El clamor que los Kogui y el Papa hicieron en Colombia por la naturaleza

960

Líderes espirituales indígenas y católicos se unen en esta semana histórica, en la que terremotos y huracanes movilizan a la humanidad.

Por Jorge Mario Sarmiento Figueroa
Realización audiovisual: Nira Figueroa Turcios y Gabriel Moncada Figueroa

El Papa no centró su mensaje en el proceso político de Colombia. No mimó al presidente Santos y ni siquiera miró a Uribe, líder de la oposición. Para el Papa Francisco la más alta política que puede haber en este momento para la humanidad en Colombia es la protección de la naturaleza. Porque sin ella no hay gobierno, no hay guerrilla, no hay política. ¡No hay nada!

“Cuiden la Amazonía, como el primer paso de Dios hacia ustedes”, les dijo a sus Obispos en un discurso que fue abierto para todos lo que tuvieran oídos.

Y mientras eso ocurría con la visita del Papa en Bogotá, en el Caribe colombiano un Mamo Kogui y su familia descendieron de la Sierra Nevada de Santa Marta para hacer pagamentos especiales al mar, procurando pedir perdón a la naturaleza por toda la suciedad y desequilibrio que como humanidad estamos produciendo. En ese perdón está también su mensaje.

Hace apenas 30 años, en las instituciones educativas básicas del mundo se enseñaba a los niños que había recursos naturales renovables, como el agua, y que había nieves perpetuas. La Tierra ha dado solo treinta vueltas más al Sol, y la realidad de aquellas clases de colegio es otra. Hoy, por nuestra propia causa, el agua es un tesoro cada vez más escaso, tan escaso que las guerras están empezando a darse por ella, y ya hay líderes del comercio que la consideran un producto para vender, aunque veamos a muchos morirse de sed. Las nieves ya no son perpetuas.

Hoy, devastados por huracanes de dimensiones históricas y por terremotos de fuerzas superiores, no solo las islas del Caribe, México y Estados Unidos miran a la naturaleza como una madre a la cual amar, respetar y temer. Hoy incluso el presidente más reacio a reconocerla, Donald Trump, está obligado a hincar su visión de la vida para actuar en procura de proteger la sociedad que lidera. De nada sirve señalar al Presidente de los Estados Unidos, sino recordar que no hay nadie que no se hinque, que no se desdoble, cuando la muerte toca la puerta.

La ciencia nos ha enseñado que los huracanes, los terremotos y demás fenómenos de la naturaleza no son para destruir la Tierra, sino para renovarla, para proteger la vida en ella. Los huracanes, por ejemplo, circulan el aire y enfrían los mares. Sin ellos el efecto invernadero habría llegado aún más rápido de lo que está sucediendo. Pero esa explicación no resta un ápice el dolor de ver a muchos seres humanos, plantas y animales clamar por su vida. Nos vemos en ellos nosotros mismos. Más aún si consideramos que hay muchas familias y amigos entre Florida y Barranquilla.

Los indígenas Kogui se ven sufriendo en nosotros. Desde los tiempos del mal llamado proceso de civilización en América, los indígenas advirtieron que el ser humano recién llegado venía sin una conciencia del valor maternal de la naturaleza. Pero como hermanos que somos todos, los indígenas optaron por bajar de las montañas cada determinado tiempo, en especial en épocas de crisis climática, para darnos a los hermanos menores su mensaje de amor y respeto al hogar que es la Pacha Mama. La Tierra.

Esta semana han vuelto a descender, como líderes espirituales que son, a hacer una vez más el llamado, con la misma verdad con la que vino el máximo líder de la religión católica: Esa fuerza que llamamos Dios solo se puede ver y sentir si hallamos la paz que nos fue dada por naturaleza.

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Periodista y poeta. Editor General de Lachachara.co y conductor del programa radial La Cháchara, por 94.1 Uniautonoma FM Stereo. Desde los 8 años, siendo reportero radial de Voz infantil y presentador del noticiero de televisión infantil, Chiquinoticias, ha construido una experiencia de 20 años en medios de comunicación. Se ha desempeñado también como comunicador en empresas y catedrático universitario. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Tw: @jorgemariosf

Los comentarios están cerrados