Jei Cardona: ¡¡Ombee, Yo me llamo Poncho Zuleta!!

1180

Interpretando ‘Orgullosa’, este doble dejó totalmente emocionados e impresionados a los jurados.

Por: Estela Monterrosa

Una de estas noches me asomé a la puerta de mi casa y observé que en la esquina había como un revuelo, de pronto recibo un whatsapp de mi amigo Alexis Recio, quien me decía que me tenía una cháchara. Cuando me contó quién era la persona, me alegré mucho porque cuando se trata de superación me encanta dar a conocer al público quiénes son esas personas que con tesón salen adelante.

Nos pusimos una cita y el lunes 8 de mayo en pleno medio día, con un calor reinante de esos que nos azotan a 40 grados, nos encontramos en el barrio La Floresta, en casa de unos amigos en común y de una forma más que descomplicada mi personaje me contó su hermosa vida musical.

Un joven muchacho, con mucho carisma, amable, decente, muy educado, tenía yo al frente, de físico muy simpático, un poco gordito, y con ganas de comerse al mundo es mi personaje. Él se llama Jeison Andrés Parra Cardona. Nació un 6 de agosto de 1995, en Barranquilla, en el Hospital del barrio Las Palmas, y se crió en el barrio Buena Esperanza. Hijo de José Parra, hombre trabajador; y Rosa Cardona, mujer ejemplar y muy espiritual.

Desde los 4 años de edad Jeison supo que en sus venas aparte de llevar sangre también llevaba la música vallenata.

Bueno, a estas alturas ustedes dirán, pero quién es este personaje, yo no lo conozco. Esperen, esperen un momento y les hago otra presentación: Tengo el gusto de presentarles a Jei Cardona, Yo Me Llamo “Poncho Zuleta”. El mismo del concurso de televisión, el doble del maestro “Poncho” Zuleta.WhatsApp Image 2017-05-11 at 22.05.07

Iniciamos el diálogo y contó cómo se inició musicalmente, en especial en la música vallenata: “El vallenato llegó a mi corazón a la edad de 4 años, cuando salió la novela de la historia de ‘Alejo Duran’. De verdad que me sentí muy emocionado y sentía cómo corría algo indescriptible dentro de mí, porque yo veía la novela y me llenaba de mucha alegría, e incluso ponía las manos en el pecho como si estuviera tocando acordeón. Me sentía como si yo fuera el que estaba en ese momento actuando. Las canciones me las fui aprendiendo poco a poco, con la ayuda de mi tía querida Martha que es como una madre para mí, ella me las cantaba y yo me las aprendía. Todo empezó así: como la novela de Alejo creó gran conmoción y mucho teleaudiencia entonces hicieron un concurso en  Barranquilla que se trataba de quien imitara mejor a Alejo Durán. _MG_0271Yo me entero del concurso cuando  mi hermana mayor me dice llena de emoción: “Jeison, vas a ir a cantar como Alejo en un concurso de televisión”. El concurso lo llevaba a cabo el canal Telecaribe,  y como director estaba el actual reconocido locutor ‘Alí Guerrero’. Para ese concurso mi familia me preparó con todo lo necesario, mi abuelo querido, que es como mi padre, me compró el cassette de la música de Alejo, mi tía Martha me ponía la música en el equipo y me la repetía y yo me la aprendía, mi abuela con mi mamá me compraron la ropa igual a la de Alejo, un sombrero vueltiao, una mochila, unas sandalias, o sea la vestimenta igual a la de Alejo. Llegó el gran día del concurso. Me presenté junto a varios niños de mi edad y mayores que yo. Todos los niños participamos y por elección del público y del jurado yo gané.

El premio era un acordeón pequeño de los que uno cree que son de juguetes, pero ellos suenan muy bonitos. En ese mismo momento varios medios televisivos le propusieron ami mamá que yo grabara unas cuñas para un banco y programas de televisión. Lo primero que hice al llegar a casa fue sacar mi acordeón, que aún no sabía tocar, pero al cabo de varios días ya tocaba la canción de Alejo ‘La cachucha bacana’, sacada a oído. A mi mamá le recomendaron una academia de vallenato y me llevó a dicha academia, la cual me hicieron prueba de talento y me otorgaron una beca para ir puliéndome como cantante. En la academia pertenecí a un conjunto vallenato de niños de 4, 5 y 6 años de edad. Fuimos demostrando nuestro talento -que Dios nos dio- en muchos festivales y eventos por Colombia. La academia se llama Teotiste Araujo de Molina, por intermedio de ella, recuerdo que tenía 5 años de edad cuando participamos en el Festival de la Leyenda vallenata, el evento más importante de nuestro folklore, que se celebra en la tierra del vallenato, la hermosa Valledupar, donde tuve el honor de conocer a grandes patriarcas del folclor vallenato, como el difunto Leandro Díaz compositor de ‘Matilde Lina’.images (3)También conocí al cantante Daniel Celedón, tío de Jorge Celedón. Esa noche fue para mí una noche mágica, miles y miles de personas nos aplaudían, nos elogiaban y teníamos derecho a una canción y el público aclamándonos pidió otra, y se las brindamos.

También participamos en el Festival Cuna de acordeones. A mis 6 años de edad fue mi primera experiencia de grabación en los estudios del reconocido cantante ‘Beto’ Zabaleta y el Rey vallenato, el maestro ‘Beto’ Villa.

Tuve un alto en mi carrera musical, pues a mi padre nunca le ha gustado que  yo sea cantante por cuestiones religiosas, y decido darle un alto a la carrera artística. A mí, sin embargo, las ganas de cantar nunca se me han quitado a pesar de los golpes fuertes de la vida pues mi Dios bendito siempre me da la mano y me da refugio. Yo cantaba en el colegio y seguía sacando melodías de Alejo en  mi pequeño acordeón. A  los 9 años recién cumplidos, viajo a Venezuela con mi madre y mis hermanas, y allí  empezó una nueva vida,  todo era muy distinto y la música vallenata muy poco se escuchaba. Continué mis estudios en Caracas, y al cabo de unos meses ya pertenecía al coro del instituto educativo, pues una profesora de música me escuchó cantar.

images

Mi pasión siempre ha sido cantar y cantar mi vallenato, pero esta vez me tocó cantar música llanera, folklore venezolano. Pero nunca dejé mis vallenatos del alma. En el colegio me agarraron mucho cariño por mi carisma, mi asento gracioso de costeño, y por mi manera de cantar. Gane concursos como el Canta claro, donde cantando la canción  “Alma Llanera” puse en alto el nombre de mi colegio. A los 13 años de edad  viajé a Barranquilla a vivir una temporada con mi papá, y participé en un concurso de la novela “Oye Bonita” con el canal Caracol, con más de 170 participantes quedé junto a otro niño que también cantaba muy bien para la eliminatoria final en Bogotá. También en esos meses que estuve en Barranquilla Dios me dio el don de componer y nació mi primera canción titulada El bomboncito, canción jocosa, movida, con ritmo de la nueva ola. En vacaciones de diciembre viaje a Venezuela  y entre sentimientos y alegrías decido quedarme nuevamente con mi mamá y hermanos. CD PONCHO 2

En esta nueva estadía en Venezuela conozco por casualidad a un venezolano que andaba en el mundo de los acordeones, y por intermedio de él se me abren otra vez las puertas del vallenato,  Un 20 de julio de 2012 se celebraba en el país vecino la Independencia de Colombia y allí  conocí  unos muy buenos  músicos y me invitaron a montarme en la tarima, canté con ellos y me fue muy bien y deje muy emocionado al público y a  los animadores. Fue algo improvisado, pues ese día  llegué bien temprano y hable con los patrocinadores y organizadores del evento ‘Colombia, tierra de  magia y encanto’. Ellos me dieron oportunidad en tarima, para lucir con la nueva agrupación. Después siguieron los toques y eventos. También fui invitado a varias emisoras en Caracas,  a  los radio escucha les gustaban mucho mis canciones. También formalicé una agrupación vallenato llamada ‘Jei Cardona y el swing vallenato’, con la que dimos a conocer un vallenato de calidad, el vallenato autóctono, y el resultado no se hizo esperar, pues terminamos presentándonos en la independencia de Colombia en el Poliedro de Caracas, como teloneros de Silvestre Dangond.poncho-zuleta-yo-me-llamo-mi-hermano-y-yo

Cuando supe del concurso en Colombia, mis amigos me animaron y en forma rápida, si se quiere contra el tiempo, me desplacé a Barranquilla y me inscribí en el concurso, logré pasar todos los filtros en Barranquilla para viajar a Bogotá y pase también los filtros en la capital para quedar inscrito oficialmente en el concurso. El recorrido en “Yo me Llamo” fue muy positivo, porque con la ayuda de los maestros que lo asesoran allí, uno progresa como artista, también por los contactos que uno conoce, y tuve el enorme privilegio de recibir el aval del maestro ‘Poncho’ Zuleta, quien me dio muchos consejos donde me indica que siga por el camino del vallenato vernáculo.

Al salir del programa y llegar a Valledupar para el Festival Vallenato 2017, me encontré con el maestro Poncho, quien me invitó a cantar con él en las presentaciones oficiales que tenía en el Festival, fueron doce presentaciones que hice con él, y hasta una canción mía tiene que puede ser grabada próximamente._MG_0282

Hoy soy Jei Cardona, ‘La ley del Vallenato’, con el vallenato puro recorriendo mis venas y mi corazón, cantando que es lo que me hace feliz y llena mi espíritu, y por lo tanto siendo feliz, quiero triunfar con esta música para dejarla bien en alto, y vivir de forma digna de la mano de Dios y con mi familia. Agradeciéndole a todo aquel que me ha dado la mano y me ha ayudado a crecer y a salir adelante.

Sin quedarse atrás, Pipe Bueno en medio de lágrimas por la historia detrás de este personaje, quien dedica todo su trabajo y paso por Yo Me Llamo a su hija, lo llenó de elogios:

“Lo que hiciste en el escenario demuestra profundamente lo que el amor por un hijo es capaz de lograr, te quiero felicitar, que Dios te bendiga y simplemente me pareció fenomenal lo que saliste a hacer esta noche”, resaltó Pipe Bueno.

Compartir.

Acerca del Autor

Estela Monterrosa

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3017319564

Los comentarios están cerrados