Dueños de buses proponen acabar con el desorden de rutas

131

Será mediante un sistema integrado total. Un pasajero con su tarjeta plástica puede tomar el bus en Baranoa, se baja en cualquier esquina y toma un bus de Sobusa hasta una ruta del Transmetro, con los mismos dos mil pesitos. Por Rafael Sarmiento Coley

Los dueños del 96 por ciento de los buses que circulan por las calles de Barranquilla, Baranoa, Puerto Colombia, Malambo y Soledad (Área Metropolitana de Barranquilla) han presentado en sociedad este jueves un estudio de prefactibilidad que permita la Asociación del Transporte Masivo en forma útil que le haga más fácil la vida al usuario del sistema, es decir, el pasajero.

1 slider sin-titulo-1

Hoy el transporte público de pasajeros en Barranquilla es un caos, con 26 empresas formalmente registrada y por lo menos otras 20 ‘piratas’ que funcionan sin Dios y sin ley.

El estudio lo presentó el experto Manuel Salazar, quien ya ha adelantado iguales desempeños para el Transmilenio en Bogotá y se acaba de aplicar con el mayor de los éxitos en el Valle de Aburrá una de sus propuestas. En sus primeros pasos, con pleno éxito.

Por las calles de Barranquilla ruedan en estos momentos (algunos de ellos en una velocidad suicida por pelear el pasajero) tres mil buses. Y faltan las cifras de los ‘piratas’ que salen por las noches cuando José Picón (el de Sistema Integrado de Transporte Urbano Masivo, Sistur); Juan Carlos Calderón, presidente de la Alianza Sodis-Transdíaz, y Óscar Guerra, el veterano de mil guerras, gerente de Sobusa, la línea de buses más antigua de Barranquilla, la que se inventó las ruta María Modelo y Las Palmas Carrizal, repito,  cuando todos ellos roncan a pierna suelta del cansancio. A esas horas uno ve por las calles de Barranquilla los más extraños vehículos de transporte de psajeros. Algunos sin puertas, sin silletería; la cabrilla rueda como ruleta rusa. No se sabe cómo no se matan esos pobres pasajeros en manos de aquellos irresponsables piratas, casi todos pasados de vareta con el lenguaje clásico de lo mariguanos: “Oiga, mi lea, ruédese que no se le van a rayar los zapaticos, mi amor”.

El transportador premiado

Fue reconocido por la Ford como el transportador más cuidadoso con sus vehículos, al tener rodando como el primer día, en 1998, un bus modelo 1920. Mister Ford le preguntó en un perfecto español: “Señor, cómo ha logrado usted conservar tan intacto un modelo que ya no existe en  nuestros catálogos?”.

3 alexander ewis el que más comió

Fue una interesante charla-almuerzo. Al colega periodista (de verde) se le dio la opción de escoger menú. Y fue muy vegetariano.

Guerrero le respondió a lo barranquillero: “yo me desayuno todos los días a las cuatro de la mañana con arroz de liza y bollo e´yuca y una jarra de agua de panela con limón. Salgo a mi primer recorrido por los patios. Y chofer que no encuentre al frente de su bus dándole brillo después de haberlo lavado, no le doy salida, busco un emergente. Así, con  disciplina dura, es como se consiguen las cosas”.

Después de las emotivas palabras le entregaron su pergamino a don Óscar Guerrero.

Con entusiasmo

2 almurerzo

Oscar Guerrero, Manuel Salazar, el conferencista especializado en sistemas masivos de transporte urbano, y Juan Carlos Calderón.

Hoy Guerrero es uno de los más entusiastas impulsores de este estudio de prefactibilidad, que a ojo de buen cubero tendría un costo de $540 mil millones, dinero que pondrían los transportadores. En este caso, convertidos en 203 operadores, y no 26 empresas.

El alto costo es porque de los tres mil buses que ruedan por las calles barranquilleras, 400 ya no pueden ni con sus llantas, y hay sitios de vías dañadas que cuando llueve, los sufridos pasajeros tienen que empujar a todo pulmón el vehículo viejo de Juan Carlos Calderón o de Óscar Guerrero.

La propuesta está sobre el tapete. Ahora habría que estudiar tarifas, sistema de recaudo. La idea es aplicar un poco lo que está andando sobre ruedas en el Valle de Aburrá, que es más o menos Barranquilla y su Área Metropolitana. Allá el usuario compra su tarjeta, que es recargable, con la misma se sube y se baja del bus que quiera y a la ruta que le de la gana sin pagar un centavo demás. ¡Ah y sin tener que aguanterse a los vendedores de frutas, yogur, guarapo, arepas, buenos, pulseras, maletines y hasta colchones que se montan ahora en los buses para ser más incómoda y asfixiante la vida del pasajero.

Es el futuro

La propuesta, según José Emiro Picón, bien estudiada es atractiva. Oscar Guerrero afirma que “es maravillosa. Es un convenio de cooperación de cultura empresarial. Es un sistema integrado de transporte urbano bien estudiado. Un proyecto de enorme impacto en la movilidad de Barranquilla  y su Área Metropolitana. ¡Ve, y a propósito del muchacho del Área que antes todos los días mojaba prensa y hoy ya no lo sacan ni en los clasificados! ¿Por qué será? ¿Ustedes los periodistas saben algo de eso?….Nada de nada, es la respuesta unánime, a lo cual Mabel Morales agrega su clásico “Claro, clarito, claro”.

4 mayo transmetro se libra de deudaEn serio, el más noble propósito de esta sesuda propuesta es que se estimula la fe, la insistencia, del pequeño propietario de los dos a o tres buses. A ellos se les dará apoyo, estímulo para que haya una plena democratización del transporte colectivo en Barranquilla. Que no esté en dos o tres manos. Como antes, que estaba en manos del don David Díaz el de Transportes Díaz, Transporte Sabbag con sus buses destartalados, de Óscar Gurrero, el de Subusa, y unos cuantos piratas que metieron en la ruta Terminal Silencio uno omnibuses que usaron los alemanes en la guerra como ambulancia móviles. Aquí vinieron a parar esos desgraciados vehículos que también cubrían la ruta Terminal –Silencioo y desde la calle 30 hasta los barrios Las Palmas La Magdalena, y unos aparatos con capacidad para 12 personas los malditos conductores les metían 30 pasajeros casi todos cargados con los bultos de las compa del mercado, porque eran dueños de tienda, para colmo de las desgracias.

Esas penurias son las que tratan de evitar sabios empresarios del sistema del transporte colectivo de pasajeros en Baranquilla. Es a la gente que hay que escuchar. Ellos saben en donde localizar rápidamente el dolor de su bus.

Ahora solo falta que el alcalde Alejandro Char los atienda sus inquietudes. Es posible que ya Char tenga articulada una aliana con un APP con enorme músculo financiero. Como dicen en el pueblo del papá de Alejandro Char (Lorica), “mejor pal´perro si la perra es mucha”.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario