Más de 60 muertos en grave incendio en Portugal

318

“Nada, no me queda absolutamente nada”, sostenía un vecino de Pedrógão Grande tras ver cómo su casa había sido consumida por el fuego. 

Por Chachareros/EFE/AFP/El País/El Confidencial

 

 

 

A las tres de la tarde del sábado, la aldea de Escalos Fundeirosse convirtió en un infierno. El mercurio había superado los 30 grados los últimos días y el viento ayudó a propagar las llamas. Los medios locales señalan a los eucaliptos de los bosques —suponen el 90% de su composición— por la rápida expansión del incendio. Apenas 12 horas después, el primer ministro portugués, António Costa, comparecía ante los medios informando de que el número de muertos había alcanzado ya los 24. La cifra siguió avanzando el domingo hasta los 61, aunque el mandatario alerta de que la cifra seguirá incrementándose “muy probablemente”.

2 18 de junio1 el-incendio-de-pedrogao-grande-portugal-en-imagenes“Esta es, seguramente, la mayor tragedia que hemos vivido”, lamentó Costa en la sede de Protección Civil de Carnaxide, aún de madrugada. Del total de fallecidos, al menos 30 perecieron en sus coches en una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, donde “familias enteras” quedaron atrapadas por el avance de las llamas. Otras 17 personas fueron halladas en zonas aledañas a carreteras y 10 más en el “ambiente rural” que rodea a estas vías. Hay también 54 heridos, cinco de ellos graves.

El fuego obligó a realojar a 150 personas, aunque los medios portugueses advierten de que podrían aumentar a 250. Una de ellas es Filomena Vilar. El diario portugués ‘Público’ recoge su testimonio tras no lograr acceder a su pueblo por las llamas. Todavía no ha podido comunicarse con sus padres. “Estoy aquí desde las 22:00 horas de ayer [sábado]. No nos dicen nada, nos han cortado el camino y tuvimos que pasar aquí la noche. Espero que alguien de Protección Civil o de las autoridades nos dé alguna información”, lamenta.

“Nunca he visto nada así”, añade Amélia Pires, una señora de 80 años que se lleva las manos a la cabeza ante el desastre forestal que azotó el distrito de Leiria. En la misma línea se expresó Jaime Marta Soares, presidente de la Liga de Bomberos, que agrupa todos los efectivos del país. “Es algo descomunal, nunca visto. Inimaginable”, recoge Rádio Renascença.

Un hombre de 33 años, del municipio de Figueiró dos Vinhos, dice al diario portugués que su casa quedó “totalmente destruida” por el incendio. “Me he quedado sin nada”. “Temí por la vida de todos, pensé que toda la familia nos quedábamos ahí”, recuerda. “Nunca vi algo comparable”, reconoce el hombre tras lograr escapar de la catástrofe.

“Las llamas estaban a kilómetros, un segundo después las teníamos ya encima”. Henrique Carmo, otro vecino de Pedrógão Grande, logró sobrevivir a pesar de ver cómo su hogar era reducido a cenizas. “Ahora todo es negro”, dice en un paraje consumido por el fuego. “Aún no he ido a la cama. No puedo, tengo miedo de que vuelva el infierno”, añade otra vecina de la aldea de Chaos.

El director de la Policía Judiciaria, José Maria de Almeida Rodríguez, señala que la causa del incendio es natural. “Encontramos un árbol que fue golpeado por un rayo”, aclaró, descartando así cualquier indicio de origen criminal. “Hemos conseguido determinar que el origen del incendio fue provocado por tormentas secas”, confirmó. Un ex administrador forestal escribe en una columna en ‘Público’ que, además de las adversas condiciones atmosféricas, la propagación de las llamas tiene que ver también con “las malas condiciones de limpieza de la maleza en los bosques”.

3 18 de junio3 el-incendio-de-pedrogao-grande-portugal-en-imagenes“Me he quedado sin nada. Temí por la vida de todos, pensé que toda la familia nos quedábamos ahí”, señala un superviviente del incendio

De momento, siguen activos un total de cuatro frentes, sobre los que trabajan hasta más de 700 bomberos, varios cientos de vehículos y numerosos medios aéreos, algunos de ellos llegados de España o de Francia. Costa declaró que existen zonas del terreno que todavía son inaccesibles debido a la violencia del incendio.

Los equipos que han conseguido acceder a la vía describen un “escenario horrible”, indicó el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno luso, João Gomes. También se han desplegado equipos de psicólogos para atender a los supervivientes, que se encuentran “en estado de ‘shock” y que en muchos casos han perdido a familiares en la tragedia. Los pronósticos para los bomberos no son buenos. Los vientos cruzados que predominan en la región seguirán a lo largo de las próximas horas, por lo que se espera que las llamas sigan extendiéndose a gran velocidad, según ha informado el presidente de la Liga dos Bombeiros.

El fuego se ha extendido a lo largo de la región montañosa, que se encuentra a unos 200 kilómetros de la capital, Lisboa, debido a los fuertes vientos registrados en la zona. La mayoría de las víctimas se han visto rodeadas por las llamas cuando se encontraban en sus vehículos. Según ha informado Protección Civil, actualmente hay unos 1.537 bomberos trabajando en todo el país para sofocar una decena de incendios que continúan activos. Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos están dedicados solo al que ha causado más de 60 víctimas. El Gobierno ha decretado tres días de luto oficial por los fallecidos.

La UE envía ayuda a Portugal

La Unión Europea (UE) ha activado el mecanismo comunitario de protección civil para proporcionar ayuda a Portugal. “En una respuesta inmediata a la petición de asistencia por parte de las autoridades portuguesas, el mecanismo europeo de protección civil ha sido activado para proporcionar salvamento contra incendios”, afirmó el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides. Francia ha ofrecido tres aviones que “serán rápidamente enviados para asistir los esfuerzos de emergencia locales. España ha mandado un avión de manera bilateral”, precisó el comisario.

Stylianides expresó las condolencias de Bruselas a los familiares de las víctimas y reiteró que “la UE está completamente preparada para ayudar”. “Se hará todo para asistir a las autoridades y a la gente de Portugal en este momento de necesidad”, aseguró. La UE ha enviado además un oficial a Portugal para coordinar la ayuda y ulteriores peticiones de las autoridades nacionales a Bruselas, que con su sistema de respuesta coordinada ante emergencias proporciona ayuda en la gestión de desastres naturales en contacto con las autoridades de protección civil nacionales.

La Casa Real española ha expresado el “sobrecogimiento” de los Reyes por el incendio y ha enviado un telegrama de condolencias a las autoridades portuguesas. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compartió el dolor de las víctimas ofreciendo la “solidaridad, apoyo y cariño” de España. Lo mismo el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que desde el 39º Congreso Federal del PSOE mostró su preocupación por el incendio de Pedrógão Grande.

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Tu Cháchara

Ciudadano Caribe

Deja un comentario