55 aniversario de El Gran Combo de Puerto Rico en Madison Square Garden

582

Una cháchara desde el corazón de la Gran Manzana para rendir homenaje a los más grandes de la salsa.

Por YK Jesurum

Manhattan 8 de junio de 2017.- Preparada y más que lista me encontraba en la capital del mundo. Me alojé en el hotel Pennsylvania, justo en frente del Madison Square Garden, en donde se celebraría el 55 aniversario de El Gran Combo de Puerto Rico. A ese evento histórico vine a Nueva York.

Los que me conocen saben de mi amor por la música, y de mi especial cariño por la Salsa, género que me ha acompañado desde siempre a través del gusto exquisito de mi padre. Por eso creo que no es casualidad que gracias a empresarios y colegas inclinados por la misma pasión -como lo son el Rey de Roa y el Club Internacional de la Salsa- me encuentre disfrutando de una de las mejores orquestas del mundo y de toda una cultura que ha hecho más hermosa  y disfrutable la vida.

Después de algunas horas de vuelo me encontré con mi amigo y colega Omar Chía, con el cual comparto la pasión absoluta de contar las historias fantásticas de la salsa.

Omar, quien gracias a su importante labor ha logrado recolectar amigos artistas por el mundo, me dijo como si estuviera hablando de cualquier cosa, que íbamos a ir a casa de Eddy Zervigón, director, fundador y flautista de la orquesta Broadway, institución con mas de 50 años, leyenda viva de la charanga, del danzón, de la guajira y del bolero.

Exiliado de su bella Isla, Cuba, Zervigón ha logrado construir una historia musical y una sólida familia, su casa en Queens es un relato sonriente de una vida llena de éxitos. Iniciando por su esposa Nancy, una mujer que entre otras virtudes es barranquillera, y que nos acogió como viejos amigos, de esos con los que te echas un “Palito” para pasar la tarde.

Para la cultura salsera neoyorquina es muy importante la Orquesta Broadway,  fundada hace más de medio siglo en dicha ciudad, conformada por Eddy Zervigón como director y flautista, y sus hermanos Kelvin y Ruddy como pianista y violinista, respectivamente. Esta orquesta llena hasta la fecha lugares enteros como en las épocas doradas del Palladium, lugar que fue la sala de baile más importante de música caribeña que tuvo la ciudad de Nueva York, y además escenario para su primera presentación.

Así me recibía NY, en casa de Eddy, quien más que atesorar logros musicales es un cultivador de nobleza y don de gente y de una apertura espontánea, cualidad característica de los cubanos, o por lo menos de los que yo he tenido el gusto de haber conocido en esta vida.

Por la noche, el tráfico característico de Manhattan nos hizo bajarnos del carro en el que veníamos y caminar con todos nuestros equipos hacia el hotel, fue así como sin preverlo fuimos seducidos por la inconfundibles notas de los éxitos del Héctor Lavoe, interpretado por una orquesta que le hacía justicia a su valioso recuerdo;  en pleno Times Square se encontraba el  gran Juan Ray Bayona homenajeando a su ídolo, el inigualable Lavoe.

Bayona ha trabajado con orquestas del calibre de Jimmy Bosch, trombonista estadounidense; Bobby Allende, Ángel Fernández y Ricky Gonzales. Hoy Ray está como solista realizando sus propias producciones musicales.

Las calles iluminadas de Times Square estaban empapadas de salsa, antesala para el fin de semana Boricua en New York, no solo por la gran parada puertorriqueña que se celebraría el día 11 de junio de 2017, sino por el concierto alusivo al aniversario número 55 del Gran Combo de Puerto Rico el 10 de junio.

Madison Square Garden

Estar ahí dentro es una de las mejores sensaciones vividas. La música, uno de los alimentos más nutritivos para el alma, se ha saciado de servirse para públicos de todas partes del mundo.

Arropada de la energía contenida, mi objetivo era poder comunicar y registrar un hecho histórico para la música: Uno de los aniversarios del Gran Combo de Puerto Rico, en donde su fundador y director Rafael Ithier con 90 años de edad se engalanó de rojas lentejuelas para subir a la tarima y entretener al público dirigiendo una orquesta en la que él mismo es la salsa que suena y baila.

Invitados de talla mundial, como La India, Gilberto Santa Rosa, El Canario, Ismael Miranda y Luisito Carrión hicieron de este concierto de casi dos horas un espectáculo trascendental.

Con el empresario John Sepúlveda

Con el empresario John Sepúlveda

Hay que reconocer la labor de John Sepúlveda en la organización y convocatoria para este evento, ahora director/productor de la empresa líder en los espectáculos de New York, Latin events del empresario Félix Cabrera. Quien también ha hecho la promoción, producción y dirección de los espectáculos y conciertos más representativos realizados en los Estados Unidos y Colombia durante las últimas tres décadas, manager Internacional del artista número uno de la música romántica, Roberto Carlos, de 1980 a 1990. Productor del año y con comentarios de reconocimientos como el de Carlos Vives: “¿Hasta ahora le van a dar a John Sepúlveda el productor del año?”, refiriéndose a su galardón en 2014 y su ardua labor por muchos años.

John es un amable colombiano que nos hizo aún más amena semejante experiencia con la calidez del encuentro entre paisanos y la apertura, desde el ingreso hasta la estadía en los camerinos.

Un verano en Nueva York

Asociamos el verano con vacaciones, sensaciones de libertad, piscina, amigos, un par de tragos en un asado, familia. Felicidad. Todo eso estaba en el aire de los asistentes al verano en Nueva York, logrado por  más de medio siglo de experiencia.

El año 1982 tuvo su recordación ahora en 2017, 25 años la primera vez, 55 la segunda. El emblemático Madison Square Garden, el gran testigo del desbordante y virtuoso talento del Gran Combo de Puerto Rico.

Sonaron impecables, canciones como Teléfono, Hojas blancas, Verano en Nueva York, interpretadas no solo por el Gran Combo, sino por sus invitados de primera categoría. Mientras estaba ahí, veía a mí alrededor artistas de la talla de Gilberto Santa Rosa o La lndia, gozar como el resto de asistentes y pensaba en la unión caribeña innegable del sabor que nos ha proporcionado y aún lo hacen sin descanso, orquestas tan bellas como lo es el Gran Combo de Puerto Rico.

Con Rafael Ithier.

Con Rafael Ithier.

Mi verano fue nadar en la piscina de Rafael Ithier, visitarlo en su camerino personal, mientras era entrevistado por Omar Chía, conocedor de la trayectoria de este hombre de alma sencilla y gran corazón.

Esta no es la primera vez que logro ver en Ithier el agradecimiento por quienes cubren los eventos de salsa en todas partes del mundo, ya que como es un saber popular, el género esta una fase de transición y cuenta con el apoyo de las salseras y salseros para su supervivencia.

El Gran Combo de Puerto Rico

Me encuentro muy familiarizada con la salsa y en especial con esta orquesta de mis amores, la misma que nos ha acompañado en momentos de alegría y celebración a los colombianos, es normal haber sentido el flechazo de Cupido, un aguacero, haber visto unos ojitos chinos que nos miraran, saborear un arroz con habichuela (que para nosotros son granos), ni qué decir de la amarga realidad que enfrentamos todos, o la constante pregunta que hacemos: A ti te pasa algo…

Cuántas canciones y anécdotas tenemos los caribeños alrededor de esta orquesta que es parte de la familia de todos nosotros, La Universidad de la Salsa, como es conocida esta agrupación nacida en 1962 tras la ruptura del combo de Rafael Cortijo, y quien tuvo en sus inicios aportes determinantes como el de Roberto Roena, el productor Rafael Álvarez, quien le puso el nombre de “El Gran Combo”; Eddie Perez, Héctor Santos, Miguel Cruz y el responsable, director musical  hasta la actualidad, el gran Rafael Ithier, estratega del sello único de El Gran Combo de Puerto Rico.

Puerto Rico tiene grandes representantes musicales a nivel mundial, sin embargo, el que lleva su nombre como leyenda y en alto a donde quiera que se presente, haciendo alarde de la disciplina y el amor por la música y ha logrado ser la bandera ondeante de las décadas más felices del género salsa para el mundo, incansables y de pie aún todos los integrantes, es El Gran Combo de Puerto Rico. Para vivir medio siglo más, con el apoyo de todos los que disfrutamos su swing y calidad sin igual.

logo rey de roa

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados