Juan Aldana: la discapacidad está en la mente

2880

Es un ejemplo de superación: para él no hay barreras, pese a su limitación en sus piernas.

Por: Francisco Figueroa Turcios

Juan Aldana y su esposa Milagros

Juan Aldana y su esposa Milagros De Moya

Juan Aldana Pérez es todo un “hombre de hierro”, contrastando con la aparente fragilidad que le da el utilizar muletas para poder movilizarse. Cuando cumplió un año de edad, es decir el 29 de agosto de 1981, fue víctima de la poliomielitis (enfermedad que destruye las células nerviosas de la médula espinal) a raíz de una vacuna vencida.

El no poder utilizar sus piernas  para caminar a raíz de la poliomielitis, en vez de ser una desventaja se ha convertido en una fortaleza para Juan Aldana.

“Mis padres me comentan que cuando cumplí un año de edad me llevaron al puesto de salud de Galapa para que me colocaran la vacuna contra el polio. A Galapa llegó un lote de vacunas vencida, y desafortunadamente entre los niños que vacunaron estuve yo.

Sufrí mucho porque los niños del barrio se burlaban y me discriminaban. Sin duda fue una situación traumática. Yo quería caminar como mis hermanos y no lo podía hacer. Con el apoyo incondicional de mis padres y hermanos pude salir adelante. La discapacidad está en la mente porque he vencido todas las barreras con la ayuda de Dios”, reconoce Juan Aldana, un ejemplo de superación.

Fútbol, su pasión

Juan Aldana

Juan Aldana

Juan nació en Galapa (Atlántico) hace 36 años. Es el menor de los 6 hijos (Misleidy, Jhony, Blanca, Deuny, Danny  y Juan Gabriel) del hogar de Juan Antonio Aldana y Angela Pérez. La primaria y el bachillerato lo estudió en el colegio Francisco de Paula Santander. Es tecnólogo profesional en Gestión de Exportaciones e Importaciones. Cursa décimo semestre de Administración de Negocios Internacionales en el Politécnico de la Costa Atlántica. Desde hace año y medio labora en la Contraloría Distrital de Barranquilla.

El fútbol ha sido la pasión de Juan Aldana. Su discapacidad no fue barrera para poder practicar el fútbol. “Cuando cumplí los 10 años de edad, conformé mi propio equipo de fútbol. Le puse el nombre ‘La Sede’. Así se llama el billar de mi papá. De allí tomé el nombre para mi equipo.  Yo jugaba de portero.  Cuando cumplí 15 años de edad, pase de ser jugador a director técnico”, reseña  Juan Aldana.

En el Torneo de fútbol de los Juegos Deportivos Internos de la Contraloría Distrital, Juan fue el director técnico del equipo Juventud, que obtuvo el título en el citado certamen.

“Ahora no me queda tiempo de practicar el fútbol, debido a mis compromisos laborales, académicos y familiares. Me gusta compartir mucho tiempo con mi esposa Milagros y mis hijos: Juan Antonio, José y Yoleimis”, señala Juan Aldana, hincha del Junior.

Del odio al amor

Juan

Juan con su esposa Milagros y sus hijos: Juan Antonio, José y Yoleimis.

Juan Aldana cursaba noveno grado, y Milagros De Moya, sexto grado, en el colegio Francisco de Paula Santander. En la semana cultural, ambos estaban sentados  en las gradas observando un partido  de  fútbol que sirvió para tener el primer encuentro. “Mientras se jugada el partido a mí me tiraron tierra. Y simultáneamente a ella le pegaron con una pepa de mango. Yo me levanto a ver quién me había echado la arena. Ella me acusó a mí de haberle tirado la pepa de mango. Allí  tuvimos una fuerte  discusión. Una semana después por cosas del destino nos volvimos a encontrar y pudimos aclarar la situación ocurrida. A partir de ese momento comenzó una relación de amistad que más tarde  se convirtió en amor”, relata Juan Aldana.

Y fue un verdadero amor entre Juan y Milagros, que venció todos los obstáculos, no sólo la discapacidad de él, sino la oposición del padre de ella (Enmanuel De Moya) que no compartían esa relación.

“Soy un hombre feliz. Le doy todos los días gracias a Dios por el  hogar, donde mi esposa Milagros ha sido un gran soporte. Tenemos tres hijos: Juan Antonio Yoleimis y José”, acota Juan Aldana.

Sin complejos Juan usa las  muletas, le ha demostrado al mundo que la discapacidad no es una barrera para lograr el éxito, y él  es un ejemplo de esa tenacidad, y  tiene su propia filosofía: “La verdadera discapacidad no está en la parte física, sino en la mente de las personas”.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

3 comentarios

  1. francisco figueroa
    francisco figueroa el

    Ruben Aleman. Gran experiencia de vida de Juan. Fortaleza, templaza, superación. Excelente Crónica.

  2. francisco figueroa
    francisco figueroa el

    Bladimir Contreras. Excelente historia de vida. Felicitaciones Francisco, por excelente crónica.

  3. Alfredo llanos el

    Juan amigo hombre de admirar ejemplo de superacion y gallardia para muchos que tienen sus extremidades sanas y no hacen nada por sus vidas palante manito eres un bendecido por Dios y nuestra Santa marta un abrazo