El robo en el Hotel Sonesta de Barranquilla que no fue un atraco

817

‘Amigos de lo ajeno’ aprovecharon un descuido de los asistentes a un evento y se hicieron de un alijo valorado en varios millones de pesos. Hay dos sospechosos que se ven claramente en las cámaras de seguridad. El hotel desmiente la versión del atraco que se manejó inicialmente.

Melissa Ochoa/Lexander Loaiza

Poco después de las 3:00 de la tarde de este miércoles nuestra colaboradora Melissa Ochoa recibió un video vía WhatsApp en el que dos damas relatan que durante las horas del almuerzo ellas y un grupo de personas habían sido objeto de un atraco en el hotel Sonesta, ubicado al norte de Barranquilla; y que les habían despojado de computadores y dinero.

En el material audiovisual, las damas acusan al hotel de no responder a las víctimas del asalto y de no realizar ningún tipo de requisa a las personas que ingresan a estas instalaciones. Reclamaban la pérdida de aproximadamente 10 millones de pesos en efectivo y que el hotel debía responder por ello.

El robo ocurrió en el salón Roble Amarillo, ubicado en el tercer piso del hotel.

El robo ocurrió en el salón Roble Amarillo, ubicado en el tercer piso del hotel.

El gerente del hotel, Manuel Riveros, desmintió categóricamente la versión del atraco difundida por las damas, cuya identidad no pudo ser establecida de manera inmediata.

En entrevista concedida a Lachachara.co, el ejecutivo del Sonesta fue enfático en afirmar que lo que hubo fue un hurto, ocurrido efectivamente durante la hora del almuerzo, en el salón Roble Amarillo, ubicado en el tercer piso de esta edificación.

Según Riveros, quien aclaró que no podía ahondar en detalles por el carácter preliminar de las investigaciones, un sujeto había ingresado al espacio donde se desarrollaba un evento aprovechando que el lugar se había quedado solo y tomó computadores portátiles y billeteras que los invitados al evento habían dejado en el lugar al irse a almorzar al restaurante ubicado al lado del salón.

Las cámaras de seguridad del hotel y de la calle exterior captaron imágenes de los responsables.

Las cámaras de seguridad del hotel y de la calle exterior captaron imágenes de los responsables.

Indicó que las personas afectadas habían sido 12 y no 30 como aseveran las damas en el video y que una vez recibida la queja, procedieron con el protocolo de seguridad establecido y avisar a las autoridades policiales. Como parte de ese protocolo, se revisaron las cámaras de seguridad tanto del hotel, como del centro comercial y las que se encuentran en la calle, para determinar la apariencia de las personas que actuaron en el robo y el vehículo que habrían utilizado.

La Policía Metropolitana de Barranquilla se apersonó del hecho y emitió un boletín preliminar en el que confirma el robo ocurrido en el Hotel Sonesta ubicado en la calle 106 No. 50-11 del barrio Villa Santos.

En el informe la Policía clasifica el hecho como un hurto a persona bajo la “modalidad descuido”, e identifica a la denunciante como Anneliecer María González Rubio de 37 años de edad. Según la queja interpuesta por esta ciudadana, habían salido a almorzar a las 12:00 horas y cuando retornaron al salón a las 2:30 de la tarde, desconocidos habían “aprovechado el descuido” y hurtaron siete computadores portátiles, una tablet, un celular y 2 millones 230 mil pesos en efectivo; aunque no se aclara si el dinero robado, fue a una o a varias personas.

La Policía maneja el caso como un hurto a persona bajo la modalidad "descuido".

La Policía maneja el caso como un hurto a persona bajo la modalidad “descuido”.

El gerente del hotel, Manuel Riveros, indicó a nuestro portal que tras cumplir el protocolo preliminar, se procedió a resarcir el dinero robado a las supuestas víctimas, tomando como base solo la versión esgrimida por ellas. No precisó la cantidad de lo devuelto.

Destacó que había molestia entre el personal ejecutivo del hotel, porque las personas que difundieron el video acusándolos de negligencia tras ocurrido el hecho, lo hicieron antes de que se cumplieran los tiempos para ellos dar una respuesta y previo a la llegada de la Policía, por lo que hasta ese momento no podían concretar una decisión efectiva a favor de los demandantes.

Riveros añadió que aunque las instalaciones cuentan con 90 cámaras de seguridad, van a reforzar el equipamiento para tener mejor dominio sobre la gente que ingresa a las instalaciones, sobre todo a las áreas de acceso público, donde se presentó el lamentable suceso, que son especialmente “vulnerables” cuando se desarrollan eventos a los que hay acceso de personas externas que llegan en calidad de invitadas a estas actividades.

Consideran que la gente involucrada en el robo, está especializada en aprovechar situaciones de vulnerabilidad que se presentan en algunos lugares, y tras estudiarlos cometen los delitos. Insistió en que no hubo atraco, ya que no se llevaron el dinero y los elementos, en base a amenaza con armas de fuego o de otra índole. Ya entregaron a la Policía todos los elementos de interés criminalístico.

También trabajan con la empresa organizadora del evento para determinar las características técnicas de las computadoras hurtadas para establecer una respuesta a las personas afectadas.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados