Bayern, el nuevo reto de James Rodríguez

355

El futbolista colombiano ha llegado al Bayern de Múnich después de actuaciones muy buenas (durante el primer año) y actuaciones intermitentes y malas (durante el segundo y tercer año) en el Real Madrid. 

Por: Javier Castell

Javier Castell

Javier Castell López

James Rodríguez  hará parte de uno de los tres o cuatro mejores clubes del mundo. Consuetudinario campeón de la Bundesliga y permanente protagonista de la Champions League. Es decir, seguirá estando en la élite del fútbol mundial, con altísimas posibilidades de levantar copas y celebrar títulos.

También, cómo no, de interactuar con estelarísimos jugadores, lo que supone una alta competencia- el 95% de los jugadores de la mejor Selección del mundo actualmente, Alemania, juegan en la Bundesliga-  requisito para el perfeccionamiento del talento.

A priori tiene la ‘ventaja’ que fue solicitado por Carlo Ancelotti, el técnico que lo dirigió en su mejor temporada en el Madrid. Cree en él, confía en la calidad de su juego, en la utilidad y estética de su estilo. Pero sabemos que la confianza es necesaria tenerla del que decide, pero es obligación del que juega conservarla a través de su rendimiento.

Es motivador para James saber que Ancelotti lo quiere, lo respalda, pero su aporte significativo, su constancia en el campo y compromiso fuera de él, le permitirán gozar de la titularidad la mayor parte de la temporada y, especialmente, en los partidos más trascendentales. Si recupera el nivel del James del Mundial y del primer año en el Madrid será indiscutido y celebrado por los compañeros, técnicos, dirigentes y fanáticos del Bayern.

James Rodríguez

James Rodríguez

No tengo dudas. Si juega con la irregularidad del último año entonces ni siquiera el aprecio y solidario gesto de Ancelotti le alcanzarán para ser titular. No tengo dudas. En lo táctico, creo que James puede tener más actuaciones en su hábitat natural, en la geografía del terreno que más conoce y mejor lo muestra: media punta, cerca o detrás de Lewandosky.

Con más libertad para transitar todo el frente de ataque y con un poco menos de metros en función defensiva. Esto, porque es tal la supremacía del Bayern, que muchas veces usan cuatro jugadores de ataque. James sería uno de ellos más los tres delanteros.

En este rol, su mayor competidor es Muller. Si ocasionalmente le tocara jugar como tercer mediocampista, creo que no sería tan calamitoso para él cumplir con la incrementada carga defensiva que impone esa función, porque los delanteros del Bayern son más generosos y solidarios que los del Madrid en la fase de recuperación del balón. Robben y Ribery se vinculan con más disciplina y menos reparo a esa fase del juego que Cristiano y Bale. Bayern, histórica, ganadora y privilegiada estación en la carrera de James. Él tiene la palabra. O, mejor, el balón en sus pies.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados