El videoarbitraje: a disminuir la injusticia en el fútbol

540

El videoarbitraje: “eso le quita la esencia al fútbol”.

Por: Javier Castell 

Javier Castell López

Javier Castell López

Es la expresión más común entre los que declaran su inconformismo por la utilización del VAR (El sistema de videoarbitraje), la herramienta tecnológica que busca auxiliar a los jueces en jugadas de gol. Yo no sé qué quieren decir con “la esencia” del fútbol, porque yo no creo que la esencia del fútbol sea patrocinar la trampa, ni los goles que estén precedidos de una falta, un fuera de lugar o una mano.

El fútbol es esencialmente un juego colectivo que emociona por la habilidad de unos jugadores para dominar, con las extremidades más torpes del cuerpo, un vivaz y saltarín esférico que, en principio, no es propiedad de nadie.

La esencia del fútbol es ver cómo gambetea Neymar, cómo golea Cristiano Ronaldo, cómo distribuye Iniesta o Modric, cómo conduce, piensa y ejecuta Messi. El fútbol es esencialmente la combinación de talentos, es el acuerdo de expresar el ingenio individual a favor de la armonía colectiva. Cuando un equipo logra una coreografía afinada por la habilidad, la inteligencia, la improvisación y la fuerza y generosidad física de sus futbolistas pone, frente a nuestros ojos, la esencia única de este juego. Si quieren, la esencia del fútbol es marcar goles… ¡Legítimos!

No comprendo por qué se es renuente, cuando no opositor acérrimo, del aporte de la tecnología en procura de reducir, si no totalmente, sí al mínimo porcentaje, la incidencia del error de un ser humano, el árbitro, en las jugadas de gol, las que determinan el desenlace de un partido, de una clasificación, de un campeonato.

La humanidad avanzó en todos los campos con la ayuda de la tecnología: la medicina, la ingeniería, las comunicaciones, el deporte.

El sistema de videoarbitraje

El sistema de videoarbitraje en el fútbol

La tecnología, hoy, mejoró los entrenamientos de los futbolistas en su organización y control. Les acercó medios para la prevención de lesiones, para la recuperación precoz de estas. Los entrenadores agrandaron sus recursos con la tecnología: videos, GPS, drones.

Es una realidad que todos los actores que están dentro y alrededor del juego utilizan la tecnología para perfeccionarse. ¿Por qué, entonces, no aceptan que el árbitro, en la más determinante acción del partido, la del gol, no tenga la, esa sí, esencial ayuda del VAR?

En nombre de la emoción, de su “esencia”, de su naturaleza primitiva, el fútbol, como casi ningún otro deporte, dejó abierta la puerta a la ilegalidad. Cuántos partidos quedaron en la impunidad, cuántos árbitros fueron juzgados por validar un gol que estuvo viciado previamente o por anular uno conseguido legalmente. Cuántas aficiones quedaron defraudadas con la justicia del fútbol. Con el VAR, el “fue gol de Yépez” no se hubiera convertido solo en una tendencia en las redes, en un meme chistoso, sino, quizá, en el paso de Colombia a la semifinal del Mundial de Brasil.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados