Cuando los síntomas respiratorios no responden al tratamiento

404

Existen diferentes formas de manifestación de estas dificultades de salud, por lo que se hace importante conocerlas y tratarlas de forma adecuada. 

Por Nelson L. Turcios  

La tos es un síntoma común causante de numerosas consultas médicas. Comúnmente, tos de bronquitis aguda es causada por infección respiratoria viral que dura de 1-3 semanas. La tos es crónica cuando persiste por 4 semanas o más y puede ser causada por enfermedades comunes y no comunes. Entre las causas de tos crónica, tos habitual – una entidad única sin origen orgánico – característicamente está ausente cuando el individuo duerme. La tos involuntaria persistente es considerada una condición funcional. En condiciones respiratorias funcionales consisten de síntomas respiratorios persistentes  en la ausencia de causa orgánica identificable. Otras afecciones respiratorias incluyen hiperventilación, frecuente aclaración de garganta, estornudos paroxísticos, disfunción de cuerdas vocales y tics (constante olfateo, gruñidos, etc.).

Observaciones clínicas en individuos diagnosticados con tos habitual revela que todos tenían los mismos síntomas: tos seca, repetitiva, explosiva como “ladrido de perro”, presente por varios meses, predominante durante el día; pero, ausente cuando  estaban dormidos y durante actividades placenteras y ejercicio. Inicialmente, todos fueron diagnosticados con asma. Ninguno mejoró con medicinas para asma, antibióticos, y supresores de la tos. La edad osciló entre 4 años y 18 años (mayoría entre 8-14 años) y con igual distribución sexual. Múltiples evaluaciones clínicas, radiológicas, función pulmonar y endoscópica resultaron negativas.

Otras causas de tos pueden entretenerse antes de considerar tos funcional, aunque las características únicas de tos habitual fácilmente la distinguen de tos de origen orgánico, causada por inflamación o anormalidades anatómicas de vías respiratorias.

El asma es la causa más común de tos crónica. Aunque un  “silbido en el pecho” caracteriza el asma; pero, la tos crónica puede ser el único síntoma en algunos pacientes. Sin embargo, la tos del asma típicamente se agrava con actividad física y en contraste con tos habitual, se manifiesta cuando el paciente duerme y es frecuentemente despertado por ataques de tos.

La Traqueomalacia y broncomalacia  son causadas por debilidad del soporte cartilaginoso,  resulta en inestabilidad traqueo-bronquial que interfiere con movimiento de secreciones y produce tos persistente. Estas condiciones ocurren durante los primeros dos años de vida; pero, pueden causar problemas en niños mayores. La tos en estas condiciones puede ser similar a la tos habitual; pero, la respiración profunda durante el ejercicio agrava la tos de traqueomalacia; pero, no la tos habitual.

 La Bronquitis bacteriana prolongada también puede causar tos crónica predominantemente en niños pequeños, candidatos improbables de tos funcional, Ocasionalmente, puede ocurrir en niños mayores. Estos pacientes se diferencian de individuos con tos habitual por su edad y por la tos nocturna que frecuentemente interrumpe el dormir.

La Tosferina causa tos de característica espasmódica asociada con náuseas o vómitos. El “gallito” frecuentemente está ausente en niños vacunados. La Tosferina puede considerarse en niños y adultos vacunados con tos persistente por 2 semanas o más y sin enfermedad pulmonar subyacente. Como con otras causas de tos orgánica, tosferina generalmente perturba el dormir, en contraste con la tos habitual que está ausente durante el sueño.

La Tos prolongada ha sido atribuida al reflujo gastroesofágico. Sin embargo, no existe evidencia causal. Sinusitis, goteo post-nasal y síndrome de vías aéreas superiores también se les atribuyen relaciones causales. La asociación radiológica sugestiva de sinusitis probablemente resulta de inflamación simultánea de vías aéreas superiores e inferiores y no representa relación causal. Goteo post-nasal y síndrome de vías respiratorias superiores carecen de credibilidad. El escepticismo es justificable antes de atribuir relaciones causales de tos crónica a éstas explicaciones controversiales.

La tos habitual usualmente es precipitada por conflictos emocionales o psicológicos, que conducen a la transformación en un síntoma físico protector. Este síntoma puede sugerir enfermedad orgánica; pero, frecuentemente “no hace sentido clínico”. La Tos habitual, entonces tiene  dos funciones: “ganancia primaria” que mantiene el conflicto estresante fuera del conocimiento consciente y “ganancia secundaria” que ayuda al individuo a salir de una situación difícil y ganar simpatía. Estos pacientes  frecuentemente están mínimamente perturbados por la tos, probablemente porque ésta resuelve el problema.

La tos habitual interrumpe la vida de pacientes y familias y puede resultar en considerables problemas. No existe medicina efectiva. El tratamiento incluye sugestión e intervención psicológica.

La radiografía de tórax y las  pruebas de función pulmonar son suficientes para reasegurar al médico y familia el improbable origen orgánico de la tos. El  cese de la tos con una sesión de terapia es la forma de verificar o confirmar hasta a los más incrédulos.  El reconocimiento temprano de tos habitual que  es esencial para evitar un tratamiento inadecuado y perpetuación de la desesperante tos, de tal forma podemos concluir que no es un problema menor y que se debe consultar y seguir oportunamente las indicaciones de un médico.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados