¿El bacán nace o se hace? – PARTE 3

387

Influimos en la cultura o ella nos influye a nosotros, es la incógnita que queda en los ciudadanos barranquilleros

Por: Gerson Brugés

El 63% de los barranquilleros opina que el bacán se hace como algo propio de la cultura dentro de la sociedad Caribe, que se aprende con el crecimiento como cualquier conducta natural producida por la sociedad conjunta.

A la pregunta ¿Cuál de las siguiente cualidades refleja la bacanería del barranquillero? los encuestados respondieron con un 46% al ser amigable, un 34% la espontaneidad y un 20% el ser servicial con los demás.

Finalizando el estudio de la encuestas presentadas sobre todos los conceptos que rodean el estilo de la bacanería, se les pregunto si existe una edad especial donde el barranquillero expone su máxima conducta alegre y características del ser Caribe, los cuales respondieron con un 53% el rango de 20 a 30 años como un periodo donde esta conducta se produce y transmite dentro de la sociedad, de igual forma un 28% afirmó que no existe edad para ser un verdadero bacán.

Este estudio nos hace entender que la conducta de nuestra identidad Caribe está llena de muchos valores que aprendemos diariamente, durante nuestro crecimiento que nutre nuestra personalidad, que hace que los caribeños seamos más cordiales, queridos, serviciales. Exponemos toda nuestra alegría, medimos las situaciones difíciles de la vida cotidiana de forma diferente y estamos siempre dispuestos a compartir como hermanos, sin importar si nuestro comportamiento sea criticado o señalado de ser ordinario, ese comportamiento ha catapultado el amor de muchos extranjeros por ser parte de este pedacito de tierra colombiana llamada región Caribe.

Victor Hugo Trespalacios es uno de los pocos actores de la región Caribe quien ha convertido su trabajo actoral en una plataforma para revivir la identidad del ser barranquillero, a través de sus redes sociales podemos encontrar múltiples ejemplos de la originalidad del bacán.

Compartir.

Acerca del Autor

Gerson Bruges

Deja un comentario