible.

2 Juan Carlos Rodrigez Muñoz

“En combustibles y peajes se nos va casi el 50% de los costos del transporte de carga”, se queja Rodríguez Muñoz.

Y Colombia, de manera inevitable, tiene que lograr ese objetivo: Terminar las carreteras de cuarta generación (de doble calzada y larga duración), y establecer el transporte intermodal, si se tiene en cuenta que mover una tonelada de carga por el río es 35% más barato que por carretera, lo que de verdad  hace más factible la competitividad del país.

Como están ahora las cargas, los camioneros se la llevan toda. Transportan 220 millones de toneladas al año por carretera. Mientras por el viejo Magdalena apenas se mueven dos millones. ¡Claro!, como el pobre Río fue dejado a la bartola durante tantos años, perdió el empuje de su época de oro, cuando no existían las carreteras de hoy ni Kenwood había inventado esos enormes camiones llamados ‘mulas’.

Otro temita que tienen en remojo los transportadores de carga es pedirle al Minminas que aclare la cosa con el Acpm. Porque Colombia es uno de los pocos países que hacen el insólito ejercicio de producir ese combustible, exportarlo a un bajo precio, e importarlo más caro, para vendérselo a los dueños de carro en Colombia, además, con una sobretasa del 15%.

Sobretasa que fue creada por algún travieso Ministro de Minas, en complicidad con los congresistas, que son lo más fácil de convencer para aprobar un aumento de impuesto, friéguese quien se friegue. A ellos les importa un pepino. No son transportadores. Ni van a los supermercados a comprar y pagar el Iva del 19%.

Cuando se inventó la sobretasa a la gasolina se dijo que era para mejorar las vías. Y ha terminado al servicio del transporte masivo. Lo mismo que los peajes, que en algunos tramos del país se pagan hasta en tres casetas, y las vías permanecen estrechas y deterioradas.

Colfecar, según su presidente ejecutivo, calcula que por esos motivos los costos que más pesan en el sector de transporte de carga son el combustible en un 35%), y los peajes (11%). En esos dos factores se les va un 46%, casi el 50% del total de sus costos, sin meter llantas, y repuestos en general y recurso humano.

Una cosita final es que la Costa Caribe colombiana debe ponerse las pilas para que los tres puertos de la región se unan y muevan más carga de la que manejan en la actualidad.

Barranquilla maneja un 18%, Santa Marta el 26% y Cartagena el 16.5% para un total de 60,5%. El resto lo maneja Buenaventura.

Cartagena se quedó por mucho tiempo feliz de la vida porque Colombia se ha convertido –otra vez en su historia republicana, porque antes fue el café—en monoproductor y monoexportador, con el petróleo, que casi todo se mueve por Cartagena. Si la actividad portuaria de la capital bolivarense fuese más agresiva en su variedad portuaria, podría incrementar su porcentaje hasta en un 15%. Se supone que Barranquilla con el proyecto del Superpuerto de aguas Profundas ya culminado y el desarrollo de las demás concesiones portuarias ya adjudicadas sin que estén en actividad, crecería hasta en un 20% su movimiento de carga. Y en la misma perspectiva se encuentra Santa Marta.

Con todo lo cual la Costa Caribe podría llegar a mover hasta un 80% de las importaciones y exportaciones del país. Claro, todo ello con la realidad de la navegabilidad del Río Magdalena. Con lo cual se nivelarían las cargas y el país no tendría que estar abocado a los repentinos ‘paros’ camioneros que dejan a la Costa sin papa y a los cachacos sin arroz ni banano.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados