Parque de la Convivencia de Malambo, ¿convivencia para quién?

6280

Ahora los niños del sector, si van a jugar al parque, deben hacerlo en horas del día, exponiéndose al humo de la droga y con el riesgo de que algún ‘coleto’ le haga un daño a los ‘pelaos’.

Por: Manuel J. Anaya 

Hace poco más de siete años, en tiempos del primer mandato del gobernador Eduardo Verano, fue “terminado” entre los barrios El Tesoro y Montecarlos del Municipio de Malambo, el Parque de la Convivencia, el cual cabe resaltar que nunca fue entregado o inaugurado oficialmente.

El parque fue construido con la finalidad de ser un espacio de sano esparcimiento para la comunidad y como una manera de disminuir el número de jóvenes que se sumergen en el deplorable mundo de las drogas. Lo que no sabían (o sí sabían, pero no le dieron importancia) el señor Gobernador y su comitiva es que paradójicamente dicho parque ha sido lugar de encuentro de viciosos de todas las edades, que a cualquier hora del día se reúnen a consumir droga.

Parque

Imagen del parque en etapa de construcción. Tomado de: Gobernación del Atlántico.

“El Gobernador Verano de la Rosa resaltó la manera como los recursos de la Sobretasa a la Seguridad permite construir estos espacios para la convivencia ciudadana y que desde ya comienza a disfrutar la comunidad en general”. Lo anterior se manifiesta en la página web de la Gobernación del Atlántico, en publicación que data del año 2011

IMG_20170409_160958

Estado de deterioro en el que se encuentra el parque.

Actualmente se vive una realidad muy diferente de lo que planteaba la Gobernación del Atlántico cuando puso en marcha el proyecto del Parque de la Convivencia del barrio El Tesoro. Del Polideportivo construido queda solo una cancha de baloncesto, la cual se mantiene gracias a que un equipo local tiene la cancha como su sede. De lo que se ideaba como una concha acústica, solo construyeron una tarima con un techo que tiene prácticamente solo la estructura metálica y en pos de corroerse debido a la oxidación. De la zona de juegos con resbaladeros y columpios solo quedan algunos troncos de madera que unos pocos jóvenes utilizan para ejercitarse algunas tardes, y por las noches, al igual que casi siempre, sin importar la hora, se convierte en el ‘fortín’ de diferentes grupos de hombres y mujeres que llegan al lugar a consumir vicio.

En materia de seguridad queda poco a la imaginación, la Policía Nacional aparece literalmente solo cuando les da la gana, y a cualquier hora se presentan atracos en el parque, mucho más en la noche debido a que se convierte en una gran área de penumbra.

Se planea instalar wifi libre en el parque y mis preguntas son: ¿Es que no piensan en la comunidad o están de lado del bandido?, ¿cómo van a instalar red wifi gratis en un parque que frecuentan consumidores de droga y en la noche es una sola oscuridad?, ¿acaso le ven cara de quién sabe qué a la comunidad al realizar una obra sin lo que trae consigo? Sean inteligentes por favor, recuperen el parque y que haya al menos un par de policías allí de manera permanente. Es una cosa sencilla, como dicen mis papás: ‘si van a hacer las cosas háganlas bien para que se agradezca’.

IMG_20170409_161152

Basura acumulada en un costado del parque.

Últimamente se ha venido presentando un serio problema con el tema de la iluminación, así como el mantenimiento y amoblamiento del parque. La empresa encargada, Dolmen S. A., brilla por su ausencia, haciéndose los de la vista gorda al igual que la Alcaldía Municipal, ante los constantes llamados a realizar mantenimiento del parque en general y específicamente de las luminarias, que desde hace más de dos meses tienen al lugar completamente a oscuras.

Algunos ciudadanos se han manifestado, como el periodista Andrés Rodríguez Barros, quien a mediados del año pasado escribió una crónica en LaCháchara.co, manifestando los puntos débiles del Municipio, incluyendo los relacionados con el parque. Ante esto, el señor alcalde Efraín Bello Camargo y la empresa Dolmen actuaron de manera casi inmediata al ver el eco que esta nota causó en la comunidad malambera. Pero como en el país del Sagrado Corazón todo es así, al señor Bello Camargo se le olvidó que eso no es labor para quedar bien ante la comunidad sino que es su responsabilidad, la cual asumió desde enero del 2016 cuando tomó posesión como alcalde municipal. Señor Alcalde, no espere a que la comunidad le reclame por las cosas que evidentemente tiene que trabajar como burgomaestre, póngase los pantalones y afronte las situaciones que afectan al pueblo de Malambo, ¿o es que acaso se le olvidó el jingle de su campaña electoral, ‘bello, bello, Malambo es bello’? ¡A mí y a muchos no se nos ha olvidado eso!

IMG_20170331_221124

Imagen del parque en horas de la noche.

Espero que esta nota que escribo sirva como recurso para que por fin el parque vuelva a ser lo que fue en sus primeros meses, donde personas de todas las edades disfrutábamos un rato de esparcimiento. Recuerdo esa época de colegio en la que salíamos de clase a almorzar y a jugar un partido de micro con los amigos de la cuadra. Ahora los niños del sector, si van a jugar al parque, deben hacerlo en horas del día, exponiéndose al humo de la droga y con el riesgo de que algún ‘coleto’ le haga un daño a los ‘pelaos’, cosa que gracias a Dios no ha pasado, pero no hay que esperar a que suceda.

Piensen por un momento en la comunidad, dejen a un lado el billete que les queda por ‘x o y’ contrato, que Dios proveerá, y si fuese que la falta de dinero matara, ya muchos de nosotros los pobres estuviéramos muertos. Pónganse las pilas y a trabajar como se debe, que sé que la comunidad los apoyará incondicionalmente.

Compartir.

Acerca del Autor

Tu Cháchara

Ciudadano Caribe

Los comentarios están cerrados